Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 12 s 2006 DEPORTES 105 Gonzalo Higuaín s Jugador del Real Madrid EL ENGANCHE QUE ACABARÁ DE ARIETE Está en la edad de las comparaciones. Con 19 añitos dicen que tiene gotas de Francescoli y Zidane y el instinto en el área de Crespo y Trezeguet, pero a quien se parece de verdad es a su compatriota Esnáider POR ENRIQUE ORTEGO MADRID. Con 35 partidos en Primera (13 goles) no puede ser más que un proyecto de buen jugado al que bendicen los que le han visto crecer desde los nueve años que apareció por el Monumental de la mano de su hermano Federico, hoy cedido al Nuevo Chicago y a quien también pretende la Real Sociedad. En un fútbol tan históricamente precoz como el argentino debutar en la primera del River a los 17 años, 5 meses y 19 días no fue novedoso. Adolescentes como Aimar y Saviola lo habían hecho con 16 años y nueve y diez meses respectivamente. Agüero rompió moldes al estrenarse con 15 años, un mes y tres días. Gonzalo es el tercero de los cuatro hijos de Jorge Higuaín, un central de los de antes, que jugó en el Brest francés la temporada 87- 88 al lado de Le Guen, Guerin, Colleter, entre otros, y que siempre podrá alardear de haber jugado en el Boca y el River. Vino al mundo en la Bretaña, pero a los diez meses ya estaba en tierras argentinas. Su madre, Nancy, cuando se le pide que hable de su tercer vástago siempre dice que tiene un carácter bretón. Es más reservado que un argentino. Cuando habla está siempre a la defensiva. Es menos extrovertido que sus otros tres hermanos Futbolísticamente tiene en su entrenador en el River, Daniel Passarella, a su principal valedor. Es un jugador especial. Tiene cosas de Francescoli y Zidane. Antes de llegar yo al equipo jugaba de organizador, pero desde hace un año juega más arriba. Es rápido, atlético, técnico. No dudo que será una gran estrella del fútbol mundial. Tiene todo para jugar en un gran club y yo le veo bien en el Real Madrid Suele pasar. A su edad es sujeto de todo tipo de comparaciones. Si Passarella dice que tiene cosas de Francescoli y Zidane es porque es un enganche que sabe llegar al área y no desprecia caer en las bandas para zafarse de los marcajes. Algún crítico argentino le ha comparado con Crespo en sus años mozos, por su agresividad en el área y su facilidad para el remate. En Francia, desde que el seleccionador Domenech le convocó para el amistoso ante Grecia (12- X) se ve en él un segundo caso Trezeguet y se insiste en que se parece al jugador del Juventus, que también creció en Buenos Aires antes de saltar a Francia. Después de verle en tres partidos y analizar sus movimientos, para ABC, se da un aire a Juan Eduardo Esnáider, a quien el Real Madrid fichó para el Castilla con la misma edad. Es valiente, rápido, busca los espacios. Aún no es un ariete al uso, pero acabará siéndolo por su envergadura. Ahora es un segunda punta con buen manejo del balón y que podría ocupar el vértice superior de un centro del campo en rombo en un equipo de claro talante ofensivo. Su altura (1,85) choca con la hornada de bajitos- jugones crecida en Argentina en la última década: Ortega, Gallardo, Aimar, Saviola, Tévez, Messi, Agüero... Problemas en la aduana y, con 10 meses, meningitis Gonzalo nació en Brest el 10 de diciembre del 87, pero a los diez meses- -su padre acabó contrato con el club galo- -la familia decidió volver a casa. En el aeropuerto de Buenos Aires los agentes de la aduana no permitían la entrada del bebé. No tenía papeles. No era ni francés ni argentino. Menos mal que era futbolista y pude arreglarlo comenta el padre cuando recuerda el mal trago, que siguió unos meses porque quiso nacionalizarle argentino y no le dejaron. Terminó acogiéndose a la nacionalidad francesa que le correspondía por nacimiento. Poco después, una fiebre alta degeneró en una meningitis aguda y tras 20 días en terapia intensiva terminó recuperándose. Por aquel entonces papá Higuaín jugaba en el River de Menotti. Formaba la pareja de centrales con Passarella. Eran íntimos y más de una vez Daniel fue al hospital a ver cómo estaba el hijo de su amigo. Quién le iba a decir a Passarella que 18 años después, como técnico del River, daría el espaldarazo definitivo a Gonzalo y se convertiría en su padrino futbolístico. Más bretón que argentino Higuaín se mostró radiante vestido de blanco la selección sub 20 argentina, pero después de una consulta en el Consulado francés no aceptó. No se podía acoger a la doble nacionalidad y perdería JULIÁN DE DOMINGO Talento y personalidad Su carrera futbolística ha estado marcada, cómo no, por el padre futbolista. Siempre que mi viejo nos enseña vídeos suyos nos dice que hagamos lo contrario de lo que hacía él. La gente me dice que por suerte no nací igual que el burro de mi viejo, pero luego me aclaran que fue un buen defensa y un tipo bárbaro, de una gran personalidad. Yo siempre digo que heredé el talento de mi mamá y la personalidad de mi papá, o por lo menos trato de copiarle Pipita por aquello de ser hijo del Pipa debutó en Primera con el River en mayo de 2005 contra el Gimnasia de la Plata (1- 2) Tenía 17 años y jugó al lado de su hermano Federico, que entonces tenía 20. Ese año sólo disputó 4 partidos del Clausura y dos del Apertura, sin estrenarse como goleador. En noviembre fue citado para el pasaporte francés. Su explosión llega un año después de su debut. En un partido de la Libertadores contra el Corinthians marca dos goles. Ese día me di cuenta de que tenía nivel para jugar en el River. Me quite el complejo de encima Passarella apostó por él. Se hizo titular. Su lanzamiento internacional llegó con los dos goles que hizo al Boca en el superclásico del 8 de octubre. Francia le quiso reclutar para sus filas. El jugador rechazó momentáneamente la situación, sin renunciar en un futuro. Basile, seleccionador argentino, confesó que entraba en sus planes y podría ser uno de los jóvenes que se incorpora con vistas a la próxima Copa América. En medio, llegó el viaje de Baldini, mano derecha de Mijatovic, a Buenos Aires, la oferta del Madrid y el acuerdo. Ayer se vistió de blanco y ya está a las órdenes de Capello. Si de verdad tiene gotas de Francescoli- -su ídolo- -y Zidane, el olfato goleador de Crespo y Trezeguet, quizá el proyecto se haga realidad muy pronto. Passarella: Es rápido, atlético, técnico. No dudo que será una gran estrella mundial y le veo en el Madrid Debutó con el River en el medio campo pero Passarella, su gran valedor, le adelantó a la media punta