Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Inseguridad ciudadana en Cataluña DOMINGO 17 s 12 s 2006 ABC El miedo rebrota en Tarragona Con la llegada del frío, los vecinos de la comarca del Baix Camp, Tarragona, temen que resurja la ola de asaltos violentos y silenciosos que sufrieron el pasado invierno s El Consejo de Alcaldes reclama más policías al Ministerio del Interior POR ÁNGEL MARÍN RIUDOMS (TARRAGONA) El instinto de supervivencia te dice que has de estarte quieto pese a la impotencia y rabia que sientes en esos momentos explica José Vera al recordar la brutal paliza que el pasado día 4 de diciembre le dieron cinco encapuchados en el interior de su chalé, en la localidad tarraconense de Riudoms. No obstante, matiza que su reacción pacífica es la de un empresario de 48 años de edad, preocupado por su mujer y sus dos hijos, ausentes durante el robo a la casa- afortunadamente subraya- Los asaltantes, armados con cuchillos, barras de hierro y piedras, golpearon al dueño, sin mediar palabra y nada más salir de su vehículo en el mismo garaje de la masía. La finca, situada a unos dos kilómetros del pueblo, está rodeada por una valla de dos metros de altura y dispone de un sistema de seguridad, además de tres perros pastores alemanes para disuadir a los intrusos. muló un desfallecimiento después de que le hirieran con un cuchillo en el cuello. Antes de abandonar el chalé, los delincuentes se llevaron todos los objetos de valor que encontraron en su interior- -6.000 euros en efectivo, joyas, un ordenador portátil, dos teléfonos móviles y tres tarjetas de crédito- asaltada en cuatro ocasiones a lo largo de este año. Son profesionales porque desconectaron todas las alarmas de la nave y utilizaron camiones para llevárselo todo, incluida la caja fuerte cuenta el constructor. Los delincuentes consiguieron un botín de 6.000 euros en metálico y otros 90.000 en herramientas y material para la construcción. Tras reconocer que el miedo se le mete en el cuerpo cada vez que hay un robo en la comarca, Fabra dice que estuvo apunto de bajar la persiana porque los robos- -todos el pasado mes de febrero- -le dejaron sin ánimo ni fuerza para seguir adelante. No lo hice- -asegura el constructor- -porque tengo 40 trabajadores a mis espaldas y no podía dejarlos en la calle, pero no por falta de ganas Antonio Forcadell es otra de las víctimas de los cacos silenciosos que ya han visitado su masía en siete ocasiones en lo que va de año. Durante el puente de la Purísima entraron dos veces y se llevaron lo poco que quedaba en la finca, una vieja radio y una vajilla antigua de su madre. Vuelven a las andadas asegura este agricultor, que ya no se molesta en cambiar el paño forzado de la puerta, que ahora cierra con un candado. Antes dormía en la masía, pero ahora cuando se hace de noche se refugia en su piso del pueblo. Yo me quedaría en la masía con una escopeta, pero seguro que acabaría mal apunta el vecino que también cita el caso Tous para lamentar la línea torcida que separa a víctimas y delincuentes. Forcadell afirma que hace años que no veo pasar una patrulla de la Guardia Civil por el camino que conduce a su casa rural, emplazada a poco más de un kilómetro del casco urbano. Son invisibles dice con amarga ironía. El 98 por ciento de las llamadas de alarma de los vecinos son atendidas por la Guardia Urbana porque la Guardia Civil no tiene patrullas asegura Ramón Margalef, concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Riudoms. El edil, que resalta que los delitos se han triplicado en el municipio en 2006 respecto a 2005, reconoce que en la población existe cierta psicosis de inseguridad por la ausencia de fuerzas de orden público y por la violencia de los asaltantes. Salir del chalé Yo no reaccioné insiste el vecino de Riudoms tras resaltar que él comprende la reacción violenta de otras víctimas o personas más preparadas ante la misma situación, en alusión al caso Tous. Vera confiensa que ahora tiene miedo en el chalé y, de hecho, ya ha buscado un piso en el casco urbano del municipio para poder dormir más tranquilo. No hay derecho a que cinco encapuchados te cambien la vida se queja el empresario antes de denunciar la indefensión y la impotencia que siente toda la población de Riudoms. El pueblo está desprotegido sentencia. La empresa de construcción de Joaquim Fabra, en el extrarradio de Riudoms, ha sido Un saco en la cabeza Esos delincuentes no tienen miedo de nada, son profesionales y actúan expresamente con gran violencia para intimidar a las personas y a los animales asegura Vera, mientras recuerda cómo le maniataron y le pusieron un saco en la cabeza sin dejar de golpearle. Los asaltantes, que hablaban árabe entre ellos, enloquecieron buscando una caja fuerte. Pensaba que me iban a matar porque no hay ninguna en la casa dice el empresario, que si- CiU reclamará el adelanto del despliegue de los Mossos d Esquadra en Tarragona El diputado reusense Carles Pellicer (CiU) ha anunciado una batería de iniciativas parlamentarias, tanto en el Congreso de los Diputados como en las cámaras autonómicas catalanas, para acabar con la sensación de inseguridad ciudadana- -causada por asaltos violentos y silenciosos- -que viven las comarcas de Tarragona desde hace un tiempo. CiU presentará una propuesta de resolución en el Parlamento autonómico para instar al tripartito de Montilla a adelantar el despliegue de los Mossos d Esquadra lo antes posible en esta zona, una medida prevista para 2008. Los convergentes también reclamarán un adelanto cautelar de la policía catalana durante estos meses de invierno en los que habitualmente aumenta la actividad delictiva en estas comarcas del interior. El grupo de CiU en el Congreso, explica Pellicer, presentará también una propuesta para que el Gobierno endurezca las penas para este tipo de delitos y mantenga las plantillas mínimas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en este territorio que, a su juicio, está desprotegido porque la Guardia Civil se ha replegado antes de tiempo Los nacionalistas también presentarán una batería de preguntas al Gobierno de Zapatero, tanto en el Congreso como en el Senado, para conocer cuántos efectivos policiales hay en cada comarca y qué piensa hacer para combatir este nuevo fenómeno delictivo. Estamos hartos de promesas incumplidas lamenta Pellicer tras denunciar que no queda ni uno de los 86 agentes de la Guardia Civil enviados en verano para reforzar la seguridad ciudadana en Tarragona. Miedo a una nueva oleada Margalef califica la situación de muy delicada porque los últimos robos en el municipio anuncian la posibilidad de que se repita la temporada de asaltos que padecieron distintas comarcas de toda la provincia tarraconense a principios de este año. Los delicuentes se van a la costa en verano, pero vuelven al interior en invierno apunta el responsable de Seguridad. El regidor atribuye, en parte,