Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 s 12 s 2006 ESPAÑA 15 Gobierno y Santa Sede formalizan el canje de notas sobre financiación El Ministro de Asuntos Exteriores y el Nuncio de Su Santidad se entregaron ayer las misivas que incluyen el nuevo convenio en el articulado de los Acuerdos de 1979 JESÚS BASTANTE MADRID. El Gobierno y la Santa Sede formalizaron, mediante la figura del canje de notas verbal el acuerdo sobre financiación alcanzado el pasado 22 de septiembre entre el Ejecutivo socialista y la Conferencia Episcopal, y por el que se eleva al 0,7 %l a asignación tributaria a la Iglesia católica con carácter indefinido a cambio de la renuncia, por parte de la Iglesia, a la exención de IVA y al complemento presupustario. Edurne Uriarte LA CHINA DEL ZAPATO DE ZP L De la Vega y Blázquez, claves del deshielo La firma de ayer pone punto final a una de las cuestiones que más han incidido en las relaciones Iglesia- Estado desde la Transición, la financiación. El acuerdo se incluye dentro de la política de deshielo iniciada por el Ejecutivo hace un año y medio, y que ha fructificado, además, en la renovación del Plan de Catedrales y acercamientos en materia de Educación para la Ciudadanía y otros aspectos de la LOE. Aunque en este aspecto no se ha podido alcanzar un acuerdo. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el presidente del Episcopado, Ricardo Blázquez (con la ayuda del cardenal Cañizares) han resultado claves en este proceso. Blindaje de los Acuerdos La noticia, adelantada hace una semana por ABC, supone una modificación de facto en los Acuerdos Iglesia- Estado de enero de 1979. Desde este momento, el cambio en el sistema financiero de la Iglesia en nuestro país pasará a formar parte del articulado del Concordato. A partir de ahora, para modificarlo, será necesaria la denuncia de los Acuerdos. Además, en el caso de que el Gobierno quisiera denunciar los Acuerdos, necesitaría un refrendo parlamentario de tres quintos, lo que se antoja impensable en la actual situación política. La fórmula utilizada, como anunció este diario, ha sido la del canje de notas verbal Los protagonistas del mismo han sido, por parte de la Santa Sede, el Nuncio de Su Santidad, Manuel Monteiro de Cas- Monseñor Blázquez con el Nuncio, Manuel Monteiro de los Presupuestos Generales del Estado para 2007. En los mismos, se incluía una disposición adicional según la cual el Estado destinará al sostenimiento de la Iglesia Católica el 0,7 de la cuota íntegra del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a los contribuyentes que manifiesten expresamente su voluntad en tal sentido una modificación que ÁNGEL DE ANTONIO tro, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, por parte del Estado. A primera hora de la tarde de ayer, Nunciatura recibió un escrito firmado por el titular de Exteriores, que fue contestado de inmediato por el representante del Papa en España. La rúbrica del acuerdo alcanzado en septiembre se realizó un día después de la aprobación, por parte del Parlamento, tendrá carácter indefinido A lo largo de esta semana, tanto desde el Episcopado como desde el Gobierno, se ha asumido que el citado canje de notas era inminente aunque no se quiso especificar la fecha concreta. No obstante, desde ambas partes se informaba que en todo caso el acuerdo se rubricaría antes de final de año como finalmente ha sucedido. Una fórmula que impide la modificación unilateral por parte del Ejecutivo La figura del canje de notas según explicaron a ABC los técnicos que han hecho posible el acuerdo, dará rango legal, desde el punto de vista del Derecho Internacional a los puntos de acuerdo alcanzados entre Episcopado y Ejecutivo socialista. La fórmula ha sido consensuada entre la Conferencia Episcopal y la Dirección General de Asuntos Religiosos, siendo informados puntualmente tanto el Nuncio como la Secretaría de Estado. La utilización de este sistema, según indicaron a este diario desde la Conferencia Episcopal, se debe a dos razones: en primer lugar, la modificación de facto de los Acuerdos Iglesia- Estado suscritos el 3 de enero de 1979, al renunciar expresamente la Iglesia a la exención de un impuesto; en segundo lugar, por la necesidad de rubricar oficialmente el acuerdo, para que éste no pueda ser modificado unilateralmente. A partir de ahora, para negar el 0,7 a la Iglesia, el Gobierno debería denunciar los Acuerdos, una decisión de la más alta repercusión política, social y diplomática y, por tanto, sólo posible en casos extremos. a filosofía política del proceso de paz que se entiendan las dos partes y dejen ustedes de dar la lata con eso de que una parte está compuesta por asesinos, tiene su necesario complemento en el canto al acuerdo entre Gobierno y oposición. La lógica argumental de ambos es la misma. Si en el proceso de paz la condición terrorista es un detallito que hay que obviar, en el proceso de entendimiento entre Gobierno y oposición, también da exactamente igual que una parte defienda la Ley de partidos contra ETA y la otra, la mesa de partidos con ETA. Se trata de que nos quedemos con la mesa y nos olvidemos de la Ley. Y que el Partido P contribuya dejando de atosigar a Zapatero con el reiterado recordatorio de los principios democráticos. Que le deje en paz para lograr su paz. Porque el principal obstáculo para los planes de Zapatero, la irritante china de su zapato, no es ETA sino el PP Así lo volvió a demos. trar ayer en esa reunión en la que, al estilo Rubalcaba, contó a Rajoy que no tenía nada que contarle. Y que si lo tuviera, se lo contaría a otro, porque a la hora en que negaba a Rajoy cualquier información sobre la reunión con ETA, un periodista cercano a Moncloa publicaba todo tipo de detalles sobre ella. Cuando Zapatero llegó al poder, tomó la decisión, no sólo de aliarse con los partidos nacionalistas, sino de llevar a término la negociación con ETA. Con una amplia y flexible disposición a acordar cuestiones políticas para cerrar también con los terroristas aquella transición para él inacabada. La magnitud y la inflexibilidad de las exigencias etarras han hecho dudar a muchos de la decisión de Zapatero de continuar con ese plan. Incluso se barajó la posibilidad de que pudiera pedir a Rajoy su apoyo para decir no a ETA. Pero los acontecimientos de esta semana y el trato dado ayer al líder de la oposición muestran que la decisión de Rodríguez Zapatero de proseguir la negociación en cualesquiera condiciones y exigencias etarras es inquebrantable. Su interlocutor es ETA. Su objetivo, el acuerdo con ETA. Y su obstáculo, el PP.