Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La negociación ETA- Gobierno s La banda desactiva la jornada de presión JUEVES 21 s 12 s 2006 ABC El mobilizazio eguna (día de la movilización) se desinfló. El llamamiento de la ilegalizada Askatasuna en numerosas localidades quedó desactivado, como claro indicio de que el Gobierno y ETA se han dado un respiro Uno de los enmascarados que protagonizaron ayer la protesta proetarra de LAB en el centro de Bilbao TELEPRESS de Justicia. Un fuego de artificio al que ni siquiera se prendió finalmente fuego. Ni un solo manifestante (y sí muchos periodistas, inútilmente expectantes) en un Mobilizazio eguna Día de la Movilización en el que la callada por única respuesta resultó reveladora: la salida a la luz pública de la primera cita ETA- Gobierno había dado un vuelco a todas las previsiones de algaradas. Así pues, el único incidente se registró en Amorebieta, cuando un ertzaina acorralado se vio obligado a disparar al aire. ETA impone la calma Aunque no ha habido confirmación oficial de la reunión ETA- Gobierno, el sosiego en las calles del País Vasco en la que a priori iba a ser una jornada de lucha resultó significativo San Sebastián y Pamplona Que los engranajes del proceso se mueven con timidez otra quedó de manifiesto en San Sebastián, donde conspicuos alborotadores como los dirigentes batasunos Joseba Permach y Joseba Álvarez se juntaron en una protesta de mínimos que reunió a 200 personas. En Pamplona, los acontecimientos se desarrollaron en términos muy parecidos a los de Bilbao: exhibición pública de escaso alcance a cargo del sindicato LAB (con presencia del inevitable Pernando Barrena) y un encierro de una decena de personas en unas dependencias de la Catedral para las clásicas reivindicaciones cara a la galería. Así, la tónica general fue, en todo el País Vasco y Navarra, la de una tranquilidad sobrevenida por la aparente expectativa de cobro de algún peaje, quizá en primera instancia referido a los presos. Después de varios días en los que la tropa propagandística abertzale (con participación entusiasta de sus corifeos jurídicos y eclesiales) había activado todos sus resortes para caldear esta jornada de lucha sorprendía ayer a primera hora de la mañana que incluso en el apartado del terrorrismo callejero la madrugada había resultado más tranquila de lo que es últimamente habitual. Apenas unos neumáticos chamuscados en Vitoria. Aparente respiro que alimenta en algunos el espejismo zorionak! de una Navidad diferente, aunque llegue envuelta en un papel de regalo opaco y confuso. BLANCA TORQUEMADA BILBAO. Gélido, gris. Ayer era el día del no pasarán la soflama con la que Askatasuna pretendía incendiar las calles vascas y navarras con movilizaciones ilegales, en vista de la ausencia de gestos del Gobierno en el proceso Pero Bilbao se desayunó ayer con la noticia servida por El Correo (una reunión entre enviados del Gobierno y ETA) y ya nada fue como se había barruntado en las vísperas. Ni allí ni en ninguna de las otras doscientas localidades en las que se había llamado a esa rebelión No hubo respuesta al grito de guerra Euskal Herria kalera Euskal Herria a la calle en una evidencia de desactivación orquestada a instancias de quien manda, de la facción encapuchada. Algo sustancial había cambiado en esta negociación subterránea y administrada con cuentagotas. Directrices determinantes llevaron ayer a las organizacio- En San Sebastián hubo también movilizaciones poco concurridas y sin incidentes nes que habían planteado este nuevo desafío al Estado de Derecho a no salir de sus madrigueras. Sólo se echó a la calle LAB, el fleco legal del entramado proetarra, sin mucho más afán que el de propiciar las imprescindibles fotos de prensa sin armar demasiado jaleo. formance rancia y mil veces vista: unas cuantas decenas de personas con petos reivindicativos, ikurriñas, caretas y una gran pancarta en favor de la autodeterminación, mientras la megafonía ad hoc escupía, alternativamente, tonadillas de caserío, sonido de campanadas y el vagido de una sirena de emergencia. Entre las proclamas, cobraron protagonismo las de apoyo al asesino De Juana, a quien, según los manifestantes, está matando el PSOE. Por allí se dejó ver el ba- EFE En la Plaza Circular En Bilbao el sindicato batasuno había hecho un llamamiento a mediodía en la céntrica Plaza Circular que finalmente se resolvió con una per- tasuno Carmelo Landa, junto a los cabecillas de LAB, mientras a muy pocos metros, apenas alterados por lo que es una cíclica rutina en el País Vasco, los pajes de los Reyes Magos de El Corte Inglés iban despachando las cartas de los niños. Pero la atención no estaba centrada en esa movilización de la Plaza Circular (legal, a fin de cuentas, por convocarla LAB) sino en la prohibida por Garzón, la que Askatasuna había promovido, sólo media hora más tarde, junto al Palacio