Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 18 s 12 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero ¿Y mis derechos de consumidor? Ante las declaraciones de José Blanco ¿A qué viene ese ataque de histerismo por parte de Pepiño Blanco so pretexto de la presencia el 1 de octubre de un militante del PP aquejado de poliomielitis que asistió a la manifestación de las víctimas del terrorismo celebrada en Sevilla y que iba en silla de ruedas en la cabecera de la misma? Blanco ha vejado a este minusválido y sus histéricos insultos se han extendido a la Asociación Víctimas del Terrorismo y al Partido Popular, y han sido coreados por los medios pesebreros. La campaña de intoxicación aprovecha lo que sea para extender una cortina de humo en estos momentos. Ayer la humillación de las víctimas del terrorismo; días atrás la redada de Ceuta, el fraude de Air Madrid al que no son ajenas las presiones de Fomento. A éste no se le encogerá el ombligo para indemnizar a los perjudicados echando mano de unos 6.000 millones de euros, un dinero público que no es de nadie como decía la ministra. A eso se une la guerra de las hamburguesas, la del anisakis y los larvados movimientos para hundir el sector vitivinícola y otras discutibles iniciativas de la ministra de Sanidad o las de la ministra Trujillo. ¡Qué casualidad que todo esto se produzca en la semana previa a la fecha límite en la que los terroristas exigen la entrega de llaves de la gobernación de Vascongadas Antonio Fernández de Córdoba Hernáiz. Madrid ENTRE EL CAOS Y BABEL OS desórdenes del transporte aéreo complican la imagen de la Babel carpetovetónica. En las Américas, el desastre de Air Madrid da de España una penosa imagen. En Colombia, El Tiempo habla de desorden y desinformación para calificar la respuesta oficial a la crisis. En Costa Rica, Al día titula: Caos en Madrid En Argentina, Clarín describe una situación caótica: cancelación de vuelos por falta de pasajeros damnificados, cuando los pasajeros damnificados denuncian un rosario de dramas personales. En Perú, La Primera habla de comportamientos arbitrarios e injustos En México, Nuevo Excelsior destaca la guerra de acusaciones mutuas entre la empresa y el Gobierno, denunciándose entre ellos por irresponsabilidad. En Venezuela, Tal Cual denuncia el abandono de viajeros en aeropuertos trampa. En Europa, la trampa del vuelo aéreo queda en segundo plano ante la trampa mortal de los inmigrantes desaparecidos cuando intentaban llegar a España. En París, Liberation escribe: Parecía que los viajes clandestinos de africanos a España habían disminuido. Pero han vuelvo a aumentar a los pocos días de firmarse los recientes acuerdos propuestos por el Gobierno español Por su parte, Le Figaro teme que tales acuerdos sean harto insuficientes para frenar el problema de fondo. Ante la insondable gravedad de tales tragedias, las desventuras políticas cobran matices mezquinos si no grotescos. En Viena, Der Standard estima que Zapatero está perdiendo el apoyo parlamentario de Izquierda Unida, que denuncia una política económica siempre más neo liberal Sin olvidar negros ramalazos sobre la traumática memoria o desmemoria histórica. En los EE. UU. el Boston Globe destaca como cosa no sé si pintoresca o colorista la cuestión lingüística en Cataluña, el País Vasco y Galicia. El Boston Globe no entra en debates de fondo y termina su crónica dando la palabra a Marita Rodríguez, fundadora de la organización catalana El castellano, también que dice sentirse acosada en Barcelona. L Estas vacaciones eran algo planeado con mucha ilusión, ya que mi hija mayor pidió de regalo su sueño de conocer París, Barcelona y Atenas. Compré los pasajes por toda Europa, sincronizados a los de Air Madrid. Lo hice todo hace seis meses, mucho antes que se hicieran públicas las denuncias de irregularidades. No fue mi intención correr riesgos ya que consideré segura una compañía licenciada por entes reguladores y de control de países europeos. ¿Acaso no hay leyes que amparen mis derechos de consumidor? ¿Tan difícil fue buscar una salida que no use de chivos expiatorios a los clientes? Pagué 10.000 dólares por todos los pasajes. ¿Quién me devolverá el dinero? ¿Quién me devolverá el dinero de las otras compañías? No se entiende que se dé licencia de operar y permitir que se vendan 300.000 pasajes y a pocos días de Navidad se den cuenta de que