Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA MIÉRCOLES 20 s 12 s 2006 ABC Donde más crece el urbanismo es en los municipios que gobierna el PSOE Ramón Luis Valcárcel s Presidente de la Región de Murcia Los escándalos urbanísticos y el conflicto del agua entre regiones centraron ayer la entrevista que Valcárcel concedió en Onda 6 a varios periodistas de La Verdad -Hasta hace un año se hablaba mucho de agua y ha sido para el PP un gran activo electoral. Ahora se habla casi lo mismo del ladrillo. ¿Puede convertirse en el arma electoral del PSOE? -Donde más crece el urbanismo es en los municipios gobernados por socialistas. Con lo que si el PSOE quiere hacer del urbanismo un arma electoralista contra el Gobierno del PP, no sé hasta qué punto les va a beneficiar. Además, se equivocan de ventanilla: la competencia es municipal. -La Fiscalía acumula una veintena de casos sobre presunta corrupción política, como Lo Poyo, Novo Cartagho o La Zerrichera. ¿Cree usted que es imparcial el fiscal jefe, Manuel López Bernal? -Sería terrible que algún día creyera que el fiscal jefe no es imparcial. Ni tan siquiera me planteo esa posibilidad. Sobre los casos que investiga, el fiscal acumula denuncias del PP para evitar el uso que hace el PSOE de la Fiscalía. Hay algo muy grave: el PSOE está intentando instrumentalizar la Fiscalía del TSJ. Siempre amenaza con que me voy al fiscal Mire usted, yo también me voy al fiscal. El PP le ha llevado casos pidiendo el amparo para que no se acuse sin pruebas. La iniciativa de denunciar Lo Poyo y Novo Cartagho ha sido del PP. Y en La Zerrichera, hasta hemos encargado informes externos para colaborar con la Justicia y que se acaben las acusaciones. ¿No le parece que en su partido y su gobierno hay personas que les han puesto en evidencia por sus relaciones de amistad con determinados constructores? ¿Por ejemplo? -Hay un concejal de Murcia que tuvo una relación societaria con un constructor de La Manga; un consejero que se las toma con un dueño de Polaris; otro consejero que Valcárcel en un instante de su intervención en el canal de televisión de Vocento en Murcia comparte merienda en los toros con otro constructor... -Antes de estar incluso en la política ya eran amigos de constructores. No veo muy lógico que al convertirte en político rompas esa amistad porque o bien el político es un pirata o el constructor es un pirata. Antonio Sánchez Carrillo es amigo mío desde la infancia. Y es un hombre de una honradez a carta cabal. Y le adelanto que nadie podrá encontrar la más mínima mancha sobre él. -Hace once años, cuando llegó a la presidencia, declaró que por ética y estética los constructores no serían concejales de Urbanismo del PP. El alcalde de San Javier ha concedido obras públicas a empresas con las que ha tenido negocios. ¿Debería renunciar a la reelección? -Es alcalde, no concejal de Urbanismo. En estos momentos se está viendo, por el fiscal, si ha votado acuerdos con intereses. No me pidan que yo sentencie. Vamos a dejar que el fiscal termine. Sí le digo que si el fiscal acusa a este alcalde o a cualquier otro alcalde del PP miem, bro del PP o del Gobierno regional, y lo eleva al juez, automáticamente dejaría de ser alcalde. ¿Los convenios urbanísticos se han convertido en una puerta para posibles corrupciones? ¿Hay alguna forma de tutelarlos? -Los convenios no tienen por qué ser la antesala de la corrupción. Y me podría convenir ese discurso porque los municipios socialistas son los que más los usan. A lo mejor sí es necesario que ayuntamientos con voracidad sean tutelados, J. LEAL pero la competencia es municipal y tengo por costumbre no invadir competencias. -El PSOE acusa insistentemente a usted y a su familia de enriquecerse gracias a su cargo público. En concreto ataca las actividades de su hermano y a su vivienda familiar. ¿Ha interpuesto una demanda contra su honor como ya anunció? -Esto es una manera de ata- A los pocos días de que Narbona dijera que el trasvase del Tajo no se toca, se le puso fecha de caducidad. ¿A dónde hemos llegado? car no tanto a Carlos Valcárcel como al presidente de la Comunidad. Se ha recurrido a lo fácil, a lo ruin. Mi hermano retó al PSOE a que concretase una sola ilegalidad o irregularidad, y aún estamos esperando desde febrero pasado. -Dos alcaldes del PSOE (Lorca y Los Alcázares) han dimitido tras desatarse polémicas. ¿Podría utilizar el PSOE esto contra ustedes alegando que ellos sí han depurado? -El PSOE ha defendido la labor de estos alcaldes y afirmó que se iban porque querían. Sería ahora muy complicado que dijera que se han marchado por corruptos. Exigiría una aclaración inmediata. ¿Y no es asombroso que en su partido, objeto de críticas por diversos temas urbanísticos, no haya dimitido nadie, al margen de los dos consejeros que se marcharon? -Los consejeros se marcharon por motivos personales. No hay ninguna sospecha en sus dimisiones. Si por el mero hecho de que yo señale ya todo el mundo es corrupto, sobraría la Justicia. ¿A qué esperan para irse? A que haya sentencia o evidencia. ¿Dónde hay evidencia? Pues en Los Alcázares, donde hay una clara conexión con la trama marbellí. Alguien ha estado adquiriendo terrenos donde ya se había adjudicado un campo de golf. Hay miembros de corporaciones locales que se han valido de influencias para sus intereses propios. Estamos esperando datos del ático de un conocido político de Ceutí. Otro votó siendo concejal en favor de su propia empresa. Tengo muy claro que el día que alguien sea pillado con las manos en la masa, que vote intereses personales o familiares, se va a la calle. Eso lo hizo Pedro Saura secretario regional del PSOE cuando era concejal en Torre Pacheco. ¿Seguirá reivindicando el trasvase del Ebro? -Desde luego, seguiré reivindicando algo en lo que creo. Y no sólo se trata de mí, así lo quieren el 85 por ciento de los ciudadanos de esta Región. Y también la desalinización. El ente publico del agua que hemos creado ya ha dado respuestas en ese sentido, a través de la creación de una planta en Escombreras. Pero la desalinización no es una solución. Hay que seguir pidiendo soluciones. Por ejemplo, el Tajo medio, también el Ebro. Si de aquí hay que traer menos agua, pensemos en el Ródano, en Cataluña... hay mil fórmulas si hubiera voluntad; pero no hay voluntad ni ideas. Me he reunido con Narbona en Madrid, la he invitado a Murcia y ha venido. Aseguró que el Tajo no se toca y a los pocos días se le puso fecha de caducidad. ¿A dónde hemos llegado?