Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22- -12- -2006 Harry Potter y los mortíferos santos será el último título de la saga de J. K. Rowling 87 Un estudio de la momia de Sancho de Castilla revela que no murió envenenado Los restos del infante, enterrados en un convento de Toledo, aportan datos objetivos a unas sospechas de los historiadores nunca confirmadas MERCEDES VEGA TOLEDO. ¿Podría haber cambiado el curso de la historia si Sancho de Castilla no hubiera muerto envenenado en la infancia? Es posible, pero un minucioso estudio morfológico, anatomopatológico y toxicológico realizado por un equipo multidisciplinar a la momia de el infante Sancho de Castilla y en el que se han utilizado las últimas tecnologías, concluye que la causa de su muerte no fue el envenenamiento como se sospechaba, sino un proceso infeccioso agudo pulmonar. La microscopía electrónica de barrido no ha detectado presencia de tóxicos como arsénico, cianuro o mercurio, muy utilizados en la Edad Media, y los investigadores ven improbable que el joven infante muriera, con unos siete años de edad, envenenado. Esta hipótesis se ha mantenido durante siglos, pues su padre, el rey Pedro I de Castilla, fue asesinado por su hermanastro Enrique de Trastámara, que pasó a ocupar su trono. Cuando muere Pedro I, el infante, de un año de edad, es trasladado a la fortaleza de Toro (Zamora) junto a su hermano Diego, donde murió en 1370. De ahí viene la suposición del envenamiento, aunque el infante Sancho no era el primogénito de Pedro I, que tuvo varios hijos con tres mujeres y otros tantos sin reconocer. Los resultados de la investigación se presentaron ayer en el convento de Santo Domingo el Real de Toledo, donde han permanecido los restos del infante desde 30 ó 40 años después de su muerte. Desde luego, si hubiera reinado Sancho de Castilla, no lo hubiera hecho Isabel la Católica dijo el antropólogo físico de la Universidad de Granada, Miguel Botella, quien indicó que el estudio de la momia sirve de excusa para conocer las condiciones de nutrición o de la sociedad de la época. Ésta es la realidad, y la momia nos aportará datos objetivos aseguró. Para poder contestar a las sospechas de envenenamiento y otras muchas dudas sobre la muerte del infante se organizó un equipo de investigadores coordinado por el doctor Miguel Botella y en el que han intervenido especialistas del Hospital Clínico de Barcelona, de las Un viaje al interior de la momia con citoscopio N. R. C. El pequeño Infante Sancho sufrió en su encierro pero no tras su muerte. El estudio de los restos con modernos aparatos de escáner en tres dimensiones y un equipo endoscópico de última generación ha permitido realizar un completo estudio de la momia sin dañarla. El grupo de Paleopatología del Clínico de Barcelona utilizó un citoscopio flexible, un instrumento sofisticado utilizado en cirugía urológica que permite introducirse en las cavidades más pequeñas. Es la primera vez que se utiliza en el estudio de momias. Con el citoscopio, los investigadores viajaron por el interior de la momia, obtuvieron imágenes de gran calidad y muestras biológicas. Seiscientos años después de su muerte aún había tejidos conservados y pudieron extraer porciones del nervio óptico, del corazón y del pulmón, donde estaba la clave de su muerte. Sancho murió de una inflamación pulmonar en una época sin antibióticos. Ahora los investigadores del Clínico intentarán aislar el germen que acabó con él, su verdadero asesino. universidades de Granada y Alcalá de Henares, de la Comisaría General de la Policía Científica de Madrid y del Servicio de Salud de Castilla- La Mancha. En el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, se llevó a cabo la primera fase del estudio, con la realización de una tomografía computerizada, que no reveló ningún traumatismo como causa de la muerte del niño. Para completar el análisis y obtener el mayor número de datos posibles sobre Principito o Sanchito como llaman de forma cariñosa las hermanas dominicas del convento toledano al infante, se empleó un escáner en 3 D de superficie de alta precisión. Uno más La priora del convento de Santo Domingo el Real, sor María Teresa Fernández, confesó ayer la revolución que ha causado en la comunidad el estudio de la momia de Sanchito y que ella ya la había visto por los años 70. Es uno más de la comunidad, le tenemos preparado un traje de monaguillo para ponerle de limpio apuntó enormemente satisfecha. Pero fue en noviembre de 2005, al realizarse obras en el retablo de las Manos Atadas, cuando se sacaron de nuevo los restos y la archivera, sor María Jesús Galán, propuso al delegado provincial de Cultura, que se investigara la momia. Para ello, la Consejería de Cultura de Castilla- La Mancha ha aportado 7.000 euros. IGNACIO GIL nos Fue un gran proyecto. Durante la presentación a la prensa, el comisario de la exposición, Eugenio Otero, profesor de Historia de la Educación de la Universidad de Santiago de Compostela, señaló que las Misiones Pedagógicas no tuvieron intencionalidad de adoctrinamiento ideológico, pues sólo pretendían que la gente se divirtiera con la cultura Por su parte, la vicecomisaria, Maria García, aseguró que en esta muestra reviven pequeñas historias personales de más de quinientos misioneros que creyeron en la fuerza de la educación y la cultura, con independencia de sus ideas políticas Por último, José García Velasco, actual presidente de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, señaló entre las joyas de la muestra las innumerables fotografías originales, en su mayoría inéditas, que se exhiben en los expositores del Cuartel del Conde Duque; fotografías que proceden de los álbumes de las Misiones Pedagógicas y que se exhiben en sus hojas orginales por estar pegadas a ellas. La momia del infante, mostrada ayer a los medios de comunicación en la presentación del estudio en Toledo EFE