Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID VIERNES 22 s 12 s 2006 ABC (Viene de la página anterior) mucho más difiere José, pescadero de San Miguel. Y como muestra, un botón: sus langostinos. Los estoy vendiendo más baratos que el resto del año. Lo único que sí sube siempre es la merluza, pero porque todo el mundo la quiere el mismo día aclara. La suya, que es de la buena marca 15.99 euros el kilo. La más barata de los tres mercados visitados por ABC. En el de los Mostenses, este codiciado pescado cuesta cuatro euros más, 19.99. Y en el de la Cebada, el precio casi se dobla: 26.80 euros. No sólo la merluza vive estos días su peculiar agosto También se duplica el consumo de moluscos y crustáceos y carnes de ovino y caprino, frutos secos y vinos de calidad. Hay quien me lleva las nueces incluso como adorno navideño explica Luis, frutero, quien las tiene a 5.50 euros el kilo. Es un fruto caro. Junto a las piñas y las uvas, es lo que más se vende en estas fechas añade. El pescado es uno de los productos estrella en la cena de Nochebuena Los mercados, de moda Los mercados vuelven a estar de moda. El consumidor prefiere comprar el pescado en la pescadería de siempre, en la que te conocen explica Salvador Santos Campano, presidente de la Confederación de empresarios de comercio minorista autónomos y servicios de la Comunidad (Cecoma) Sin embargo, los datos del Panel de Consumo Alimentario en Navidad no son demasiado positivos para estos puntos tradicionales de venta. Según las cifras, el lugar de compra preferente en este mes sigue siendo el supermercado- -33,2 por ciento- aunque destaca el crecimiento espectacular de las compras en establecimientos no convencionales, como tiendas gourmet o directamente al productor. Llegas con tu coche y lo tienes todo a mano, no tienes que andar desplazándote, ni pasando frío. Yo misma reconozco que es más fácil comprar en un centro comercial, pero esto tiene más encanto comenta Azucena, que desde niña acude al mercado de la Cebada. El estudio también indica que los clientes se mantienen fieles a sus lugares de compra habituales- -6,6 por ciento- y que los distribuidores utilizan la oferta como principal reclamo de promoción frente a degustaciones u otro tipo de promociones. crustáceo rojo a la nariz de todo el que duda de la calidad de su marisco. Cigalas y camarones, 200 euros. Langostinos frescos de Peñíscola, 69 euros. Gamba, 90 euros. Almeja fina, 130. La primera clasificada, como ya es tradicional, la angula: 530 euros. Nunca la he comido. Prefiero no probarla, no vaya a ser que me guste demasiado... comentaba Concepción. Este año no tocan langostinos, vamos a experimentar con las perdices, a ver qué tal nos va Según las ofertas del día, que intentan llamar la atención de los consumidores con grandes números rojos, cada ave le costará a esta mujer nueve euros. FRANCISCO SECO Mercado de La Cebada (Euros kilo) Lubina: 19.90 Percebes: 300 Gamba: 90 Merluza: 26.80 Almeja: 130 Cigalas: 200 Besugo: 56 Langostinos frescos: 69 Angula: 530 Uvas: 2.40 Nueces: 5.80 Vende la pieza a unos 30 euros, según el peso. Los consumidores se decantan mayoritariamente- -87 por ciento- -por repartir las compras en varios días en lugar de realizar una única compra grande, y sólo el 13 por ciento de los encuestados prefiere realizar la compra en una sola vez. La elección del cochinillo A través del mostrador de la carnicería, los futuros compradores examinan con minuciosidad en el mercado de la Cebada qué cochinillo les seduce más para protagonizar su cena de Nochebuena. Tiene buena pinta, pero yo necesito uno chiquito, ¡que si no no me va a caber en la bandeja! replica una señora con la nariz casi pegada al cristal. El lechón afortunado es levantado en brazos por el carnicero. Sobre su lomo, a modo de banderilla, un precio: 80 euros. ¿Que está caro? Todo esto viene de Galicia, mira qué cigalas, ¡huele, huele! Jesús, dueño de una pescadería, acerca el Persianas bajadas Los clientes van y vienen por unos pasillos repletos de olores y en los que aún se pregunta ¿quién da la vez? Algunos de estos mercados, como el de San Miguel, agonizan. Casi todas las persianas de sus puestos llevan meses- -por no decir años- -bajadas. De hecho, el pasillo que distancia la frutería de la carnicería está oscuro, y silencioso. Mira cómo nos estamos quedando. Todo esto tiene un solo culpable: la especulación. Resistimos, pero cuesta, cuesta mucho Los vendedores saludan a sus clientes por el nombre cuando les ven llegar. ¡Buenos días, Agustina! ¡Buenos ojos la vean! ¡Pensaba que se había ido a Buenos Aires! exclama con gracia un frutero. No, después de Navidad, que han venido unos sobrinos responde una octogenaria con moño y carrito de la compra, para, a continuación, entonar la pregunta de oro: ¿Qué me vendes hoy? San Miguel Lubina: 8.99 Merluza: 15.99 Pescadilla: 9.98 Dorada: 7.98 Langostinos cocidos: 17.90 Almeja gallega: 16 Langostino rallado: 24.90 Chuleta cordero: 21 Ternera Rosada: 15.99 Chuletón: 15.99 Uvas: 2.60 Nueces: 5.50 El momento del pavo El pavo también es uno de los más habituales en estas fiestas. El resto del año no se vende nada, ni siquiera lo traigo a la tienda. Pero en esta época sí que vendo unos 30 o 40. Queda muy bien en la mesa comenta David, dueño de una pollería. Los Mostenses Cigalas: 26 Berberechos: 16 Almejas: 16.80 Percebes: 36 Langostino cocido: 15.60 Gamba cocida: 36 Dorada: 8.90 Pescadilla: 19.90 Lubina: 20.99 Besugo: 47.99 Cordero: 5.40 Cordero lechal: 10 Chuletas cordero: 19.99 Mero: 3.99 Merluza: 19.99 Uva: 2.10 Nueces: 4.30 Consejos para un consumo responsable La Comunidad de Madrid cuenta con una guía práctica que busca fomentar un consumo responsable durante las fechas navideñas. De 40 páginas, puede encontrarse en las oficinas municipales de información al consumidor, oficinas de información al ciudadano y centros de salud o, bien, descargarse desde internet. Las recomendaciones de la Guía Práctica para un Consumo Responsable se reparten en varias secciones: alimentación, juguetes, mascotas, ropa y calzado, productos electrónicos, adornos navideños, artículos pirotécnicos, lotería, viajes, cotillones y fiestas, rebajas y reclamaciones. En cuanto a alimentación, la guía invita a escoger menús durante estas fechas cuya materia prima no sea especialmente cara. Un plato no tiene que ser más rico porque sus ingredientes sean más caros reza el folleto. También aconseja comprar alimentos congelados como una forma más de ahorrar en las compras, ya que, según la publicación, la calidad de los alimentos no se ve alterada por un congelado previo. ABC. es La pregunta del día: ¿Prefiere realizar la compra navideña en un mercado o en un centro comercial? Opine en abc. es