Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 s 12 s 2006 ESPAÑA 17 Rajoy elogia la figura de su abuelo, impulsor de la autonomía de Galicia Era un gran enamorado de esta tierra, y era honorable, algo de lo que no sé si podemos presumir los políticos de hoy ANA MARTÍNEZ PONTEVEDRA. Nunca es fácil decir algo en público. Siempre tiene uno la sensación de que es la primera vez... es difícil, pues jamás he tenido la ocasión de hablar en un acto en el que se presenta la biografía de una persona, para mí, querida como pocas: mi abuelo, que era un gran enamorado de la tierra gallega y era honorable, algo de lo que no sé si podemos presumir los políticos de hoy Mariano Rajoy, emocionado, sensible y cercano, presentó en el salón de plenos de la Diputación de Pontevedra (que completó su aforo) la biografía de su yayo Enrique Rajoy Leloup, un protagonista del autonomismo gallego Las 377 páginas del libro de Baldomero Cortes Trasmonte plasman una biografía de la persona, de su entorno familiar, de sus orígenes, de su actividad profesional- -particularmente de la jurídica- -y, también, del político, del servidor del interés público. Con un segundo apellido muy poco común, procedente de los franceses que huyeron a Galicia cuando estalló la Revolución de la Bastilla, el antecesor del actual líder nacional del PP era un gallego de pura cepa que luchó por el reconocimiento del hecho nacional gallego, iniciando los trámites fijados por la Constitución de 1931 para lograr el Estatuto de Autonomía. Era una persona con un objetivo, con unas cuántas ideas y con un gran don: que sabía cómo conseguirlas, con unos poderes locales fuertes, bien organizados, en los que predominase una idea concreta. Algo muy distinto a lo que vemos hoy en No estropeemos los logros de la Transición española Cuando ahora veo a algunos aprobando leyes de Memoria Histórica pienso que mi abuelo querría mirar al futuro y disfrutar de una Galicia autonómica en una España unida y plural. Creo que nos diría no estropeéis dos de los grandes logros de la Transición española: la reconciliación entre todos y el modelo autonómico Esta opinión de Mariano Rajoy la suscribió el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, que recordó, aprovechando el momento actual, que Galicia no es patrimonio de nadie, de ningún grupo, clase o ideología, sino de todos los que nos sentimos gallegos En opinión del responsable de la entidad provincial, hoy, que vivimos el proceso de creación de un nuevo estatuto gallego, cobran un papel significativo las tres claves de la labor precursora de Enrique Rajoy Leloup, del que destaco su tenacidad, discreción, capacidad y altruismo: consenso, pacto y Constitución Un acto de justicia Dice el escritor Baldomero Cortes Trasmonte (Mariano Rajoy define al autor de la biografía de su abuelo como un hombre que sabe de lo que habla, y por tanto sabe de lo que escribe que hasta ahora no había ningún estudio detallado de la figura de Enrique Rajoy Leloup, el otro integrante de la trilogía del proceso autonomista gallego, junto a Osorio Tafall y Alexandre Bóveda. Por este motivo, la publicación se presenta como un tributo de justicia y consideración a un protagonista para el que no había ni días ni noches cuando trataba de hacer efectivo el sueño de la autonomía para Galicia Su nieto está seguro de que si hoy viviese, vería que lo que hizo tenía sentido. Este libro arroja mucha luz, aunque a algunos no les guste, quizás porque el que no les guste soy yo la vida política opina su nieto. La publicación de esta obra refleja la tarea individual de un pensador autonomista, independiente desde el punto de vista de su afiliación, que aunó posturas para llevar a cabo lo que él mismo definió como una demostración de ciudadanía Esta edición supone el cierre de una trilogía basada en el proceso autonomista gallego, que comenzó con Osorio Tafall y Alexandre Bóveda, figuras decisivas que, junto a Rajoy Leloup, limaron asperezas y se convirtieron en reflejo del pluralismo. Este libro arroja mucha luz y hace justicia, aunque a algunos no les guste. Quizás sea porque el que no les guste de verdad soy yo. ¡Qué le vamos a hacer! Lo siento mucho. Pero voy a seguir circulando por aquí, me van a seguir viendo, y, en cualquier caso, mi abuelo no tiene la culpa y su trayectoria estará siempre en un lugar de honor en la historia de Galicia apunta, con cierto guiño irónico, otro Rajoy, de nombre Mariano.