Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 21 s 12 s 2006 ABC AD LIBITUM BARTOLO Y PEROGRULLO OSÉ Luis Rodríguez Zapatero tiene un método de raciocinio idéntico al de Perogrullo, y por eso sus verdades, cuando lo son, resultan mostrencas. Con toda propiedad podría decirnos el presidente del Gobierno, después de arquear las cejas y congelar por un instante su sonrisa perpetua: Volarase con las plumas, andarase con los pies; serán seis dos veces tres, por muy mal que hagas las sumas Cosas de menor enjundia nos repite con frecuencia, pero bajándole una octava a su voz de cada día y con ademán de sublime trascendencia. Mariano Rajoy tiene una flauta como la de Bartolo- -con un M. MARTÍN agujero solo- -y de ahí la FERRAND monotonía de su discurso, un concierto en no sostenido que aburre sin estimular a nadie, ni a los próximos. En vísperas de su encuentro de mañana Zapatero ha dicho para que, en la distancia, le escuche Rajoy que si sale mal, nunca me oiréis decir que ha sido por culpa del PP Naturalmente. Ni su maestro Perogrullo se hubiera atrevido a una formulación tan groseramente evidente. Si el proceso sale mal la culpa será de ETA. La responsabilidad de Zapatero residirá, en todo caso, en haber iniciado unas conversaciones. No porque su desarrollo y buen fin puedan quebrar, quiero suponer, por las limitaciones que la ley y el buen sentido marcan para el caso. Es obsesiva la inquietud que tienen nuestros líderes por buscar culpables en todos los acontecimientos y acciones que aquí se suceden. Desde un planteamiento estrictamente democrático, y aceptando que somos un Estado de Derecho, el final del terrorismo etarra y de todos sus agentes y cómplices debiera ser estrictamente policial y, por ello, judicial. Hablamos de delincuentes y la cárcel es su destino natural. Otra cosa es que el Estado sea incapaz de cerrar el ciclo con los métodos ortodoxos y deba recurrirse a una fórmula heterodoxa. De hecho, así viene siendo la actuación de todos los gobiernos democráticos que se han sucedido. En el caso que ahora nos ocupa e inquieta, dada la oscuridad que lo envuelve, la inquietud arranca de los compromisos que, indebidamente, podría haber aceptado el jefe de Gobierno; pero ésa es, de momento, una sospecha gratuita. Ni la música de Bartolo ni las verdades de Perogrullo parecen el acompañamiento y el método adecuados para buscar el deseable entendimiento entre Rajoy y Zapatero para la solución de un problema que es de todos y carece de ideologías, aunque la condición zigzagueante y confusa del líder socialista invite a la desconfianza de su desconfiado interlocutor. Su encuentro de mañana, prenavideño, hay que verlo como un ejercicio de compensación tras la exhibición de mala educación y escaso tacto que ambos hicieron el día de la Constitución. Por lo menos, guardar las formas. Lo de razonar con Zapatero ya es otra dimensión. ZAPATERO, AISLADO DE EUROPA ciente energía para ser su sustituto. Ya pocos días antes N la Unión Europea se discute más el sexo de los de comenzar, la presidencia alemana advierte de que no ángeles que la naturaleza de los demonios. En muva a operar milagros Sus opciones más concretas son chos días de niebla densa las elites europeas consisuperar el punto muerto constitucional y asegurar el guen distinguir los árboles, pero casi siempre es a costa aprovisionamiento energético de Europa. Ese segundo de perder de vista el bosque. Viene la presidencia semesobjetivo define en gran manera un empeño genérico de la tral alemana en un instante en que la defensa de los inteUE, generado en no poca medida por la osada petro- polítireses españoles parece extraviada más allá de muchos ca de Putin. Respecto al Tratado Constitucional votado precedentes, sin aliados identificables, carente de estrade forma negativa en Francia y Holanda, Angela tegia y más bien con una cierta indiferencia de Merkel buscará consenso para una versión miniLa Moncloa en particular y de la sociedad en gemalista del proyecto que sólo tuviera que ser votaneral. Es cierto que en toda la Unión Europea no da por los parlamentos nacionales. Teóricamense viven estos momentos con ilusión, sino más te, puesto que el socialismo francés y los tories bien con recelo, en la incertidumbre, con inseguque lidera David Cameron exigen referendos paridad e incluso con miedo. ra todo cambio, sería un atajo que iba a atraer las La Unión Europea marea la perdiz con Turcríticas del populismo eurocescéptico, a pesar de quía, no sabe cómo interpretar la situación iraque el más reciente Eurobarómetro indique una quí, teme involucrarse más en Afganistán y no tieVALENTÍ leve alza- -del 47 al 53 por ciento- -en el apoyo pone cuerpo ni voluntad como para dar pautas en PUIG pular al Tratado Constitucional. La postura espaOriente Medio. A la vista se están corroyendo los ñola está por ignorar el no pre- existente. fundamentos de la Alianza Atlántica, ante la práctica inUn informe del think tank Bruegel subraya que los anición de toda Europa, salvo los países que vivieron sodesafíos- -energía, comercio global, política medioammetidos al imperio soviético. Blair se va, habrá unos mebiental, proteccionismo- -no tienen precedentes, al tiemses de vacío de poder en Francia y Angela Merkel parece po que los equilibrios del poder económico y político en supeditarlo todo a un nuevo Tratado Constitucional en Europa lo dificultan todo en mayor medida que en las déedición de bolsillo. El servicio exterior de España pugna cadas recientes. Es decir, el papel de la UE en la gobernanpor mantener posiciones, pero sin un liderato político clacia global debiera ser cada vez mayor, pero la voluntad de ro. Por significativo que sea el pesimismo alemán según los europeos no es ésa, porque aumenta la intimidación las encuestas, en Berlín siempre habrá oportunidad para ante el liderato y las reformas por asumir. Es el nudo gorrecordar que Rodríguez Zapatero dijo que Angela Merkel diano que la Europa de hoy ha de cortar. Ahí la actitud de era una fracasada. De todos modos, es una lástima que de España es en verdad menos decisoria que en otros tiemuna vez por todas no se deposite el Tratado Constituciopos, como consecuencia de un aislamiento incomprensinal en la oficina de objetos perdidos. ble desde el punto de vista de los intereses nacionales. CoEl siglo que iba a ser de Europa tiene todo el aspecto de mo dice el informe Bruegel, cuanto más tarde la UE en reser el siglo de Asia. Mientras, la política exterior de Espaconocer que el mundo ha cambiado, menor será su peso ña tiene por prioridad una Alianza de Civilizaciones meen ese mundo: Europa debe asumir cuanto antes sus resrecedora de un episodio de Tintín, ahora que se celebran ponsabilidades en un mundo global. No habría modo los cien años del nacimiento de su creador, Hergé. No pamás sustantivo de contribuir a lo bueno de un medio sirecen los países- miembros de la Unión Europea fuertes y glo europeo comparativamente más estable y próspero capaces de comenzar el nuevo año desplegando iniciatique casi toda su larga existencia. vas multilateralistas que puedan interpretarse como vpuig abc. es complementarias de los Estados Unidos o dotadas de sufi- J E -Huyendo del consumismo de estos días en la ciudad nos vinimos al campo. Estamos junto a una casa a la que le haríamos cancha de tenis, garaje y piscina; el banco nos dice que sí, que nos concede otra hipoteca.