Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 s 12 s 2006 La negociación ETA- Gobierno ESPAÑA 15 Ibarretxe concede más de 212.000 euros a familiares de reclusos de ETA Un preso etarra sigue el ejemplo de De Juana e inicia por su cuenta una huelga de hambre M. L. G. F. J. P. BILBAO MADRID. Los Presupuestos del País Vasco correspondientes a 2007 volverán a incluir una partida para financiar a familiares de presos recluidos en cárceles de fuera del País Vasco. La retirada de las ayudas, planteada por PP y PSE, fue rechazada por PNV EA, IU y EHAK (Batasuna) De esa forma, la Consejería de Justicia reservará para el entorno etarra algo más de 212.000 euros del presupuesto destinado al programa Familia EHAK propuso que la suma destinada a los allegados de los presos etarras pasara de 212.000 a 424.000 euros, lo que fue rechazado por el resto. Por el contrario, PNV EA, IU, PSE y PP acordaron, con el voto en contra de los batasunos de EHAK, un aumento de la cuantía reservada a las víctimas del terrorismo a través de una enmienda que destina 50.000 euros para el desarrollo de la Ley de Solidaridad. En este contexto, el preso de ETA Jon Garmendia, Txuria encarcelado en la prisión madrileña de Navalcarnero, comenzó el pasado lunes una huelga de hambre indefinida con el objetivo de solicitar su traslado al País Vasco para recibir asistencia médica y el tratamiento que requiere debido a la enfermedad que padece tras sufrir un accidente en 2001. Según la ilegalizada Askatasuna, Garmendia sufrió una grave enfermedad en 2001 y, como consecuencia de ello, continúa enfermo, ya que el tobillo y el pie derechos quedaron completamente destrozados Askatasuna aseguró en un comunicado que al etarra le realizaron numerosas operaciones para reconstruir el pie y el tobillo. Asimismo, según el grupo proetarra, padece osteitis crónica y osteoartrisis en el tobillo derecho, además de haber sufrido una osteomielitis con graves infecciones. Por todo ello, y con el objeto de pedir su traslado a algún centro penitenciario del País Vaco para recibir tratamiento médico adecuado, este preso comenzó el lunes su huelga de hambre. la disciplina. De hecho, en su día designó un equipo de interlocutores- -Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi y Anabel Egües, en España, y Argi Perurena y Daniel Derguy, en Francia- -para que sean los que negocien con Instituciones Penitenciarias en representación de todo el colectivo de presos. El miedo de la dirección de ETA a que se abran fisuras entre los reclusos sube de grados en el actual contexto, ya que quiere afrontar el denominado proceso de paz con una imagen de unidad, para que el Gobierno no detecte en la cuestión de los presos un punto vulnerable para Josu Ternera y Txeroki La iniciativa de De Juana, ahora imitada por Garmendia, provocó también, como en su día adelantó ABC, un fuerte malestar entre los reclusos etarras por cuanto suponía buscarse la vida sin contar con el resto. Savater llama catalanada a la petición de que se derogue la Ley de Partidos ABC MADRID. El filósofo y representante de Basta Ya Fernando Savater calificó ayer como catalanada que un grupo de juristas catalanes, entre ellos el ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, hayan pedido la derogación de la Ley de Partidos y de la Ley Antiterrorista. Savater declaró a Servimedia que ésta es de las iniciativas que aparecen al calor de los nacionalismos Dicho esto, añadió que vuelve a ocurrir que los nacionalistas de un sitio y otro se echan una mano con pretextos legales o culturales En su opinión, esta propuesta no tiene demasiada credibilidad si la apoya Jiménez Villarejo, ya que, a su juicio, este fiscal ha dicho algunas tonterías cuando ocupaba puestos de responsabilidad. Con todo, señaló que espera que el Gobierno ignore esta petición y se mostró convencido de que los ciudadanos vamos a hacer muy poco caso a todos esos juristas catalanes Indisciplina Jon Garmendia sigue de esta manera los pasos de Ignacio de Juana Chaos que mantiene una huelga de hambre para exigir su excarcelación. El ex miembro del comando Madrid fue el primer etarra que por su cuenta emprendió una iniciativa de estas características, a espaldas del colectivo de presos de ETA y al margen de las directrices de los cabecillas. Precisamente, la medida adoptada por De Juana provocó recelos, cuando no malestar, en la cúpula de la banda, obsesionada siempre con que los presos mantengan a rajatabla