Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 CIENCIAyFUTURO SÁBADO 23 s 12 s 2006 ABC Un filtro elimina los priones de la sangre infectada con el mal de las vacas locas ABC MADRID. Científicos estadounidenses han desarrollado un dispositivo que es capaz de filtrar y eliminar de la sangre los priones, los agentes infecciosos del mal de las vacas locas El nuevo sistema llamado P- Capt garantiza que la sangre de las transfusiones sea más segura y no se utilice sangre contaminada. En estos momentos, no hay ningún análisis eficaz para detectar estas peligrosas proteínas en la sangre que causan la enfermedad. Y los donantes pueden estar infectados sin tener ningún síntoma. De momento, el filtro, diseñado en Centro Médico de Veteranos de Baltimore (EE. UU. ha demostrado que puede prevenir la infección en pruebas con hamsters. El equipo de Robert Rohwer analizó millones de moléculas para descubrir una, llamada L 13, que selectivamente se une al prión (PrP) Tras detectarla, pasaron 500 mililitros de sangre contaminada de hamster a través de un filtro que elimina los glóbulos blancos, una operación que suele hacerse de forma rutinaria en la sangre donada para transfusión. Esa sangre infectada y sin glóbulos blancos fue inyectada en 99 hamsters. De ellos, 15 se infectaron. Pero cuando filtraron la sangre infectada con el nuevo dispositivo que elimina la molécula L 13 y la inyectaron, ningún ratón adquirió la enfermedad. El trabajo acaba de publicarse en The Lancet Una pandemia de gripe podría matar a 62 millones de personas en un año El peso de la enfermedad caería abrumadoramente en países en vías de desarrollo s El informe ha estudiado los efectos de la gripe de 1918 EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. En el caso de que se produjera una pandemia de gripe extendida a todo el mundo, como en el supuesto de una crisis derivada de la gripe aviar, alrededor de 62 millones de personas podrían perder la vida, el 96 por ciento de las cuales serían habitantes de países en vías de desarrollo. Así lo estima un informe de la Universidad de Harvard, que ha trasladado al momento presente (datos de población y situación sanitaria en 2004) los registros relacionados con la pandemia de gripe que sufrió el mundo entre los años 1918 y 1920. La extrapolación de los datos de esos años en 27 países ha llevado al equipo dirigido por el profesor Christopher Murray a considerar que entre 51 y 81 millones de personas podrían morir en un año si una pandemia de efectos semejantes volviera a afectar a un elevado número de países. Hasta la fecha se habían barajado al respecto distintas estimaciones, que variaban entre las que vaticinaban una mortalidad de 2 millones de personas a las que la elevaban la cifra a 360 millones e incluso la situaban por encima de los 1.000 millones de personas. Sin embargo, se trataba de apreciaciones basadas en relatos históricos y no en datos cuantitativos, como sí ha hecho el equipo de la Universidad de Harvard. Su informe, publicado en el último número de la revista científica The Lancet ha tenido en cuenta las muertes registradas en cada país en el periodo 1918- 1920 a causa de pandemia de ese trienio, así como la tasa habitual de mortalidad de cada sociedad y la situación sanitaria que éstas presentaban a comienzos del siglo XX. El patrón se repite Las conclusiones indican que las personas con mayores ingresos económicos se verían menos afectadas por la pandemia que las masas más empobrecidas. Nuestros resultados indican que, sin tener en cuenta lo letal que pueda ser el virus, el peso de la próxima pandemia de gripe recaerá abrumadoramente sobre los países en vías de desarrollo, como sugiere la pandemia de 1918- 1920 según Murray. La investigación se presenta en The Lancet junto a un comentario de Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, que incluye consejos para mitigar el efecto de una cri- Autoridades sanitarias de Seúl, ayer, antes de examinar una granja AP sis así en el Tercer Mundo. Ferguson destaca como parte de la solución la conveniencia de que los países pobres mejoren su acceso a vacunas, antivirales y antibióticos. Consciente de que el acceso a esos productos sigue siendo un problema para las naciones en vías de desarrollo, Ferguson apunta que deberían acordarse medidas de salud pública como el cierre de escuelas, el establecimiento de cuarentenas en determinadas áreas y el uso de mascarillas. De todos modos precisa que deben realizarse más estudios para determinar si la adopción de medidas de este tipo realmente podrían retrasar o reducir el efecto de la pandemia. Más información: http: www. hsph. harvard. edu facres mrry. html El Discovery aterriza sin problemas tras pasar trece días en el espacio EFE CABO CAÑAVERAL. El Discovery, con 7 tripulantes a bordo, aterrizó anoche, finalmente, en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida) tras cumplir con éxito una misión de trece días a la Estación Espacial Internacional. El aterrizaje de la nave sobre la pista 1- 15 con sus luces de guía encendidas ocurrió a las 23,35 hora española en un segundo intento y en medio de nubes altas y vientos que no pusieron en peligro la seguridad de la nave. Felicitaciones por lo que posiblemente haya sido la misión más complicada de las realizadas hasta ahora dijo el control. Estoy orgulloso del equipo de la NASA y les deseo unas felices fiestas dijo el comandante de la nave, Mark Polansky. Después de cancelar el primer intento de descenso en el Centro Espacial Kennedy debido a las malas condiciones del tiempo en la zona, la NASA había previsto la posibilidad de realizarlo en la base Edwards de la Fuerza Aérea, en California. Incluso se especuló con retrasar al menos durante un día más el aterrizaje. Momento en el que el transbordador aterriza en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral EPA