Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL SÁBADO 23 s 12 s 2006 ABC El primer ministro francés se considera víctima de mentiras y calumnias Villepin fue interrogado como testigo durante 17 horas en el caso Clearstream AFP PARÍS. El primer ministro francés, Dominique de Villepin, se ha tomado a partir de ayer unos días de vacaciones en familia tras protagonizar una comparecencia judicial maratoniana, de 17 horas, como testigo ante los jueces del caso Clearstream. Sereno, dijo a los periodistas que le esperaban a la salida del Tribunal de Gran Instancia de París, que estaba contento por haber podido aportar su testimonio en este caso en el que ha sido víctima durante muchos meses de calumnias y de mentiras Se trata de una duración excepcional, de lo nunca visto en los anales judiciales franceses en lo tocante a un interrogatorio de alguien convocado como simple testigo y, más aún, teniendo cuenta que se trata de un primer ministro, destacaron ayer los analistas. Villepin justificó la larga duración del interrogatorio en que se había esforzado por responder al conjunto de las preguntas con la mayor precisión posible, preocupado porque avance la verdad A su entorno, Villepin confió que el trato de los jueces fue cortes y que todo fue muy bien según el diario Le Figaro Nunca antes, la Justicia francesa había citado a declarar a un primer ministro en una investigación judicial en curso por hechos referidos a su acción en tanto que miembro del Gobierno. En noviembre 2001, el entonces primer ministro, Lionel Jospin, había declarado en tanto que antiguo primer secretario del Partido Socialista ante un juez que investigaba la presunta financiación irregular de la formación entre finales de los 80 y comienzos de los 90. Compañeros de Karl, ayer en el colegio Albert Camus, donde falleció el niño AFP Desayuno amistoso Unas cinco horas después de haber concluido sus explicaciones ante los magistrados JeanMarie d Huy y Henri Pons, al filo de las 03.00 de la madrugada, Villepin invitó a sus ministros a un desayuno amistoso en Matignon (sede del Gobierno) en vísperas de las fiestas navideñas. A la cita asistieron casi todos los miembros de su gabinete, incluido el ministro de Interior y postulante al Elíseo, Nicolas Sarkozy, quien precisamente es parte civil en el caso Clearstream, una compleja trama de desestabilización de industriales y políticos. También acudió la titular de Defensa, Michele Alliot- Marie, quien a mediados de noviembre compareció como testigo ante los jueces d Huy y Pons, y respondió a sus preguntas durante casi doce horas. Fuentes judiciales consideran improductivos y vejatorios esos interrogatorios maratonianos de testigos. El escolar apaleado en Francia tenía un problema cardíaco El fallecimiento del colegial de doce años, que ha conmocionado al país galo, pudo deberse a una malformación coronaria ABC PARÍS. La muerte el jueves de un escolar de doce años apaleados por varios de sus compañeros del colegio Albert Camus en los alrededores de París ha producido un fuerte impacto en la sociedad francesa, reabriendo de manera trágica la cuestión de la violencia escolar en el país vecino. Al parecer, Karl sufrió una parada cardíaca debido a una malformación coronaria, según informó ayer el vespertino Le Monde Esa es la principal conclusión de la autopsia efectuada al cadáver den niño, cuya muerte se debió a un choque emocional y no a los golpes recibidos por otro escolar de 11 años, y luego por varios compañeros suyos cuando se encontraba ya en el suelo. Las causas exactas de la agresión aún no han sido dilucidadas, pero, al parecer, algunos niños estaban molestos con la víctima porque les había cogido varias veces el balón, el jueves por la mañana, durante un partido de balonmano. El ministro de Educación, Gilles de Robien, anunció ayer que ha encargado una investigación administrativa para que se haga toda la luz sobre las circunstancias de la muerte del alumno, y los resultados estarán listos antes del final de la vacaciones navideñas. Mientras tanto, un niño y una niña de 11 años que participaron en la pelea están siendo interrogados por la Policía Judicial de Versalles. Grave problema de vigilancia La Federación de Padres de Alumnos ha acusado a la dirección de la escuela y a su profesor de deportes de un grave problema de vigilancia y de acompañamiento El colegio Albert Camus, donde estudian 602 alumnos y en cuya verja ha sido colocada hoy una foto de Karl, es uno de los casi 9.000 establecimientos escolares franceses dotados de medios suplementarios y de mayor autonomía para hacer frente a dificultades de orden escolar y social.