Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 12 06 TENDENCIAS 50 S 6 LOS SÁBADOS DE Colgante en amatista y cuarzo coñac, de Elio Berhanyer, lo mismo que los pendientes de lazo y amatistas Pendientes largos de Roberto Torreta en oro y ópalo rosa muy claro, casi blanquecino Diseñadores La moda se hace joya Combinan la ropa con el oro y las gemas, y todos los años sacan al mercado una nueva colección que refleja las joyas de Ángel Schlesser, Devota Lomba, Torreta, Pernas y Elio Berhanyer POR CARMEN FUENTES Sortija de cuarzo citrino con garras, de Devota Lomba ste nuevo concepto de joyería renovable cada temporada, viene este año cargado de piedras olvidadas, de gemas de colores inusuales, de eslabones perdidos en el tiempo, de tallajes invertidos y de pieles sofisticadas, porque la moda es renovación y nuestros estilistas los mejores exponentes para sacar y cambiar conceptos, para crear y dar forma a nuevas piezas. Cadó, la empresa valenciana de joyería mayorista, ha puesto un año más a disposición de estos diseñadores el muestrario más moderno de la gemología. Y ellos, según su estilo y personalidad han creado lo que querían, de acuerdo siempre con su concepto de moda. Esta temporada se ha ampliado la plantilla con Elio Berhanyer que representa el lujo y un gusto estético diferente. También una clientela, que va de 40 a 55 años. Berhanyer ha ideado joyas en amatista y cuarzo coñac, de formatos grandes y en oro amarillo de 18 quilates, como los E demás diseñadores. Elio traía unos bocetos que daban ganas de enmarcarlos. Tiene las ideas muy claras de qué hacer e, incluso ha trasladado a sus joyas detalles de su pasada colección de Cibeles, como los lazos en las cadenas asegura Susana Pérez, directora de la marca Cadó, que asegura que Elio aporta el clasicismo de la ropa a la joya en una simbiosis perfecta. Roberto Torreta siempre tuvo un acentuado estilo punki a la hora de hacer joyas y en esta colección lo ha llevado hasta el límite preciso pero sin pasarse, pues la idea de poner gemas que, en un principio parecen agresivas, la ha suavizado. Ha hecho piezas superfemeninas. Con las tachuelas de la ropa o los ojetes de los cinturones hace brazaletes en oro y serpiente aller, de lo más moderno. Y qué decir de las piedras que utiliza para collares, colgantes, sortijas o pendientes, en ojo de halcón azul muy intenso y en ópalo rosa pálido, casi blanquecino. Estas gemas vienen de Brasil, el país de la piedra semipreciosa. Antonio Pernas utiliza el recurso del hilo de oro salomónico, retorcido, con el que crea un efecto muy barroco, y para suavizarlo incrusta cabujones lisos. Utiliza la ágata blanca y la adularia, en salmón y gris, en unas creaciones de lo más vanguardistas. Ángel Schlesser busca volúmenes atractivos, casi escultóricos y formas amorfas para el cuarzo cristal de roca, casi transparente y el cuarzo fumé. Este cristal de roca (que representa el no color) va muy bien con su ropa y aunque a España todavía no ha llegado la moda, como en Italia o en EE. UU, dentro de un tiempo el cristal de roca será un boom en joyería. Devota Lomba concibe las joyas con anillos de garras clásicas, pero reinterpretados, porque lo que ha hecho es cambiar las proporciones y hacerlas más modernas. Usa la amatista light y el cuarzo citrino light y los 5 diseñadores han interpretado los eslabones de oro de los años 70 ó 80 adaptándolos a sus diseños.