Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 s 12 s 2006 ESPAÑA 21 RELIGIÓN Hoy en Belén os ha nacido un Salvador Mañana por la noche, todos los cristianos celebran el Nacimiento de Jesús. Un relato verificado por los Evangelios y la tradición, y que, más de dos mil años después y pese a la ofensiva laicista, continúa estando de plena actualidad Nacimiento de Jesús Lo envolvió en pañales En Lucas 2, 1- 7, la Biblia nos revela el camino realizado por la Sagrada Familia desde Nazaret hasta Belén, y cómo la Virgen dio a luz en un pesebre. Así lo relata el evangelista: Por aquellos días Augusto César decretó que se levantara un censo en todo el imperio romano. Así que iban todos a inscribirse, cada cual a su propio pueblo. También José, que era descendiente del rey David, subió de Nazaret, ciudad de Galilea, a Judea. Fue a Belén, la ciudad de David, para inscribirse junto con María su esposa. Ella se encontraba encinta y, mientras estaban allí, se le cumplió el tiempo. Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada POR JESÚS BASTANTE MADRID. Mañana por la noche, el milagro de la Navidad volverá a hacerse presente en todos los hogares de nuestro país. Pese a los crecientes impulsos laicistas, esta Nochebuena el niño Dios volverá a nacer en un pesebre, cumpliendo la promesa lanzada por Dios y anunciada por Isaías en el Antiguo Testamento. Mateo y Lucas llevaron a la Historia esta celebración, que da sentido a la salvación cristiana. Los textos evangélicos, pese a todo, continúan siendo vigentes hoy. Jesús nace en un pesebre, y es adorado por los pastores. Poco después, los magos de Oriente acudirán a honrar al Hijo de Dios. Es Navidad, y toda la Tierra se alegra. Un franciscano reza, arrodillado, en la gruta de la iglesia de la Natividad, en Belén unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños. Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor. Pero el ángel les dijo: No tengáis miedo. Os traigo buenas noticias. Hoy, en la ciudad de Belén, os ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: Encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían EPA Jesús es concebido Anunciación y sueño de José El relato bíblico del nacimiento de Jesús arranca con la Anunciación a la Virgen y la decisión de José de no abandonar a María, tras enterarse de su embarazo. Los Evangelios lo relatan en Mateo 1, 18- 25: El nacimiento de Jesús, el Cristo, fue así. Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de unirse a él, resultó que estaba encinta por obra del Espíritu Santo. Como José, su esposo, era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió divorciarse de ella en secreto. Pero cuando estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel (que significa Dios con nosotros Cuando José se despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado y recibió a María por esposa. Pero no tuvo relaciones conyugales con ella hasta que dio a luz un hijo, a quien le puso por nombre Jesús Adoración de los pastores La Buena Noticia Los primeros que acudieron a adorar al Hijo de Dios fueron unos pastores, a quienes se aparecieron varios ángeles. Hoy ha nacido el Salvador anunciaron. Lo reproduce Lucas 2, 8- 20: En esa misma región- -cuenta el Evangelio- -había dicho acerca de él, y cuantos lo oyeron se asombraron de lo que los pastores decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas. Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió tal como se les había dicho Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en una posada Presentación de Jesús El nombre del Mesías A la semana del nacimiento, y cumpliendo las leyes judías, José y María circuncidaron a su hijo y lo presentaron (Pasa a la página siguiente) LA MISIÓN Jesús Higueras SÍ HA VENIDO A LA TIERRA no de los errores actuales de nuestra sociedad es pensar que la Historia se puede interpretar según quién la cuenta. Los evangelistas tienen un interés especial en señalar en qué momento de la Historia viene Dios a la tierra. U Pretender sacar a Jesús de la historia o dudar de la veracidad de los hechos que narran los Evangelios, es como querer decir que toda la vida y las obras de Jesús han sido inventadas por unas personas que tenían un especial interés en engrandecer su figura. Sin embargo, es un hecho cierto y que marca la historia de los hombres, que Dios ha venido a la tierra, que tomó la carne de los hombres para ser un hombre más y que desde entonces algo diferente y nuevo sucede en cada corazón humano. Jesucristo es una persona divina que ha llegado a la historia humana, no para dar un paseo y luego marcharse, sino para implicarse en nuestra historia, meterse y ser el verdadero artífice de la historia de los hombres. Pero la Encarnación de Jesucristo no solamente es un hecho histórico que sucedió en un momento concreto, sino que se puede renovar cada año con el misterio de la Navidad, de tal modo que dejemos que Él tome nuestra carne y aparezca en nuestra historia personal. La Navidad es un acontecimiento profundamente espiritual y no por ello menos real, porque es muy cierto que Dios puede venir a mí. Pero la Navidad sólo puede suceder en aquellos que realmente desean y provocan con su libertad la entrada de Cristo en su vida. Estas navidades, como todos los años, Él volverá a llamar a la puerta. Habrá dos modos de vivir este acontecimiento: por un lado, recordarlo y celebrarlo, y por otro, reactualizar este acontecimiento. Cristo ha venido a mí, se quiere que- dar en mí y quiere que yo sea Navidad. Cada cristiano creyente tiene que procurar no solamente celebrar y vivir las fiestas navideñas, sino hacer que su vida sea una manifestación de Dios. Esto no lo dejamos en un plano espiritual, sino que tenemos que conseguir que afecte a nuestros pensamientos, a nuestras palabras y sobre todo a nuestras obras, para que seamos los cristianos los que demostremos con nuestra vida, que Dios sí ha venido a la tierra, sí cambia la vida de las personas y sobre todo, nos llena de esperanza. Él puede hacer nuevas y diferentes todas las cosas ya que es el príncipe de la paz y le dice al hombre: Yo soy capaz de cambiar tu historia y me quedo en ti, para que todo lo mío sea tuyo y lo tuyo sea mío