Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 12 s 2006 VIERNES deESTRENO 93 Cándida, una Mary Poppins madurita y muy castiza Guillermo Fesser traslada al cine la vida de su asistenta, que interpreta la película S. GAVIÑA MADRID. Dicen que el primer libro de un escritor suele tener mucho de autobiográfico, algo semejante ocurre en el cine, al menos ése es el caso de la ópera prima de Guillermo Fesser, uno de los pilares del dúo Gomaespuma, que ha decidido seguir los pasos de su hermano Javier con el que ha colaborado, como guionista, en dos de sus aventuras cinematográficas: El milagro de P. Tinto y La gran aventura de Mortadelo y Filemón En Cándida película que se estrena hoy en las pantallas españolas y que cuenta también con la participación en el guión de Javier Fesser, Guillermo retrata la vida de Cándida Villar, a la que le une una largísima relación: Fue asistenta en casa de mis padres, y después trabajó en la mía Una mujer curtida por el trabajo duro (empezó cuando tenía apenas 6 años, y ahora alcanza ya los 75 años) que ha tenido que sacar adelante a cuatro hijos (dos de ellos fallecidos en dramáticas circunstancias) y a la que un buen día decidió rescatar e incorporar a su programa de radio como crítica de cine- empezó como una obra social de Cajamadrid, y después comenzó a brillar con luz propia asegura Fesser- Más tarde, decidió retratar su vida en un libro, Cuando Dios aprieta, ahoga pero bien (memorias de una asistenta) Y ahora la ha convertido en la estrella cinematográfica de su propia biografía, a la que no le falta ciertas dosis de ficción, para que resalte Todo ello aderezado con el personal sentido del humor de Gomaespuma. Fesser, que además de periodismo tiene en su haber un master de cine por la Universidad del Sur de California, confiesa que este proyecto ha sido cocinado lentamente y que el filme es un homenaje a las Cándidas Villar del mundo que, como ella, han contribuido a hacer nuestra vida más cómoda En él, el director ha querido mostrar a una mujer que, a pesar de las desgracias lamentables que ha sufrido, es capaz de hacer la vida fácil a los demás, haciéndote reír y a través de su optimismo Un personaje entre la ficción y la realidad que ha definido como una Mary Poppins surrealista que, en vez de volar, viene en metro desde el madrileño barrio de San Blas Cándida Villar, la auténtica, reconoce que han sido cuatro meses de duro trabajo. Rodábamos hasta catorce horas, pero ha merecido la pena porque esto no es lo mismo que estar con una fregona recuerda. Un rodaje donde ha estado arropada por actores como Jorge Bosch, que interpreta a Jorge Bosch (el alter ego de Guillermo Fesser) Raul Peña, como Javi, uno de sus hijos; y Víctor Monigote que debuta en el cine con el papel de Julián, otro de los vástagos de Cándida. El Goya y la Palmera Conocida por sus particulares crónicas cinematográficas, la actriz amateur asegura que ahora me verán en toda España Y no duda en increpar, en tono de broma, a quienes habitualmente son sus compañeros de butaca en muchas ocasiones: Yo he visto vuestras películas, ahora teneis que ver vosotros la mía Y demuestra su optimismo al afirmar: Si Penélope Cruz ha ganado la Palmera, yo voy a ganar el Goya Y es que el guión del filme está sembrado de lo que Fesser ha querido bautizar como candidismos el personal vocabulario de esta mujer que no tiene pelos en la lengua y que llama, casi siempre, las cosas por su nombre. Otro de los atractivos del filme es la banda sonora en la que ha participado David Broza, que interpreta un tema compuesto junto a Jorge Drexler, y Antonio Pitingo, que ha realizado una versión, en clave de bulería, de Gwendolyne Más información: http: www. candidalapelicula. com Candida Villar, en una imagen promocional del filme de Fesser ABC Cándida España 2006 103 minutos Género- -Comedia Director- -Guillermo Fesser Actores- -Cándida Villar, Jorge Bosch, Raúl Peña, Víctor Monigote Surrealismo en la clase mínima JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Siempre se agradecen las buenas intenciones, las obras en favor de... el interés por los desamparados. Es de buena gente. Y eso es los que han querido hacer los Fesser, que no son los Coen españoles, pero que llevan camino de serlo (salvando las distancias, claro) Se busca en esta película un retrato, no de un estereotipo de clase baja, sino de clase mínima, de esa que no está en las estadísticas, que no aparece en los estudios El filme es un homenaje a las Cándidas Villar del mundo que, como ella, han contribuido a hacer nuestra vida más fácil afirma Guillermo Fesser demográficos y tampoco en la seguridad social. Gente hundida en el fango y sin la menor posibilidad de salir de él. Nacieron en él, viven en él y morirán en él. Y sin embargo, lo que Fesser quiere sacar a la luz es, cómo a pesar de tanta miseria y desgracia, subsisten con un candor y esplendor que no habitan en este mundo, una generosidad que ya no se encuentra. Es una buena obra social pero también es cine y por ahí se le ha ido un poco la mano a Fesser, porque pinta la cruda realidad, pero luego la sumerge en una trama irreal de excesivas licencias, con salidas improbables y desmesurados altos y bajos (tan buena es la escena de la terapia de los drogatas como forzada la del plató televisivo) La película, como todas, tiene sus pros y sus contras. En el haber se encuentra el guión, que lleva el sello de los Fesser, y por ahí te arrancan, sin apenas tenazas, la carcajada continua, a veces por el juego de palabras, a veces por el surrealismo que los hermanos han sabido introducir hasta el fondo en la crítica social. Pero cinematógraficamente la obra tiene problemas. Ha buscado el director mayor verisimilitud dando el papel protagonista a la propia Cándida Villar, un personaje de película nunca mejor dicho, pero carente de los registros necesarios para volcar su dramática vida ante los focos, micros y el acción y corte Es cierto que lo conseguido es bastante bueno para la arriesgada apuesta, pero el resultado global se resiente en las escenas claves, aunque eso da igual si a cambio sacamos la risa del alma, que falta hace.