Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 24- -12- -2006 ABC ESPAÑA www. abc. es Un soldado español vigila el aeropuerto de Mazar- i- Sharif, en el norte de la ciudad del mismo nombre, dentro del contingente que España ha enviado a Afganistán AFP Militares en Afganistán denuncian decenas de ataques de los que no ha informado el Gobierno Al menos doce ataques a helicópteros, nueve obuses contra la base española y tiroteos con los talibanes s Antes de que nos retiremos habrá más bajas PALOMA CERVILLA MADRID. A España no llega nada de lo que realmente pasa aquí. Día si, día no, se produce un tiroteo y, al principio, ir a Afganistán tenía su atractivo, pero ya no sé cuánta gente está dispuesta a ir allí Este testimonio de primera mano de un oficial que forma parte del contingente español en este país asiático, desplegado en Herat, Kabul, Qala i Na y Manás (Kirguizistán) refleja la realidad que, según su testimonio y el de otros mandos militares, se trata de ocultar, para no reconocer que, como dicen ellos, estamos en la peor época, a nivel de inseguridad, de los últimos dos años De hecho, se han producido al menos una docena de ataques a helicópteros españoles, que han sido dañados por las balas, disparos de obuses a la base, que se ha convertido en un fortín siempre en alerta, y los tiroteos con los talibanes son habituales. Parece recordar, aseguran, a la situación vivida en la base de Diwaniya, en Irak. Aunque el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha deslizado en los últimos meses mensajes advirtiendo del aumento de la peligrosidad en la misión española, las fuentes militares consultadas por ABC afirman que la realidad es mucho peor de lo que se dice y que la situación se está recrudeciendo a pasos agigantados El aumento de los ataques a helicópteros- -entre diez y doce desde el pasado mes de julio- -y de las operaciones de aeroevacuación- -más de treinta en tres meses- -es el ejemplo más claro de lo que está ocurriendo. Tayikistán Kabul Herat Qala i Naw AFGANISTÁN Pakistán Alerta Charly En el caso de los ataques a helicópteros, los militares afirman que en España sólo se da información cuando hay heridos y desvelan, según sus testimonios, que en agosto hubo que cambiar algunas piezas de estos aparatos, sobre todo las palas, por haber recibido varios impactos de bala. Los ataques a helicópteros están muy relacionados con las tareas de aeroevacuación, que entrañan un gran peligro y que consisten en la recogida de heridos afganos o militares, volando a baja altura y siendo conscientes de que, apostados N 300 km en la rocosa geografía, se suelen situar los talibanes Son operaciones de mucho riesgo y hay mucho estrés cuando realizamos esos vuelos. Tratamos de volar lo justo y necesario porque, cada vez que despegas, te juegas la vida señalan a la vez que advierten de que antes de que nos retiremos de Afganistán, habrá más bajas Pero el peligro no sólo está latente en las operaciones de vuelo. La base de Herat, donde se encuentran más de doscien- tos militares, el hospital de campaña, así como aviones y helicópteros militares, entre otro material, se ha convertido en un castillo fortaleza donde nos estamos defendiendo y donde se han organizado patrullas para garantizar la seguridad Una actividad normal, pero que se agrava después de que, el pasado verano, al menos nueve obuses impactaran en el perímetro cuyo control corresponde a las tropas españolas que tienen su base en esta zona de Afganistán. Buena prueba de esta situación que describen los afectados es que, el pasado verano, la base de Herat se mantuvo en la denominada alerta Charly la segunda en nivel de peligrosidad. Otra de las actividades que desarrolla el contingente españo, en colaboración con militares de otras nacionalidades- -como los italianos- son las denominadas operaciones de castigo para capturar talibanes. Estas operaciones las llevan a cabo entre ocho y diez ve-