Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA JUEVES 21 s 12 s 2006 ABC Los españoles con obesidad mórbida no podrán adoptar niños en China Tampoco se le permitirá a los casados por tercera vez, a las familias con cinco hijos o más, a quien tenga un patrimonio inferior a 61.500 euros y a discapacitados PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL M. J. PÉREZ- BARCO PEKÍN MADRID. Las esperanzas que muchos españoles habían depositado en formar una familia a través de la adopción de un niño en China se han visto truncadas. Según han anunciado las Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (Ecai) españolas y las agencias estadounidenses, el Gobierno chino endurecerá a partir del 1 de mayo del próximo año los requisitos exigidos a los extranjeros que solicitan en adopción un menor de ese país. Las medidas resultan tan restrictivas que incluso se exige un mínimo de ingresos, no superar un índice de peso y no padecer algunas enfermedades. El cambio de normativa tiene una importancia trascendental para las familias españolas, ya que China fue el pasado año el país preferido por muchos hogares que querían adoptar un niño. En total, llegaron 2.753 pequeños del gigante asiático que se convirtieron en uno más de su nueva familia. Además, España es, tras Estados Unidos, el país que más niños adopta en esta nación. Adopciones Chino también confeccionará una lista, que se dará a conocer en su momento, con las enfermedades que serán motivo de rechazo para las madres y los padres que deseen adoptar un pequeño. Las restricciones se han fijado hasta en el nivel de ingresos. No tendrán oportunidades los solicitantes que no acrediten, con su patrimonio y sus ingresos, una posición económica lo suficientemente desahogada como para poder mantener a su futuro vástago. El TC avala el juicio militar a un guardia civil autor de un doble asesinato NIEVES COLLI MADRID. Los hechos ocurrieron en junio de 2003 cuando el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Peñafiel- -cesado en el mando a finales de 2002- -se presentó en la sede de la Comandancia de Albacete vestido de paisano, se hizo con la pistola reglamentaria de un suboficial y, en un lapso de tiempo de apenas cinco minutos, asesinó a un comandante, al médico del cuartel (que era civil) e hirió a un teniente coronel. Finalmente, se autolesionó disparándose. Peñafiel fue condenado por la Sala Militar del Tribunal Supremo a 42 años de prisión. El suceso provocó un conflicto de competencia entre el Juzgado Togado Militar Central número 2 y el Juzgado de Instrucción número 8 de Albacete, que de forma paralela abrieron una investigación para esclarecer los hechos. La Jurisdicción Militar terminó instruyendo y juzgando la causa por decisión de la Sala Especial de Conflictos de Jurisdicción del Tribunal Supremo. Niveles de ingresos Las autoridades chinas exigirán a los solicitantes un patrimonio familiar que debe superar los 80.000 dólares (61.538 euros) Y, aparte de demostrar que uno de los dos miembros de la familia trabaja, también se pide una renta mínima. Los ingresos anuales deberán ser superiores a los 10.000 dólares (7.692 euros) por cada miembro de la familia, teniendo en cuenta el niño que se va a adoptar. Por ejemplo, para una familia con un hijo más el niño a adoptar, su renta debería superar los 40.000 dólares (30.769 euros) explica desde su página web la ACI. Mención aparte merecen los solteros o los miembros de familias monoparentales, ya que el Gobierno chino tiene previsto limitar las adopciones sólo a los matrimonios. Para ello, la pareja deberá haber estado casada al menos dos años. En caso de que alguno de los cónyuges se haya divorciado y vuelto a casarse, se exigirá un periodo de convivencia de cinco años. El cónyuge que se encuentre en un tercer matrimonio no tendrá derecho a adoptar a un menor. Naturaleza castrense Esa resolución, que fue recurrida por el mando de la Guardia Civil, ha sido avalada ahora por el Constitucional. El máximo intérprete de la Constitución da la razón al Supremo (y a la Fiscalía) y justifica la competencia de la Jurisdicción Militar en la naturaleza