Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA Crisis de Air MadridsFomento justifica su decisión y arremete contra la aerolínea LUNES 18 s 12 s 2006 ABC Fernando González Urbaneja Fomento le renovó la licencia al tiempo que empezó a investigar deficiencias Paralizó cinco de sus aviones en siete ocasiones por graves fallos de mantenimiento MIGUEL PORTILLA MADRID. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, reconoció ayer que la Dirección General de Aviación Civil- -organismo dependiente de ese Ministerio- -había renovado la licencia de vuelo a Air Madrid en mayo pasado, el mismo mes en que empezó a investigar las deficiencias que la aerolínea venía arrastrando desde hace más de un año. Sin embargo, la ministra negó ayer en rueda de prensa que su departamento haya actuado tarde para impedir que se llegara a la situación de crisis actual, puesto que se le concedió el margen de rectificación establecido en este tipo de procedimientos. La ministra no aclaró si las deficiencias por las que se inició el procedimiento eran o no las mismas por las que se la ha suspendido ahora la licencia, pero sí afirmó que éstas habían ido in crescendo en lo relativo al nivel de mantenimiento de los aviones. Y a partir de agosto se empieza a investigar sistemáticamente a la compañía con hasta ocho inspectores de Aviación Civil. AIR CATÁSTROFE E l negocio del transporte aéreo es complejo, sus márgenes son estrechos y las incertidumbres elevadas; está sometido a factores externos imponderables (desde el azaroso control aéreo a las inclemencias meteorológicas y el rigor de la seguridad) de manera que hasta las compañías mejor organizadas pueden fracasar. Unos riesgos que son aun mayores durante el período de implantación y crecimiento. Un dato relevante es que, recientemente, casi la mitad de las compañías aéreas norteamericanas estaban acogidas al paraguas de la suspensión de pagos. Para sobrevivir en el negocio y más aun para consolidarse en él hay que ser bastante bueno y además lograr liderazgo en algunos segmentos del negocio, que suele estar sometido a desafío permanente. Air Madrid, más bien Air catástrofe, no ha tenido oportunidades desde que nació, no lo hizo para sobrevivir, más bien para sufrir y hacer sufrir. Nació mal hasta en su viaje inaugural que padeció de peripecias poco ejemplares. Luego han sido dos años de incidentes y frustraciones. La empresa ha funcionado mal, inestable en gestión y propiedad y con un servicio decepcionante que se aprecia en alguna encuesta (era la peor valorada) y sobre todo en las quejas públicas de los clientes que han sido constantes. Lo único bueno era el precio de sus billetes, especialmente los comprados con mucha antelación. Y si la trayectoria durante los dos años escasos de operación ha sido mala la conclusión no puede ser peor. El cierre planteado como desafío a las autoridades reguladoras y con desprecio a los clientes puede acarrear demandas muy costosas e incluso querellas por responsabilidades criminales. Tratar de cargar la catástrofe contra el regulador revela malicia o tontuna que multiplican la responsabilidad. El empresario tiene el derecho de quebrar, la propia naturaleza de su actividad es de riesgo, pero hasta para quebrar hay que saber hacerlo con dignidad. Estos de Air Madrid no han sabido quebrar, y no se van a ir de rositas tras el fracaso, han frustrado demasiadas expectativas y se han dejado ver demasiado como para pasar desapercibidos. Magdalena Álvarez asegura que nunca ha habido peligro de accidente mantenimiento una empresa solvente, que ni la tenían ni la tienen afirmó. Magdalena Álvarez también quiso enviar un mensaje tranquilizador a todos los usuarios de Air Madrid, al señalar que nunca ha habido peligro de accidente porque previamente se les ha impedido volar al haber estado encima para garantizar la seguridad La ministra insistió en la ausencia de riesgos en todo momento, porque hasta que no han hecho las labores de mantenimiento, no han salido los aviones Ese tipo de situaciones, añadió la titular de Fomento, no se pueden tolerar a una compañía aérea. Cuando se le han detectado, se les ha exigido que rectificaran, y al no hacerlo han cerrado ERNESTO AGUDO Plan especial de vigilancia El 21 de septiembre se estableció un plan especial de vigilancia sobre Air Madrid, al abrirse el procedimiento para suspender la autorización de vuelo de la aerolínea. Como resultado de este plan, se le paralizaron en siete ocasiones hasta cinco de sus siete aviones que tiene matriculados en España. La compañía tiene otro matriculado en Suecia y uno más en Alemania. La paralización de esos aviones fue a consecuencia de la falta de mantenimiento de las aeronaves, y una de las exigencias del Ministerio de Fomento entonces, según la ministra, fue que se hiciera cargo de ese Procedimientos Las sanciones administrativas a la aerolínea previstas suman hasta ahora unos once millones La Abogacía del Estado ya tiene el mandato para emprender todos los procedimientos civiles y penales que correspondan. Respecto a las sanciones administrativas que se le pueden imponer a Air Madrid, Magdalena Álvarez precisó que la aerolínea deberá hacer frente a los aproximadamente 6,5 millones de euros que va a costar todo el dispositivo de emergencia establecido por el Ministerio para trasladar a los usuarios afectados. Asimismo, Magdalena Álvarez precisó que el Gobierno intentará recuperar el dinero que le va a suponer la instalación del call center para atender a los pasajeros, y en el que trabajan 62 personas. La ministra añadió que la sanción máxima prevista que se le puede aplicar a la compañía aérea es de unos 4,5 millones. Además de todo lo anterior, a la compañía aérea ya se le han impuesto sanciones y multas por más de 140.000 euros, al margen de las que todavía están en marcha, por denuncias de sus pasajeros de fraudes e incumplimiento de las normas. Respuesta de Air Madrid Air Madrid no está ni se le espera Magdalena Álvarez arremetió ayer con contundencia contra Air Madrid al calificar el cierre voluntario de la aerolínea de actitud irresponsable por haberse desentendido de sus clientes y de haber seguido vendiendo billetes incluso cuando sabían que iban a cerrar la compañía La ministra llegó a decir que Air Madrid no está ni se le espera para atender a todos los usuarios que ha dejado literalmente tirados por toda Iberoamérica y Rumanía, principalmente, además de las decenas de miles de afectados que no han llegado a iniciar viajes que tenían comprados incluso desde el mes de mayo pasado. Es una empresa- -dijo la ministra- -que cobra por anticipado los servicios que va a prestar, y tiene la obligación de dar respuesta a esos servicios. La Administración le va a exigir todas las responsabilidades afirmó. Mientras, Magdalena Álvarez se reunió el sábado por la tarde y ayer domingo con representantes de las aerolíneas para seguir buscando fórmulas para recolocar al mayor número posible de afectados. Por su parte, Air Madrid ha contestado a las críticas recibidas de Fomento respecto a la falta de seguridad, señalando que hasta ahora ese Ministerio había señalado que no existían esos supuestos problemas. La ministra de Fomento se dirigió también a los usuarios afectados en una llamada a la calma porque ha sucedido una situación ajena al Gobierno y que es únicamente imputable a Air Madrid