Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA La negociación ETA- GobiernosLa parálisis del proceso LUNES 18 s 12 s 2006 ABC Edurne Uriarte Los mediadores internacionales también piden gestos para evitar la ruptura del proceso Constatan el colapso y recomiendan a Zapatero movimientos rápidos y visibles s El cambio de actitud del fiscal en Egunkaria una señal bien recibida JAVIER PAGOLA MADRID. El equipo de negociadores internacionales creado por José Luis Rodríguez Zapatero para contactar con elementos de la dirección política de ETA y como transmisores (hacia uno y otro lado) de mensajes han recomendado con insistencia al presidente del Gobierno que haga gestos muy visibles y rápidos hacia el mundo etarra para evitar la definitiva descomposición del proceso de paz Éste se encuentra de facto en suspenso, mirándonos de reojo dicen en el Gobierno) a la espera de acontecimientos. Los negociadores han constatado en primera persona el bloqueo y el cierre de filas del mundo etarra y han aconsejado a Zapatero que mueva ficha de celeridad para evitar que la situación siga agravándose. El primer gesto del Ejecutivo ha sido el llamativo y trascendente cambio de criterio, radical, en la fiscalía de la Audiencia Nacional sobre el caso Egunkaria Este cambio de perspectiva y argumentos desde la Fiscalía, bajo el control efectivo del Gobierno, ha abierto una vía de descompresión que ha sido recibida con satisfacción mal disimulada en el complejo ETA que, a través de su arquitecto legal Íñigo Iruín, ha marcado el camino al Gobierno: a Egunkaria deben seguir los procesos referidos a Batasuna y las herriko tabernas y, en general, al complejo ETA es decir, a la trama política, mediática y social de la banda terrorista. Y es que, según fuentes conocedoras del proceso el eje del mismo es la impunidad judicial de ETA- Batasuna y alrededores, quedando para posteriores negociaciones la agenda política: derecho a decidir, Navarra y presos. Al mismo tiempo, se dan por seguras nuevas y más potentes elementos de presión del Gobierno, donde se reconoce que desconocen el cariz que puedan tener los mismos. También los partidos vascos dan por segura que ETA- Batasuna seguirá presionando, consciente de que pueden sacar algo de partido a un Gobierno en vísperas electorales y con la legislatura en sus meses basura Este impasse en el proceso cuya reapertura está al albur de variables internas en ETA- Batasuna y de la convicción que sea capaz de demos- trar el Gobierno, se sitúa de lleno otro nudo gordiano que ha de deshacerse en breve: Batasuna y las elecciones municipales y forales navarras. Rubalcaba Batasuna, según fuentes internas, no parece dispuesta a pasar por el aro de la ley de partidos, como ha avanzado ABC. Ello impediría una rehabilitación formal del Gobierno. Pero la coalición ya ha preparado listas de agrupaciones de ciudadanos en los municipios vascos previendo esta contingencia. Una mascarada legal. Es decir, Batasuna ha peinado pueblo a pueblo para nutrir las candidaturas de personas limpias sin pasado alguno en la coalición. Esta circunstancia haría imposible, según sus cálculos, una acción de la justicia. Sin embargo, el PSE y el Gobierno han advertido que no admitirán subterfugios Y que si Batasuna se acata la legalidad, no habrá mesa de partidos. Pero quien lleva el asunto en primera persona es Rubalcaba. Fuentes gubernamentales han señalado a ABC que el tira y afloja con Batasuna para determinar finalmente la modalidad de su concurrencia a las elecciones se mantendrá hasta el último momento Estas fuentes aseguran que hay margen hasta últimos de marzo, tiempo suficiente, añaden, para comprobar si el proceso consigue ponerse de nuevo en movimiento. Es el estilo Rubalcaba dicen. LIBERALES DE CONVENIENCIA ucha gente en la derecha piensa que hay demasiado Estado. Pero a la hora de la verdad, buena parte de esa misma gente se comporta como si necesitara aún más Estado, aunque sea para meterse con él. La consecuencia es que vivimos en un Prestige permanente en el que, pase lo que pase, el culpable es el Gobierno, o sea, el Estado, que es lo mismo a estos efectos. En el asunto Air Madrid y con los datos con los que ya contamos no me caben dudas de que a quien hay que exigir el 95 de las responsabilidades, si no el 100 es a la propia compañía aérea y no a la Administración. Pero siguiendo la tradición, el PP ha enfocado el asunto como si fuera al revés, como si quien tuviera que dar cuentas del nefasto comportamiento de esta compañía fuera el vigilante y no el culpable de las negligencias. Seguro que el PSOE habría hecho lo mismo si hubiera estado en la oposición. Lo que ocurre es que este vicio acusador es bastante más llamativo en quien preconiza más liberalismo y considera que ya es hora de que los individuos y la sociedad civil, incluidas las empresas privadas, tengan mayor libertad de acción. Y asuman, por lo tanto, sus responsabilidades y no las carguen siempre en la cuenta del Estado. Cabe preguntar al Gobierno por qué tomó la decisión en estas fechas y por qué no suspendió la licencia hace unos meses. Pero seamos sinceros, si esa suspensión llega a producirse entonces, sin todos los informes e inspecciones habidos y por haber y sin unas cuantas decenas de apercibimientos a la compañía, las críticas también se habrían dirigido al Gobierno. Por interferir en la empresa privada, por usar un celo exorbitante o por cualquier cosa parecida. Los hay que situándose en el otro extremo, el del liberalismo despiadado, también acusan al Gobierno de gastar el dinero de los contribuyentes rescatando pasajeros tirados en América. Y tampoco se trata de ese liberalismo. O de dejar a la gente abandonada en mitad del mar cuando su barco ha naufragado. Pero sí de acordarse menos del Estado a la hora de llevarse las manos a la cabeza por desaguisados que lo son de la sociedad civil, en este caso llamada Air Madrid. M Rubalcaba agotará hasta última hora la negociación sobre la rehabilitación batasuna ante los comicios Sigue la bronca con el Gobierno Mientras tanto, la escenificación por ambas partes de que la situación está en suspenso conoció ayer un nuevo capítulo de intercambio de reproches mutuos y públicos. La vicepresidente De la Vega insistía ayer desde Alicante en que no hay novedades recuperó de nuevo el latiguillo de que llevamos tres años y diez meses sin atentados y terminó por descargar sus reproches al PP por desgastar al Gobierno. Y desde Batasuna más de lo mismo en la última semana, usando al misma jerga. Pernando Barrena responsabilizaba a Zapatero de llevar al proceso a un callejón sin salida y lo ha hecho inviable por no respetar los compromisos, aquellos que adquirió, como ha venido informando ABC, en las negociaciones previas a la declaración de alto el fuego del pasado marzo: Navarra, derecho a decidir (una fórmula alambicada de la autodeterminación) presos e impunidad. TELEPRESS En recuerdo de las víctimas Representantes del PNV PSE, PP y EB participaron ayer en Bilbao en un acto de Gesto por la Paz de Euskal Herria, que hizo un llamamiento para compartir el relato de dolor de las víctimas que ya no sea un mero recordatorio y nos dote de la sensibilidad necesaria para deslegitimar la violencia, incluida la del olvido ABC. es Especial sobe el proceso de negociación con ETA, en http: especiales. abc. es 2006 eta