Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 LUNES 18- -12- -2006 ABC ECONOMÍA www. abc. es economia Air Madrid contabilizó hasta siete paradas de motor en los últimos dieciocho meses Su presidente siempre ha defendido la seguridad de la aerolínea y solamente reconoce dos incidencias menores ANTONIO POLO MADRID. Air Madrid contabilizó hasta siete paradas de motor en los últimos dieciocho meses, según reconocen fuentes de los pilotos de la aerolínea. El presidente de la compañía, José Luis Carrillo, ha desmentido tajantemente esta información y sólo reconoce dos incidencias menores desde que adquirió la compañía en diciembre de 2004: la absorción de la manguera de un vehículo propiedad de Iberia que se encontraba sin recoger y que fue succionada por el motor cuando ya se encontraba parado, y una segunda que se produjo poco después de despegar del aeropuerto de Quito (Ecuador) uno de los más delicados del mundo por su altura, como consecuencia de un álabe dañado por razones desconocidas, que obligó al comandante de la aeronave a retornar al aeropuerto. José Luis Carrillo precisa que la aerolínea de su propiedad lleva acumuladas más de 80.000 horas de vuelo sin ningún tipo de incidencias y defiende a capa y espada la seguridad de la flota en un 99,9 Pese a la gravedad de estas averías, avaladas por los propios pilotos de la compañía, la Dirección General de Aviación Civil, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, renovó la licencia a Air Madrid el pasado 18 de mayo. La pregunta que falta ahora por responder es si el departamento de dirige la ministra Magdalena Álvarez tuvo constancia de estas graves anomalías a la hora de tomar la decisión, o por el contrario la compañía las silenció para evitar males mayores. Daños en la estructura de un avión de Air Madrid producidos por un tractor de equipaje de Iberia en un aeropuerto de Baleares Y Aviación Civil dedicó al menos ocho inspectores, de lunes a viernes, a inspeccionar la seguridad de sus aviones, los protocolos de mantenimiento y comprobar la evolución de la compañía. En palabras de José Luis Carrillo, tal celo por parte de la autoridad aeronáutica llegó a provocar una situación de verdadero acoso Las fuentes citadas van más allá y añaden que en algunos casos los pilotos de la compañía desconocían el estado real en que se encontraban las aeronaves que tripulaban. gada a revisar y mantener su flota con distintas empresas y en diferentes aeropuertos europeos: asi, en Alemania se encargaba Lufthansa, en Holanda era KLM, en Toulouse la francesa Sogerma Services, y en España, aunque con carácter testimonial, Iberia se encargaba del suministro de piezas menores y del alquiler temporal de hangares. ABC Iberia rechazó el contrato La compañía, por ejemplo, desconocía el historial completo de las aeronaves que explotaba. Esta es la razón por la cual se habían contratado los servicios de diez ingenieros de Lufthansa, que iban a ser los encargados de revisar, pieza a pieza, la procedencia y su estado, según reveló a ABC el propio José Luis Carrillo. Y este es el motivo principal por el cual Iberia no llegó a alcanzar un Una crisis que marcará un antes y un después en el sector aéreo A. L. D. MADRID. La actual crisis de Air Madrid va a marcar un antes y un después en el sector aéreo español, según han asegurado a ABC todos los expertos consultados. De hecho, en las dos reuniones mantenidas entre las fuerzas vivas de la aviación española y el Ministerio de Fomento (una el sábado y otro ayer mismo) para preparar todo el operativo humanitario de los pasajeros de Air Madrid. ya están empezando a surgir muchas voces que piden que se extreme la regulación aérea para impedir situaciones como la que se está viviendo en este momento y que ha dejado en tierra a miles de pasajeros, o lo que sería peor, que muchos hayan estado volando sin todas las medidas de seguridad al cien por cien. En España están vigentes más de 60 licencias de vuelo para operar compañías aéreas, muchas de las cuales no tienen más que una aeronave alquilada, en una gran parte de los casos con demasiados años de vuelo. Asimismo, los balances económicos de muchas de estas sociedades no aguantarían una auditoría seria. Pero sobre todo, lo que más preocupa en el sector, fundamentalmente a las grandes aerolíneas, son los temas de seguridad, algunos de los cuales han sido la causa de la crisis de Air Madrid. Muchas de las fuentes consultadas destacan la valentía de Fomento en atajar la crisis de la compañía suspendida de vuelos, aunque también han destacado que podría haberse realizado de forma más ordenada, para evitar los problemas que se están ocasionando a los pasajeros, e incluso antes, cuando afloraron los primeros problemas. Disperso mantenimiento Problemas conocidos Con todo, los problemas de seguridad ahora alegados por Fomento para retirarle la licencia a la compañía eran conocidos en el sector aeronáutico, caracterizado por su fuerte corporativismo. Si un avión de Air Europa se sale de la pista en París o uno de Iberia se rompe la cola al aterrizar en el aeropuerto de Santo Domingo, situaciones ambas que se han producido en las últimas semanas, corren de boca en boca para todo aquel que quiera escucharlas porque no son infrecuentes. Porque tal y como ha publicado este periódico, al margen de la cuestionable gestión empresarial desarrollada y de la intensidad de horas de vuelo a las que eran sometidos sus aviones, el gran problema de Air Madrid residía fundamentalmente en su disperso mantenimiento y sus protocolos de seguridad. Ante la fuerte carga de trabajo asumida por las principales compañías dedicadas a esta lucrativa actividad y las dificultades para encontrar un espacio libre para sus aviones, Air Madrid se vio obli-