Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 12 s 2006 ESPAÑA 25 La Justicia deja a Madrid flexibilizar la ley del tabaco mientras no haya sentencia Dicta un auto por el que no acepta la suspensión cautelar del reglamento de la Comunidad de Madrid que pedía el Gobierno s Emitirá sentencia antes de abril G. ZANZA N. COLLI MADRID. La Comunidad de Madrid ganó ayer el primer asalto jurídico al Ministerio de Sanidad en su pugna por la ley del tabaco. La Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictó ayer un auto rechazando la petición del Ministerio de suspender cautelarmente la aplicación de un decreto del Gobierno de Madrid que flexibiliza la norma estatal. El Tribunal no ha dictaminado sobre la legalidad del decreto autonómico, sino sobre su suspensión cautelar, a la que no hay lugar. Es decir, el proceso judicial que inició el Ministerio en noviembre sigue su curso, pero mientras, la Comunidad de Madrid puede aplicar su reglamento. Fuentes jurídicas señalaron a ABC que el Tribunal puede dictar sentencia en el plazo de dos o tres meses, a lo sumo a principios de abril ya que esta causa tiene un trato preferente al resolver sobre una disposición de carácter general que no se incluye en el turno habitual, cuya resolución suele dilatarse entre 18 y 24 meses como mínimo. Para el Gobierno de Esperanza Aguirre el auto es un triunfo, porque prevalecen los derechos individuales frente al afan intervencionista del Gobierno de Zapatero según su vicepresidente Ignacio González, quien subrayó que la decisión judicial ratifica que el decreto se limita escrupulosa y estrictamente a la normativa estatal y protege la salud de todos los madrileños. El Ejecutivo madrileño interpuso en mayo una demanda contra la ministra de Sanidad, Elena Salgado, por unas declaraciones en las que aseguraba que el Gobierno de Aguirre atentaba contra la salud de los madrileños. Por ello, González exigió a Salgado que rectifique sus gravísimas acusaciones La ministra indicó que el recurso sigue adelante que se mantienen las peticiones del Ministerio y que el TSJM no ha entrado en el fondo del asunto Los servicios jurídicos estudian recurrir el auto. No es irreversible La Sala de lo Contencioso- Administrativo niega al Ministerio la suspensión cautelar de las medidas previstas en el decreto de la Comunidad de Madrid debido a que no aprecia situaciones que se nos presenten como irreversibles y que puedan convertir en ineficaz la sentencia que se dicte En el auto, adoptado por unanimidad, los magistrados consideran que en el decreto laten los principios que en orden a la protección de los no fumadores en los espacios colectivos, inspiran la legislación básica estatal, especialmente en lo relativo a la separación física de espacios, señalización adecuada y mecanismos que permitan garantizar la eliminación de humos todo ello, según el Tribunal, a primera vista y sin prejuzgar en absoluto el pronunciamiento de fondo que en su día se dicte El decreto de la Comunidad de Madrid flexibiliza la aplicación de la ley del tabaco y con esta decisión judicial ofrece mayor seguridad jurídica a los empresarios que tengan que realizar reformas. La norma permite fumar en las empresas, por ejemplo en sus bares (si tienen más de 100 metros cuadrados y sala de fumadores) o en actos institucionales o representativos. Modifica el sistema para medir la superficie de los bares y facilita a los restaurantes disponer de cuantos reservados quieran donde se pueda fumar. Esperanza Aguirre J. DE DOMINGO Las diferencias Empresas: Madrid deja fumar en sus bares (si tienen más de 100 metros y sala de fumadores) La norma nacional no, y sólo permite el tabaco en espacios al aire libre (jardines o calles) Actos institucionales: sean públicos o privados se puede fumar. Si el local tiene más de 100 metros hace falta sala. La ley estatal no lo permite. Restaurantes: pueden tener cuantos reservados quieran. Si el cliente lo desea, se puede fumar. La ley nacional sólo permite el tabaco en salas para fumadores, que no pueden superar el 30 del espacio destinado a clientes en todo el establecimiento. Bodas: quien contrate la sala decide si se fuma o no. En la norma estatal no se permite. Salas para fumadores: la norma estatal obliga a separar con cristal y vidrio. La regional acepta también sistemas de extracción o eliminación de humos, que no son admitidos por la ley nacional. Moratoria hasta el 7 de mayo Además, faculta a quien contrate un salón (para una boda, comunión... a decidir si se fuma o no. El decreto impone una moratoria hasta el 7 de mayo para adaptar los locales. Nada de esto está previsto en la ley que fue aprobada por unanimidad en el Congreso hace un año. El auto del TSJM fue acogido con satisfacción por los empresarios madrileños y con decepción por los médicos. La Confederación Empresarial de Madrid, al igual que la Cámara de Comercio, cree que el decreto hace compatibles los principios de la salud pública y los derechos de los no fumadores. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (agrupa a 40 sociedades médicas) indicó que el TSJM no ha entrado a fondo y que este decreto hace mucho daño tanto a la salud pública de Madrid como fuera, ya que justifica algunos incumplimientos en otras comunidades El reglamento de Madrid no obliga a cerrar con ladrillo o cristal las salas de fumadores ABC. es Auto del Tribunal y decreto de la Comunidad de Madrid en abc. es