Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 s 12 s 2006 La negociación ETA- Gobierno ESPAÑA 13 En Europa, consensos básicos Las relaciones entre los jefes de Gobierno y los líderes de la oposición en los países de nuestro entorno no están exentas de debate y polémica, aunque prima el respeto a las reglas de juego MADRID. ¿Cómo son las relaciones entre los jefes de Gobierno y los líderes de la oposición en los países de nuestro entorno? ¿Se parecen en algo a las que mantienen Zapatero y Rajoy en España? También en eso, la joven democracia española tiene que aprender de sus hermanas europeas, sobre todo en esta etapa de Gobierno socialista. Por lo general, las relaciones entre los primeros espadas de la política europa y sus adversarios nacionales no están exentas de debate y polémica, aunque- -eso sí- -prima el sentido de la responsabilidad y se respetan las reglas de juego. También hay otros denominadores comunes: se mantienen los consensos básicos en política exterior, defensa y seguridad interior y los jefes de Gobierno suelen informar periódicamente de los principales asuntos a los líderes de la oposición. El primer ministro británico, Tony Blair, y el líder del Partido Conservador, David Cameron tigan con entusiasmo: Kohl y Lafontaine se fulminaban, el verde Fischer era sardónico hasta la crueldad, Schröder fue laminado por la oposoción y no dudó en vapulear a Merkel hasta cederle el puesto. Pero el contacto entre dirigentes y partidos sigue siendo constante, instituido, sin mezclarse manías ni personalismos, entendiendo como lógica del juego que el otro piense distinto, y con un alto sentido de la responsabilidad y la necesidad política. Merkel ha cambiado la bronca altanería rojo- verde con diálogo y mano izquierda y, un año después, la canciller democristiana y el vicecanciller socialdemócrata cooperan como leales amigos. tados Unidos, informa Juan Vicente Boo. Berlusconi acudía poco al Parlamento, y Prodi no lo visita mucho. Pero, al margen del debate en el hemiciclo, ambos han mantenido abierta siempre la línea directa, de modo que el primer ministro consulta o al menos informa al jefe de la oposición de los temas fundamentales. Es una cortesía similar a la que se practica con el presidente de la República italiana. Existen, además, otras tradiciones de juego limpio Así, por ejemplo, la comisión parlamentaria de control de los servicios secretos la preside un miembro de la oposición. REUTERS Alemania badas en los últimos años ha requerido el consenso de los dos grandes partidos, y Blair sólo ha buscado el apoyo conservador cuando ha preferido evitar una derrota frente a los laboristas críticos. Oponerse es muy respetable BERLIN. La política alemana entraña un alto grado de polémica y debate: en las filas del propio Gobierno, dentro de cada partido y hasta entre la canciller y el presidente de la República, aunque fuese Angela Merkel la que aupase a su aliado Horst Köhler a la jefatura del Estado, informa Ramiro Villapadierna. Esta autonomía idealista se compensa con pragmatismo político, pues se cobra para hacer cosas: si en las elecciones de 2006 no ganaron claramente democristianos (CDU CSU) ni socialdemócratas (SPD) se hace por entenderse y gobernar juntos. Con igual pragmatismo se entendió que alternativas con grupos pequeños, como verdes, liberales o ex comunistas, no garantizarían la estabilidad necesaria al preciso momento reformista que necesitaba Alemania. Así, ni fue considerado repetir la coalición entre SPD y verdes, con consentimiento externo de los ex comunistas. Los líderes alemanes se hos- Francia Respeto a las reglas de juego PARÍS. En Francia, el primer ministro y el líder de la oposición sostienen relaciones normalmente tensas; pero diplomacia, defensa y seguridad interior se benefician de un relativo consenso de fondo que evita el enfrentamiento cainita permanente, informa Juan Pedro Quiñonero. El consenso global en cuestiones de seguridad, defensa y diplomacia es uno de los principios capitales del modelo nacional. Con matices, Giscard, Mitterrand y Chirac han seguido una diplomacia cuyos fundamentos recientes remontan al general De Gaulle. Establecidos los principios capitales, cada Gobierno interpreta la misma partitura con matices propios. A partir de ahí, la pugna política permanente está parcialmente suavizada por el respeto de unas normas de juego que consideran intocables los principios del modelo institucional y la arquitectura de la diplomacia y la seguridad nacional. Reino Unido Italia Cordialidad y línea abierta ROMA. En un país tan curtido en altibajos políticos como es Italia, las relaciones entre el jefe de Gobierno y el de la oposición son siempre de respeto, y a veces de cordialidad. Entre Prodi y Berlusconi, los papeles han cambiado ya tres veces, y si la crítica política es a veces dura, nunca se llega a los navajazos o descalificaciones personales. Al contrario, hace tan solo unos días, Berlusconi agradecía conmovido a Prodi sus palabras de afecto con motivo de la operación cardiaca en Es- Relación fría y sin reuniones personales LONDRES. El primer ministro británico y el jefe de la oposición no celebran reuniones como parte de su agenda pública, aunque su contacto cara a cara es semanal en la sesión de control parlamentaria, que es lo único que exige el normal funcionamiento democrático del país. Tony Blair y David Cameron, cuya relación es más bien fría, han mantenido algún encuentro personal, pero nunca ante la expectación de los medios, informa Emili J. Blasco. Ninguna de las leyes apro-