Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 12 s 2006 ESPAÑA 29 Una red de piratas informáticos logró datos bancarios de 20.000 usuarios Los cinco detenidos son marroquíes y vivían en Fuengirola s El cerebro de 19 años, es un genio de los ordenadores C. M. MADRID. Si recibe usted un correo electrónico de una supuesta entidad bancaria, de toda su confianza, desconfíe. No facilite ni un solo dato de banca electrónica, de lo contrario con sólo introducir su nombre y su clave estará perdido y su cuenta saqueada. Habrá caído en la trampa de algún pirata de internet dedicado al phishing como el grupo desarticulado por la Guardia Civil. Los agentes han detenido a seis marroquíes, de entre 19 y 30 años, que habían conseguido datos bancarios e informaciones de más de 20.000 personas y disponían de unas 200.000 direcciones de correo electrónico de españoles, potenciales y futuras víctimas de sus campañas de phishing Se les han intervenido además documentaciones de varios países y más de 500 tarjetas de crédito falsificadas, grabadores, sistemas informáticos, un distorsionador de frecuencias y un coche robado. Tres de los arrestados han ingresado en prisión y otros tres han quedado en libertad con cargos, según la Guardia Civil. La investigación comenzó hace un año cuando un vecino de Elizondo (Navarra) denunció que le habían desvalijado su cuenta bancaria mediante transferencias vía internet no autorizadas. Era la primera víctima conocida de estos hackers que llevaban a cabo campañas masivas, con los mismos patrones e idéntica apariencia. Las pesquisas condujeron hasta el cerebro del grupo, un joven de 19 años, que se encargaba de diseñar páginas web que eran un auténtico calco de las de algunos bancos. King, condenado a 19 años de cárcel por matar a Rocío Wanninkhof JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El británico Tony Alexander King ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a 19 años de cárcel por el crimen de Rocío Wanninkhof, que murió tras recibir nueve puñaladas cuando se dirigía desde la Cala de Mijas a su casa el 9 de octubre de 1999 para ducharse y reunirse con su novio. El Tribunal le condena a 19 años por el delito de asesinato con la agravante de que se cometió en un lugar despoblado y le pide una indemnización de 210.000 euros para la madre de la víctima, Alicia Hornos, y de 42.000 euros para los dos hermanos de la joven, Guillermo y Blanca Wanninkhof. El magistrado declara culpable a King, pero dice que tuvo cómplices. Asegura que es el autor del asesinato, pero subraya que no actuó solo, sino en compañía al menos de dos personas En el fallo se indica que el británico no padece enfermedad psíquica alguna, que su comprensión y voluntariedad fueron normales y que simplemente es un psicópata. Desconfíe siempre Para reducir este tipo de estafas los especialistas dan una serie de consejos que conviene seguir. -No abra mensajes de correo electrónico no solicitados o de procedencia desconocida. Elimínelos. -Cuando navegue, busque páginas de confianza, si es posible avaladas por sellos o certificados de calidad. -Utilice siempre software legal. Evite las descargas de programas de lugares no seguros de internet. -Si recibe mensajes que piden el reenvío a sus conocidos, informando de noticias llamativas o apelando a motivos filantrópicos, desconfíe. -No se fíe de los mensajes enviados por supuestos bancos. Tenían páginas web para recarga de tarjetas de móvil, a mitad de precio; con ellas conseguían más datos Ese era el señuelo para que los destinatarios de los correos facilitaran sus datos personales y bancarios. Los agentes arrestaron en Fuengirola (Málaga) al cabecilla y a otras cinco personas, incluida una mujer. El grupo establecía las conexiones desde ordenadores pirateados o a través de conexiones inalámbricas (wifi) abiertas para conseguir el anonimato. La banda instalaba programas espías (troyanos) en ordenadores de usuarios que nada tenían que ver con los hechos delictivos y a partir de ese momento todos los espías trabajaban- -sin saberlo- -a las órdenes del grupo. Paralelamente, los piratas accedían de forma ilegal a sistemas informáticos de empresas, vulneraban la seguridad y robaban información. Los ahora detenidos disponían asimismo de diversas páginas web para la recarga de tarjetas prepago de telefonía, a mitad de precio, que utilizaban para capturar los datos bancarios de las personas a las que recargaban las tarjetas. Luego hacían compras fraudulentas.