Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 18 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.244. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Un rey malasio para cinco años En Malasia, la Monarquía no es hereditaria, sino rotatoria. La corona se reparte cada lustro entre los sultanes de los nueve estados que forman el país. Mizan Zainal Abidin acaba de ser proclamado nuevo rey POR PABLO M. DÍEZ on toda la pompa y el exotismo de las monarquías del Lejano Oriente, el sultán Mizan Zainal Abidin acaba de ser coronado como el décimo tercer rey de Malasia, pero ni sucede a su padre ni su antecesor ha muerto antes de dejarle el trono. En un caso insólito en todo el mundo, la Monarquía de Malasia no es hereditaria, sino rotatoria, por lo que la corona va pasando cada cinco años entre los sultanes de los nueve estados que componen esta nación del sureste asiático. Por eso, antes de que Mizan Zainal Abidin fuera entronizado, el anterior soberano, Syed Sirajuddin Syed Putra Jamalullail, recogió sus bártulos del Palacio Real de Kuala Lumpur y regresó a sus 63 años a su estado de Perlis tras pasarse un lustro como monarca de Malasia. En una vistosa ceremonia, su sucesor, que vestía de amarillo por ser el color real, fue saludado con 21 salvas de honor en el Parlamento, donde lo recibieron el primer ministro, Abdullah Ahmad Badawi, y los ministros de su Gobierno. A continuación, y a bordo de su Rolls Royce, Mizan Zainal Abidin se dirigió al Palacio Real, donde juró como nuevo Yang di- Pertuan Agong el nombre que recibe el rey en malayo. Con 44 años, el sultán del estado de Terengganu, rico en yacimientos de petróleo y gas, es el segundo soberano más joven del país desde que este sistema rotatorio fuera introducido por los británicos al final de la época colonial, en los años 50. Aunque el monarca es sólo una figura ceremonial en Malasia, un país regido por una democracia parlamentaria, goza de gran prestigio entre los malayos musulmanes, que conforman el 60 EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno LAS MIMOSAS E C El nuevo rey de Malasia, Mizan Zainal Abidin, con la reina, en Kuala Lumpur por ciento de los 26 millones de habitantes, por atesorar las más ancestrales tradiciones culturales y erigirse como cabeza del islam. De hecho, la proclamación de Mizan, que corrió a cargo del primer ministro Abdullah, terminó con oraciones y bendiciones a la espera de que, a principios de año, sea oficialmente entronizado en otra gran ceremonia. El nuevo rey de Malasia, un experimentado jinete que representaba a su país en los Juegos Asiáticos de Doha y AFP tuvo que volver a Kuala Lumpur para la coronación, ha estudiado en Australia y en la Universidad Internacional Americana de Londres. Además, ha recibido formación militar en la Academia Británica de Sandhurst. Nombrado sultán en 1998, Mizan Zainal Abidin está casado con la reina Nur Zahirah y tiene cuatro hijos, uno de los cuales, de ocho años, ha sido designado regente de Terengganu mientras su padre ocupa el trono durante los próximos cinco años. RAN tres hombres, tres hombres morenos y corpulentos. Tan altos que se agacharon para entrar al estudio pequeño y azul donde iban a ser entrevistados. Se sentaron los tres muy juntos, como para volver a conformar su país dividido por una guerra civil. Con un español golpeado de acentos yugoslavos, contaron el horror de su guerra con esa contención en los ojos que da el dolor cuando media la distancia. Nos describieron la violencia con la que mataron a sus familiares, cómo fueron perdiendo todo. A la orilla del Adriático, tenían restaurantes en una zona turística, al parecer muy hermosa. Yo estaba en aquel estudio de casualidad, pero les pregunté qué árboles había junto a su casa, y me respondieron: Mimosas, mimosas por todas partes Entonces, les dije, ahora tienen que estar florecidas... Y aquellos hombres se echaron a llorar con tal desgarro que se dio por terminada la entrevista. Por aquí se ha despertado estos días no el aroma de las flores sino un hedor inquisitorial que huele a humedad y a carcoma de madera de patíbulo, en cuanto se han pronunciado dos palabras: justicia histórica. Es una pena que el abuelo de nuestro presidente no viva, porque, conocedor como fue de los desgarros de la guerra, le diría a su nieto, agarrándole fuertemente de la mano, déjalo, no hace falta, no hace falta Porque la vida, y esto deberían de habérselo enseñado, señor presidente, es irreversible. Han empezado a florecer las mimosas y ni siquiera son las mismas flores del año pasado, ni las del año anterior, ni las del otro: son otras flores del mismo árbol.