Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL DOMINGO 24 s 12 s 2006 ABC Virtual golpe de Estado en el relevo de poder en Turkmenistán MAR CASPIO El país permanece cerrado, y el Ejército en máxima alerta, mientras la oposición pide ayuda a Ucrania para poder celebrar unas elecciones democráticas RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El forcejeo para ocupar el puesto que ha dejado vacante la repentina muerte del dictador turkmeno, Saparmurat Niyázov, empieza a tomar intensidad y a adquirir envergadura internacional. Turkmenistán, el quinto productor mundial de gas y poseedor de casi el 30 por ciento de las reservas del planeta de esa preciada materia prima, se encuentra en una región muy sensible del globo terráqueo. Hay mucho en juego en el país centroasiático, no sólo para sus pobladores y la clase dirigente, sino también para los estados vecinos y las principales potencias mundiales. dos en el extranjero han dejado de expedir visados y todas las fronteras de Turkmenistán están cerradas. Lo que pasa dentro del país es un auténtico misterio. La única información es la que facilitan los partes oficiales. Ayer, Berdimujammédov lanzó un mensaje a la comunidad internacional, espe- KAZAKISTÁN Tasauz EUROPA Krasnovodsk UZBEKISTÁN TURKMENISTÁN Kum- Dag Sumbar Kizyl- Arvat Desierto de Karakum Chardzhou Mary Kerki Ashkhabad Bajram- Ali Meseta de Karabil Tedzen IRÁN 0 Km 200 AFGANISTÁN Expectación El hecho de que la transición hacia la designación de un nuevo jefe del Estado haya comenzado con una medida anticonstitucional adoptada por un órgano carente de legitimidad ha contribuido a hacer que aumente aún más la expectación. El jefe del Estado en funciones hasta la toma de posesión de un nuevo líder elegido en las urnas debería haber sido Ovezgueldí Atáyev, el presidente del Medzhlis (Parlamento) y no Gurbangulí Berdimujammédov, designado clandestinamente por el Consejo de Seguridad, órgano que no posee atribuciones para ello. Pero, en países con tradición dictatorial, el que demuestra tener la sartén por el mango es el que se lleva el gato al agua. El viernes, un día después de la muerte de Niyázov y a petición de Berdimujammédov, los diputados destituyeron a Atáyev y le entregaron a la Justicia. La prensa rusa sostiene que detrás del golpe de Estado está Akmurad Redzhépov, el jefe de la guardia personal del difunto presidente. Redzhépov, según el diario ruso Kommersant, contaría con el apoyo del Ejército y de las fuerzas de seguridad. De él, al parecer, habría partido la orden de cerrar el país a cal y canto y de impedir a toda costa que regresen del exilio los dirigentes de la oposición. Desde el jueves, el Ejército se encuentra en estado de máxima alerta, los consula- ABC N cialmente a los estados que compran gas turkmeno, asegurando que los suministros continuarán garantizados. Seguiremos siendo un socio fiable y cumpliremos estrictamente nuestros compromisos sin permitir que ningún suceso altere nuestros suministros decía el comunicado leído ante las cámaras de televisión por el nuevo hombre fuerte de Turkmenistán. Mientras tanto, la oposición en el exilio se da cita en Ucrania. Nurmujammed Janámov, antiguo embajador en Turquía y líder del Partido Republicano de Turkmenistán, declaró ayer en Kiev que piensa pedir ayuda al presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, para conseguir que en su país se celebren unos comicios auténticamente democráticos. El entierro tendrá lugar hoy en Kipchak, la villa natal del Niyázov. Un gigantesco retrato del fallecido dictador Niyázov es retirado de un edificio de Ashjabad, la capital de Turkmenistán REUTERS La geopolítica y los distintos proyectos de trazado del gasoducto turkmeno R. M. MAÑUECO MOSCÚ. La situación geográfica de Turkmenistán, con costa a un mar cerrado como es el Caspio, obliga a depender de los vecinos para tender las tuberías que trasladen su gas al mercado internacional. Las distintas propuestas que hay sobre la mesa en cuanto a las alternativas para la ruta de la red de gasoductos ponen el descubierto el titánico pulso que mantienen las potencias mundiales y regionales. De momento, el territorio ruso está siendo el único camino para la comercialización del gas turkmeno. La vieja red de gasoductos construidos en la época soviética sigue utilizándose. Desde ahí, el carburante es bombeado hacia Ucrania, el principal comprador de gas turkmeno, Georgia, Moldavia, Armenia, algunas zonas de la propia Rusia y la Unión Europea. Por supuesto, el Kremlin desea mantener el actual estado de cosas. Washington, por el contrario, hace tiempo que intenta convencer a Ashjabad para que se conecte, a través del fondo del Caspio, con el gasoducto que une Azerbaiyán con la costa turca del Mediterráneo, desde donde sería enviado hacia Occidente. EE. UU. ofrece así a Turkmenistán la posibilidad de vender su gas a mejor precio. Los dictadores centroasiáticos, sin embargo, temen depender de un país que puede exigirles reformas democráticas y, en ese sentido, prefieren apostar por Rusia. Irán también ha ofrecido a Turkmenistán su territorio para construir una tubería hasta el Golfo Pérsico o hacia el este, para suministrar gas a Pakistán e India. Pero EE. UU. se opone a ese proyecto y las autoridades turkmenas no parecen desear que surjan complicaciones con la potencia mundial. Otro trazado para el gaseoducto contempla Afganistán, hasta el Mar de Arabia por Pakistán.