indubitadamente militar de dos de los delitos cometidos (el asesinato del comandante y las lesiones al teniente coronel) pues fueron cometidos- -recuerda el TC- -por un militar, en un recinto militar, contra otros militares que mantenían relaciones jerárquicas con el recurrente, con un arma militar y con una finalidad de venganza por haber sido cesado en el mando de la Comandancia de Albacete. Los otros dos delitos (homicidio del médico y tenencia ilícita de armas) tienen carácter común pero al existir una clara conexión con los anteriores, se ven arrastrados a la justicia castrense. La defensa, por el contrario, alegó que no se daban las condiciones para hablar de delitos de naturaleza castrense porque Peñafiel había sido cesado- -y por tanto no podía tener relación jerárquica con las víctimas- -y porque sufría enajenación mental cuando ocurrieron los hechos. El TC rechaza también que se vulnerara el derecho al juez predeterminado por la ley. Niños de un orfanato chino de la ciudad de Hefei EPA Avalancha de solicitudes Las nuevas restricciones se deben, según argumentan las autoridades chinas, a la avalancha de peticiones recibidas cada año para adoptar un niño. Unas cifras que podrían llegar a superar al número de pequeños disponibles en los orfanatos. De hecho, una delegación china informó a la Ecai ACI (Asociación Española para el Cuidado de la Infancia) en una reunión mantenida el pasado mes de septiembre, que el registro de expedientes en 2005 supuso un incremento del 210 con respecto a 2004. Para empezar, el régimen comunista rechazará las solicitudes de padres obesos, pues aplicará unas normas de selección que tendrán en cuenta el peso de los adoptantes. Los solicitantes no deberán superar un índice de masa corporal de 40, que equivale a la obesidad mórbida. De igual modo, serán vetados aquéllos que sufran alguna discapacidad física o enfermedades mentales e incluso quienes tomen antidepresivos o tranquilizantes. El Centro de Las restricciones No superar un índice de masa corporal de 40. No padecer una enfermedad mental o discapacidad física. Contar con un patrimonio de 61.538 euros y unos ingresos anuales de 7.692 por cada miembro de la familia. No haberse casado por tercera vez. Una familia con hijos también sufrirá la nueva normativa. El más pequeño deberá contar con un año de edad. Las familias con cinco hijos o más no podrán adoptar. Veto a las familias con hijos De esta manera, Pekín acabará con el cupo del 8 por ciento de adopciones que, hasta el momento, reservaba a los solteros o divorciados. Aunque el Gobierno chino prohíbe a los homosexuales adoptar niños y, en ocasiones, hasta exige una carta firmada confesando su condición sexual, muchos gays y lesbianas aprovechaban dicho cupo para ver cumplido su sueño de ser padres. Pero es que las restriccio- nes también existen para las familias que ya tienen hijos: el más pequeño de ellos debe haber cumplido al menos un año y no podrán adoptar aquellas familias en las que ya convivan cinco hijos o más. Desde luego, las restricciones no cuentan con el apoyo de las Ecais españolas. Desde Andeni (Asociación Nacional para la Defensa del Niño) expli- can que la nueva normativa no se ajusta a la realidad de las familias españolas y tienen la esperanza de que se puedan suavizar una vez que las autoridades chinas conozcan cómo se vive en nuestro país Todas estas condiciones entrarán en vigor a partir del 1 de mayo de 2007, pero las solicitudes que sean tramitadas desde ahora hasta esa fecha seguirán rigiéndose por los criterios actuales. Por ese motivo, no sería de extrañar que se produjera una avalancha de peticiones durante los próximos cinco meses, aunque, según ha informado el diario The New York Times, muchas agencias de adopciones norteamericanas ya estaban rechazando a los candidatos que no cumplen las nuevas normas. En China la política del hijo único ha provocado que muchas féminas sean abandonadas en los orfanatos nada más nacer. Las familias prefieren al varón, ya que éste se encargará de atender a los progenitores cuando sean mayores porque las mujeres se marchan a casa del marido al casarse.