Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 19 s 12 s 2006 ECONOMÍA 47 España avanza un punto y alcanza ya el 98 de la renta media de la UE Los luxemburgueses tienen el mayor poder de compra de Europa, con un PIB por habitante que es 2,5 veces la media, y los estonios el más bajo, la mitad de la media MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Producto Interior Bruto (PIB) de los españoles en 2005, medido en poder de compra, se quedó 2 puntos porcentuales por debajo de la media de la Unión Europea, lo que supone a su vez un avance de un punto en relación con el año 2004, según datos de la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat. Este tímido avance, tan sólo un 1 punto, hasta situarse en el 98 de la renta media, se produce después de que entre 2003 y 2004 la riqueza por habitante de los españoles se mantuviera estable en el 97 de la renta media europea. Eurostat señaló ayer que, un año más, el PIB por habitante de Luxemburgo (251 es más de dos veces superior a la media de la UE el año pasado, mientras que el de Irlanda se mantuvo un 40 por encima. Holanda, Austria, Dinamarca, Bélgica, Reino Unido y Suecia, por su parte, están entre el 15 y el 25 por encima de la media. Una de las explicaciones que da Eurostat al elevado nivel de vida que hay en Luxemburgo es el hecho de que hay muchos trabajadores que viven en los países vecinos (Francia, Bélgica y Alemania) que, aunque contribuyen al PIB, no son después tenidos en cuenta a efectos de población residen- PIB POR HABITANTE EN PODER DE COMPRA UE 25 100 País 2003 UE 25 100 UE 25+ Bulg. Ruman. 96 Zona euro 107 Bégica 119 Rep. Checa 71 Dinamarca 120 Alemania 112 Estonia 51 Grecia 80 España 97 Francia 108 Irlanda 134 Italia 106 Chipre 85 Letonia 41 Lituania 47 Luxemburgo 237 Hungría 61 Malta 74 Países Bajos 124 Austria 123 Polonia 47 Portugal 73 Eslovenia 77 Eslovaquia 53 Finlandia 109 Suecia 115 Reino Unido 116 2004 100 96 106 119 72 120 111 53 81 97 108 136 103 88 44 49 241 61 71 125 123 49 72 80 54 111 115 118 2005 100 96 106 118 74 122 110 60 84 98 108 139 100 89 48 52 251 63 70 126 123 ABC Fuente: Comisión Europea El Gobierno alemán ya tiene nuevos inversores para entrar en EADS RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Alrededor de doce inversores alemanes se harán cargo del 7,5 de European Aeronautic Defence Space (EADS) del que se quiere deshacer el grupo de automoción DaimlerChrysler, según señalaron ayer a Dow Jones y a Reuters fuentes del Ministerio de Economía alemán. No hay por el momento comentario al respecto de EADS ni de Daimler Chrysler que, pese a reducir su participación a un 15 mantendrá su derecho de voto preferente. El Gobierno alemán se ha esforzado por reunir un grupo de capitalistas que aseguren la propiedad en el consorcio europeo, así como el equilibrio entre los accionistas e intereses franceses y alemanes, tras la intención de DaimlerChrysler de deshacerse de un tercio de su 22,5 y el sondeo de algunos interesados, incluida la oligarquía rusa. Se había especulado incluso con la posibilidad de que el propio estado alemán entrase en el accionariado del consorcio aeronáutico, a fin de asegurar la presencia germana, lo que no fue muy bien recibido en medios financieros. Un portavoz del Gobierno indicó que, en contra de algunas informaciones, no hacen falta más inversores pues el grupo necesario de interesados, del que no especificó el número pero sugirió que serían una docena, sería a su criterio suficiente. Éstos serían privados, como Deutsche Bank, Commerzbank o Goldman Sachs, y también institutos públicos de crédito como el KfW y posiblemente algunos de los poderosos bancos regionales alemanes, de los que se sabe que el West LB ha mostrado interés y no así el Bayern LB. El plan de participación, abanderado por la canciller Merkel en pro de una paridad franco- alemana, está previsto que se extienda a cuatro años y los inversores tomarían una participación indirecta y sin derecho a voto, pero los detalles del acuerdo, preparados por Deutsche Bank y el banco estadounidense de inversiones Morgan Stanley, se cerrarán en enero, agregó