Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 VIERNES 22- -12- -2006 ABC GENTE www. abc. es gente Médicos de ficción: batas blancas pata negra La revista British Medical Journal publica hoy un estudio científico que determina que los cirujanos son más guapos y más altos que los médicos, pero que sus colegas en el cine y la televisión les superan POR ANA ASENSIO MADRID. Ni en sus mejores sueños se hubieran imaginado Harrison Ford, George Clooney, Patrick Dempsey y Hugh Laurie que algún día sus nombres formarían parte de un estudio científico, que se publicaría en la prestigiosa revista British Medical Journal El trabajo en cuestión, que ha sido elaborado por el hospital Clínico de Barcelona, concluye en que los cirujanos son más altos y más guapos que los médicos, pero que sus homólogos del cine les superan. Para llegar a esta curiosa conclusión se ha realizado un estudio comparativo sobre las diferencias fenotípicas entre médicos, cirujanos y los actores del cine y televisión que representan estos papeles en la pantalla. Los cirujanos resultaron ser significativamente más altos y más guapos que los médicos, pero las estrellas cinematográficas son a su vez más guapos que ambos grupos. Ahí es nada. Claro está que a los profesionales de la medicina, además de tomarselo con humor- -para eso estamos en Navidad- les quedará el consuelo de que los controles externos del estudio, es decir, con quienes les han comparado, han sido ni más ni menos que los actores: Harrison Ford, por su papel como el doctor Richard Kimble, el neurocirujano que no paraba de huir de la policía en El fugitivo el guapo entre los guapos, George Clooney, que interpreta al doctor Doug Ross, el atractivo pediatra de la serie Urgencias que a más de una ha hecho soñar con volver a los tiempos de la infancia; Patrick Dempsey, como el doctor Shepherd, cirujano en la ficción Anatomia de Grey y Hugh Laurie, en su papel del doctor Gregory House, para más señas, nefrólogo y especialista de enfermedades infecciosas en House Un plantel de actores que ha sido capaz de alegrar la vista, sin cegar el criterio, del comité encargado de evaluar el índice de guapura, integrado, como no podía ser de otra manera, por ocho observadoras femeninas- -tres doctoras y cinco enfermeras de la plantilla del Clínico de Barcelona- Por motivos obvios, se decidió evitar el empleo de observadores masculinos- -ya se sabe que nuestros contrarios para estos temas no suelen ser muy objetivos que se diga, los que son guapos son gays (esto no es científico, sólo observación femenina) Una hipótesis probada El estudio ha sido dirigido por el doctor Antoni Trilla, del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Clínico, y ha contado con la participación de tres colegas más del mismo centro hospitalario. Los autores, que terminaron su carrera en la facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona hace ya más de veinticinco años, notaron ciertas diferencias entre los estudiantes varones de su promoción a la hora de elegir especialidad. Los más altos y más guapos parecían más inclinados a decantarse por la cirugía, y los más bajitos (y quizás no tan agraciados físicamente) parecían más dispuestos a dedicarse a la medicina interna o a alguna de sus especialidades. Ahora, tras todos estos años, han decidido formular formalmente esta hipótesis y probarla con la preceptiva metodología de rigor, como mandan los cánones de la comunidad científica. Ahora bien, lo que no ha quedado comprobado es si las diferencias fenotípicas son de ori- George Clooney interpretó al pediatra más atractivo de Urgencias ABC El comité, que evaluó el índice de guapura, estuvo integrado por ocho observadoras femeninas Por motivos obvios- -su poca objetividad- no se eligieron observadores masculinos gen genético, o se deben a factores ambientales. Aunque aún serán necesarios más estudios, lo que sí es evidente, es que el reconocido savoir- faire de nuestros científicos trasciende también al ámbito del humor, como bien han reconocido sus colegas internacionales.