todo fue un error. ¿Quién nos ampara como consumidores? A esta altura me preocupa aún más cómo explicarles a mis hijas que no se merecieron sus vacaciones ni el festejo soñado. Aún no sé cómo terminará esto, pero hasta ahora se están quedando con mi dinero, con mis sueños y mi alegría de compartir un lindo momento con mi familia. Gabriel Cruz García Madrid damental de las personas, reconocido por la Constitución española en su artículo 16. ¿Qué ocurre ahora con tanta cobardía y con tanto complejo? Respetemos a los demás; todos tenemos valores importantes. Así que por favor más respeto con los católicos, a los que cada día nos atacan y nos ofenden más. Carmen Ramírez Vélez (Málaga) Datos de la inflación mirados por otros ojos Entre creer los datos oficiales de inflación mensual o creer a nuestros bolsillos, los ciudadanos solemos decantarnos, haciendo buen uso del sentido común y experiencia diaria, más bien por la segunda opción. Luego, cuando llega diciembre y el Gobierno nos regala el dato de inflación anual pensamos por un instante si no estaremos ya a día 28 de diciembre, Día de los Inocentes, y no será la infinitesimal cifra un especie de inocentada de mal gusto. Si entonces cogemos lápiz y papel e intentamos escudriñar de dónde pueden surgir tan mínimas cantidades pudiera ocurrir que nos lleváramos la última y más desagradable de las sorpresas, que no es otra que constatar cómo la subida anual que obtenemos no es la que nos están diciendo. Y eso es lo que me ha sucedido a mí y le pasará a cualquiera si realiza los siguientes pasos: si se suman los índices de inflación mensual entre los meses Adjudicación de identidades en Cataluña Es muy instructivo observar cómo adjudica identidades la televisión catalana. Un deportista exitoso residente en Cataluña es, naturalmente, catalán. Un delincuente de igual condición es, lógicamente, español o de nacionalidad española Miserable, sí. También estúpido. En el hacer país cosas así ayudan mucho a decantar la última identidad de muchos catalanes José Luis de Haro Flores Barcelona El Belén terminó en la basura Los alumnos del instituto Las Lagunas de Mijas (Málaga) al entrar en clase el otro día por la mañana se encontraron que el Belén que habían montando con la ayuda de sus profesores de Religión, organizándose para confeccionar ellos mismos las figuras del nacimiento- -trabajo que les ocupó ilusionados varios días- había sido tirado al cubo de la basura. Había sido la directora del centro quien lo había metido en bolsas de plástico y lo había tirado a la basura sin más. Algunas de las figuras han aparecido rotas. Esta señora dice que en un centro público no se puede tolerar este tipo de actividades donde conviven alumnos de diferentes religiones, los cuales se podrían sentir ofendidos. Quizás no sepa la directora de este centro que vivimos en un país democrático y la libertad religiosa es un derecho fun- de diciembre de 2004 y noviembre de 2005 obtenemos la cantidad 1.359,2. Haciendo el mismo cálculo entre diciembre de 2005 y noviembre de 2006 obtenemos la cantidad 1.408,4. Es decir, una subida del 3,6 por ciento y no la oficial del 2,6 por ciento, que resulta ser un 38 por ciento inferior. Si equiparásemos el índice de inflación de un mes al precio por unidad de un producto ficticio, la cantidad 1.359,2 nos indicaría lo que nos hubiéramos gastado durante esos doce meses al comprar una unidad del producto cada mes, y la cantidad 1.408,4, lo que nos hubiéramos gastado al año siguiente para realizar exactamente la misma compra. El segundo año nos habríamos vistos obligados a gastar un 3,6 por ciento más para obtener lo mismo y es por esto por lo que debería de ser este porcentaje el que el Gobierno utilizara para incrementar las pensiones y no el engañoso 2,6 por ciento, que sólo indica la diferencia de precio del producto o inflación entre noviembre de 2006 y noviembre de 2005 y que sólo sería real en el imposible caso de que todos los españoles realizáramos todas nuestras compras y consumos anuales exclusivamente en el mes de noviembre. Manuel Sola Moreno Madrid Una reflexión ante las declaraciones de la ministra Deduzco por las declaraciones de la ministra de la Vivienda que si el movimiento okupa es una alternativa de vida, la violación es un alternativa del ligoteo y el canibalismo una alternativa a la gastronomía tradicional, ¿no? J. A. M. Páramo Madrid