el portavoz del Gobierno Thomas Steg. Tampoco los citados bancos hicieron declaraciones. EADS es la empresa madre del constructor aeronáutico Airbus, con base en Toulouse, que desde hace un año no atraviesa por sus mejores momentos. El poder adquisitivo de los italianos, el que más cae Una de las cosas que destaca el informe de Eurostat sobre la riqueza de los europeos medida en su poder de compra es el caso de Italia. Se trata del país europeo cuya renta por habitante ha descendido más entre los años 2003 y 2005 ya que ha pasado de tener un 106 un 6 por encima de la media de la Unión Europea, a tan sólo el 100 En el lado de las bajadas, en un periodo además de fuerte crecimiento en el conjunto de la Unión Europea, se encuenta también Alemania, uno de los cinco grandes de la UE, pero tan sólo de un 2 desde el 112 de 2003 al 110 de 2005. Francia ha estado estable en el 108 50 71 82 57 111 115 117 te en el cálculo de PIB por habitante. Por otra parte, Finlandia, Alemania y Francia se han situado tan sólo un 10 por encima de la media, mientras que España e Italia prácticamente en el nivel de la media de renta por habitante de la UE. Mientras, en el polo opuesto de los anteriores, se encuentran los países que tienen una mayor diferencia de PIB por habitante con la media por la par- te baja de la clasificación. Así, en este grupo de países está Chipre, con una renta per cápita un 10 por debajo de la media. A Chipre le sigue Grecia y Eslovenia, con una renta un 20 %i nferior. Le siguen República Checa, Portugal y Malta, con un 30 por debajo de la media. Hungría, Estonia y Eslovaquia están alrededor de un 40 por debajo de la media de la UE mientras que alrededor de la media de riqueza por habitante están países como Lituania, Polonia y Letonia. La Eurozona creció un 2,7 en el tercer trimestre gracias a la demanda interna M. N. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona creció un 2,7 en el tercer trimestre en relación con el mismo periodo del año anterior, lo que supone una décima menos que en el segundo trimestre, según datos del último informe trimestral de coyuntura de la Comisión Europea. En términos intertrimestrales, el crecimiento ha sido de un 0,5 entre julio y septiembre de este año, la mitad que entre los meses de abril y junio. Según Bruselas, este crecimiento, aunque ligeramente más débil que en la primera mitad del año, es aún sólido y confirma que el impulso de la economía europea es general y sostenido en el tiempo En conjunto, el año se cerrará con un crecimiento económico en la Unión Europea de un 2,6 según las previsiones, y de un 2,1 en 2007. Bruselas explica la desaceleración del crecimiento en el tercer trimestre por la fuerte caída de la actividad en Francia, que ha pasado de un 1,2 de aumento en el segundo trimestre a cero en el tercero. El crecimiento en Italia, por su parte, también ha sido débil, con sólo un 0,3 mientras que en España se mantiene fuerte en un 0,9 y en Alemania y Holanda con un 0,6 de aumento respectivamente, siempre en tasas intertrimestrales. Pero, proyecciones al margen, si una cosa tiene clara la Comisión Europea en materia de crecimiento económico es que la demanda interna es el auténtico motor que ha contribuido en un 0,7 al aumento del crecimiento en el tercer trimestre. La cuestión estará en saber si esta fortaleza de la demanda interna podrá compensar una coyuntura internacional ligeramente menos favorable, como es el caso de Esta- dos Unidos que sufre una ralentización, o la inminente subida del IVA en Alemania del actual 16 al 19 a partir de enero. España, elevada deuda exterior Por países, la Comisión Europea destaca los desequilibrios existentes en algunos países por la acumulación de la deuda exterior en España, Grecia y Portugal, que resulta insostenible a largo plazo por lo que recomienda recortes urgentes y sustanciales de sus déficit por cuenta corriente. La receta que da Bruselas para estos tres países es la misma: flexibilizar el mercado laboral e introducir más competencia en algunos sectores de modo que pueda aumentar la productividad y, en última instancia, la competitividad.