Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 12 06 GASTRONOMÍA La Rioja Eiffel forjó las bodegas de CUNE De los regalos de Navidad, el vino es la estrella. La Rioja es una D. O. que elabora mucho vino, y las bodegas CUNE, con sus 130 años de vida, todo un símbolo. Hoy recuperan, para enseñarla al público, la gran nave de vinificación que Gustav Eiffel les construyó a finales del XIX TEXTO: CARMEN FUENTES FOTOS: ABC radición, innovación y ubicuidad son los pilares en los que se sostiene la Compañía Vinícola del Norte de España (CUNE) desde que, allá por 1879, Eusebio Real de Asúa fundara en La Rioja (en el barrio de la estación de Haro) uno de los más prestigiosos templos del vino español. No deja de tener gracia que un problema de salud forzara la mudanza de Eusebio Real, desde su nativa y húmeda Bilbao, a la seca Haro que, por entonces, empezaba los inicios de su época dorada como ciudad del vino Fueron pioneros tanto en técnicas vinícolas como en arquitectura del vino, pues fue Gustav Eiffel quien construyó los pilares en los que se sostenía, y aún se sustenta, parte de la bodega, pilares en los T que se han apoyado cinco generaciones, ayudando a crear el prestigio y la imagen de La Rioja. En CUNE fueron también pioneros en la vinificación por gravedad. El hombre de hierro En este momento, CUNE está en plena recuperación de la histórica nave de vinificación, ideada por el máximo exponente de la arquitectura del hierro de finales del siglo XIX, Gustav Eiffel. No se sabe muy bien cómo llegó el ingeniero Eiffel a La Rioja, pero debieron de ser los emprendedores e innovadores hermanos Real de Asúa los que en sus viajes por Francia decidieron contratarlo para que les construyese su nave Se trata de un gran espacio, de muros de piedra de sillería y tejado con la estructura de hierro. Esta nave, que toda la vida se había utilizado para elaborar vino en barricas, una vez acabe de restaurarse, va a seguir cumpliendo su función, pero también se va a mostrar al público, porque la obra de Eiffel merece la pena. Eiffel tardó 17 años en construirla y fueron los fundadores de la bodega, que eran unos avanzados, quienes conectaron con él. Eiffel tardó 17 años en construir la nave de vinificación para los hermanos Real de Asúa, fundadores de la Compañía Vinícola del Norte de España, CUNE. Hoy están recuperándola para mostrarla al público