Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Acogida de trámite en Naciones Unidas a la Alianza de Civilizaciones MARTES 19 s 12 s 2006 ABC Kofi Annan Ex jefe de la ONU EL ENCANTADOR DE SERPIENTES NO REMATA El mandato del séptimo secretario general, que arrancó cuajado de grandes expectativas, se cierra con sabor agridulce POR ALFONSO ARMADA Cuando en enero de 1997 ocupó el despacho en la sede central de la ONU en Nueva York, el primer secretario general procedente del África negra y el primero elegido dentro del espectro onusiano, la ONU no vivía su mejor momento, con su prestigio dañado por dos desastrosas misiones: Bosnia y Ruanda. Diez años después, Kofi Annan (Kumasi, Ghana, 1938) el mundo es un lugar más inestable: Irak es un campo de muerte, Oriente Medio arde, la proliferación nuclear se ha disparado, África naufraga y el prestigio de la ONU y su capacidad para imponer la paz han bajado varios enteros. A caballo entre dos siglos, el mandato del séptimo secretario general arrancó cuajado de grandes expectativas y se cierra con sabor agridulce. Con triunfos como la independencia de Timor Oriental y las primeras elecciones democráticas de la República Democrática de Congo en 40 años, además de la pacificación de Sierra Leona, el premio Nobel que Annan y la ONU lograron en 2001 no han logrado restañar la estampa onusiana y de su primer espada, un encantador de serpientes, capaz de destilar aura y calidez al que le gusta trabajar en equipo, como le definen sus partidarios, pero demasiado complaciente con los poderosos y con su propia imagen, como le reprochan sus críticos. A pesar de que en 2001 fue reelegido por unanimidad, sus tres grandes iniciativas (derecho de injerencia ante grandes abusos de los derechos humanos, reducir la pobreza extrema y la reforma radical de un organismo surgido de los escombros de la II Guerra Mundial) se han estrellado con un panorama marcado por el 11- S. Desde 1962, en que ingresó en el sistema ONU, Annan ha recorrido todo el escalafón. Entre sus peores momentos, el escándalo del programa petróleo por alimentos y su falta de visión y coraje cuando era jefe de las operaciones de paz y llegó el aviso de que en Ruanda se preparaba un genocidio. La ONU despacha en una hora y con indiferencia la Alianza de Zapatero Sólo se sumaron al debate Azerbayán, Finlandia- -en nombre de la UE- Venezuela, Yemen, Egipto y Arabia Saudí, donde están prohibidas las iglesias LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL NUEVA YORK. Las expectativas ante el Plan de Acción sobre la Alianza de Civilizaciones que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, presentó ayer en Nueva York se vieron frustradas en buena medida. En la práctica, Annan se limitó a avalar las recomendaciones que el Grupo de Alto Nivel dio a conocer en Estambul. Por más que José Luis Rodríguez Zapatero se esfuerza en presentar su proyecto como la panacea para resolver los enfrentamientos en el mundo, lo cierto es que sigue moviéndose en el terreno de las declaraciones bienintencionadas, a las que no es difícil sumarse mientras no se exija tomar medidas que pueden levantar ampollas en países islámicos. Tal vez por ello Zapatero instó a los países a que apliquen las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel, señalando que tanto el Alto Representante como el Foro que se cree para su desarrollo deben servir de catalizadores para impulsar la acción de los Gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil Además, ante los periodistas, aseguró que el nuevo secretario general, el coreano Ban Ki- Moon, pondrá el mismo entusiasmo que su predecesor, que deja el cargo el 1 de enero y que hizo suya la propuesta de Zapatero y el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan. Con una expresión que no gustará a los más laicistas de su partido, Zapatero afirmó que lo que se produjo ayer fue el bautismo definitivo de la Alianza de Civilizaciones, la apertura de una nueva etapa destinada a forjar apoyos y sumar esfuerzos y que debe traducirse en actuaciones para contribuir a la paz, a través del diálogo, la educación y la cultura entre civilizaciones Sobraron veinte minutos Después, intervino en un acto, que se desarrolló en el Consejo de Tutela de la ONU, una sala pequeña, junto a Annan, Erdogan y la presidenta de la Asamblea. Tras la declaración de los cuatro, 35 minutos en total, se abrió un turno intervenciones entre los delegados de los países asistentes, algunos de los cuales no acudieron o enviaron a sus segundos. La presidenta anunció que habría unos cuarenta minutos para intervenciones, pero sobraron la mitad. Sólo pidieron Zapatero estrecha la mano del sustituto de Annan la palabra para apoyar la Alianza, Azerbayán, en nombre de la Conferencia Islámica; Finlandia, como presidencia de la UE, Venezuela, que no pierde ocasión de hablar en la ONU, Egipto, Yemen y Arabia Saudí, país que no tuvo empacho de alabar el proyecto mientras niega muchos derechos a las mujeres e impide la presencia de iglesias cristianas. Zapatero había calificado a EFE El presidente del Gobierno anuncia para su proyecto un Foro Anual al estilo del Foro Económico de Davos España concede más fondos para el desarrollo sin pedir nada a cambio L. A. NUEVA YORK. El presidente del Gobierno asistió ayer a la firma por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, de un acuerdo por el que se crea entre España y el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) un fondo de 528 millones de euros destinados a impulsar los objetivos del Milenio. Zapatero destacó que esta aportación española muestra el compromiso de su Gobierno con la ayuda al desarrollo, que espera que, a finales de 2008, represente el 0,5 por ciento del PIB. Es el mejor regalo de Navidad que podemos hacer a los españoles afirmó. Cuando se le preguntó si España aprovechará esta donación para reclamar que nuestro país tenga más representantes en los cargos directivos de la ONU, Zapatero se esforzó en desvincular ambas cosas. España ha reclamado tradicionalmente una representatividad mayor, más adecuada al hecho de que somos actualmente el octavo contribuyente al presupuesto de la ONU. Sin embargo, hablando ante la prensa, el jefe del Ejecutivo dijo que España está muy bien representada, porque lo que la representa es la política que hace Y añadió: Si algunos piensan que este Gobierno va a dar ayudas a la cooperación a cambio de más representatividad es que no conoce a este Gobierno la Alianza de herramienta para la esperanza y había abogado por unir a los elementos moderados de Occidente y del mundo islámico en la búsqueda de soluciones comunes Aunque no lo dijo públicamente, a Zapatero le gustaría que Annan fuera designado por Ban Ki- Moon, en uno o dos meses, Alto Representante para la Alianza. De momento, ayer se llegó a un acuerdo para instalar en España nada menos que el Centro Mundial de Estudios e Investigación de la Alianza de las Civilizaciones. El jefe del Ejecutivo insistió en el respaldo de Ban Ki- Moon a la Alianza, y dijo que hablaron de la necesidad de concretar con el Alto Representante un plan con medidas concretas para aplicar en países concretos. También anunció la creación de un Foro Anual al estilo del Foro Económico de Davos. Zapatero aprovechó su viaje a Nueva York para visitar en el Museo Guggenheim la exposición de De El Greco a Picasso de la que dijo que quizás es la mejor exposición que España ha podido ofrecer hasta ahora. La muestra, inaugurada en noviembre, había sido duramente criticada por The New York Times