Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN DOMINGO 17 s 12 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: lectores abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero DIVIDIDOS, PERO INSIGNIFICANTES La recomendación que hace Juan Manuel de Prada a los lectores de ABC en su artículo San Gilberto (9 de diciembre) para que adquieran el libro de Chesterton El hombre eterno ha sido atendida por MIGUEL RIVILLA SAN MARTÍN que, a su vez, no sin ironía, desea hacerle al insigne colaborador otra recomendación: que no sea el Papa Benedicto XVII un error en su columna el que canonice al escritor inglés, sino el actual Benedicto XVI, felizmente reinante Aunque comprensivo con ABC, lamenta JESÚS MARTÍN CUESTA otro evidente error que se deslizó en la información publicada el pasado jueves, en la que nos hacíamos eco del fallecimiento, el día anterior, de Loyola de Palacio. ABC aludía al sentir general que había en el PP en los últimos tiempos, conscientes sus dirigentes de la gravedad de la enfermedad de Loyola. Y lo hacíamos en estos términos, atribuyendo la frase a fuentes del Grupo Popular: Entre la versión de que seguía la lucha y la de que tenía la batalla perdida, preferimos creernos la segunda Debe tratarse de un error- -acierta el lector- que sin duda puede ser atribuible a las prisas con que un periódico ha de cerrar sus últimas ediciones cuando, como en este caso, la mala noticia, pésima para mí, se dio a conocer casi a medianoche En la edición del 8 de diciembre apareció el artículo Un aviso para las Cajas sobre las Cajas de Ahorros y las limitaciones que tienen en España para comprar Bancos, lo que sería considerado- -según dicho texto- -una gravísima falta de consideración hacia el supervisor Para CARMEN FORMIGO de esto se desprende que parece que en España las Cajas no comprarán Bancos Y comenta que hay Cajas españolas con posiciones importantes en Bancos portugueses. Si, como se especula, una conocida Caja española quisiera comprar una posición relevante y decisoria en un Banco portugués, probablemente no tendría trabas serias para hacerlo, apenas las pocas que puedan derivarse de la legislación portuguesa. Por eso, no creo que las Cajas estén preocupadas cuando los obstáculos legales, éticos o de corporativismos diversos caen al cruzar la frontera En los Sábados de ABC apareció el artículo Mercadillos: de todo, para todos (2 de diciembre) que RÍOS NASARRE critica por haber incluido un error E L desentierro legislativo del pasado nos desgarra. El presente hipoteca nuestro futuro. En París, Liberation titula: España se desgarra, enfrentada por el recuerdo del franquismo Y escribe: El debate que debía enterrar el contencioso de la guerra civil está en el corazón de un muy polémico debate parlamentario Liberation desgrana el fuego cruzado de la izquierda y la derecha contra el proyecto de Zapatero. Y el lector percibe con claridad hasta qué punto razones diametralmente opuestas han desenterrado nuevos reflejos cainitas. En otro plano, incluso la gestión diplomática degraves incendios empresariales, como la crisis de Air Madrid, transmiteuna imagen de precariedad e improvisación. EnBuenos Aires, LaNación escribe: Preocupación del Gobierno argentino, que ha transmitido su inquietud al Gobierno español ante la situación humanitaria de miles de pasajeros Por su parte, el Washington Post describe una situación dramática, con flecos empresariales irresponsables y flecos gubernamentales pasablemente desbordados. La gesticulación diplomática siempre aporta matices de la más honda insignificancia. Las llamaradas guerracivilistas de las distintas familias palestinas ilumina de manera atroz la iniciativa española para Oriente Próximo, con apoyo franco- italiano, difunta desde su improvisadolanzamiento. En París, LeFigaro añade: Españoles, italianos y franceses deben enterrar su plan de paz, juzgado demasiado pro árabe por el resto de los aliados europeos Sin embargo, la solidaridad francesa y el diálogo ZapateroChirac también tiene un techo muy limitado. En Burdeos, Le JournalBasque afirma queMadrid y Burdeos intentan en vano que París se comprometa en materia denuevas comunicaciones ferroviarias entre España y Francia. Vieja historia. Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo- Sotelo, Felipe González y José María Aznar ya tropezaban en el modestísimo interésparisinoenlascomunicaciones a través de los Pirineos. Nota de color, muy crudo. En Londres, el Independent estima que la crisis y desalojamientos de okupas, en Barcelona, también ilustra a su manera el problema nacional de la vivienda. que trastornó su viaje. ABC informaba de que los días 8 y 9 de diciembre se celebraba un desembalaje en Lérida, en el Pont de Suert, cuando en realidad se celebró en Salardú, a más de 50 kilómetros de Pont de Suert, lo cual me obligó a hacer 100 kilómetros más de los que tenía previstos en mi viaje Por eso nos pide que en próximas informaciones verifiquemos los datos. El 8 de diciembre ABC publicó un artículo del cardenal Carlos Amigo Vallejo titulado Apoteosis de género que ha provocado la carta de PEDRO SERRANO MARTÍNEZ puesto que el autor, explica el lector, dice estar seriamente preocupado por el empeño en imponer, casi como principio incuestionable, un laicismo beligerante contra lo religioso y con una moral caprichosa, sin referencia alguna a una norma objetiva Con todos mis respetos- -continúa- eminencia, tranquilícese: no hay ninguna imposición de laicismo ni guerra abierta contra lo religioso. Simplemente se trata de garantizar democráticamente la libertad de las personas poniendo las cosas donde corresponde- -a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César- Es decir, el que quiera religión que la practique libremente; el que quiera laicismo que se le respete democráticamente. Pero no pretenda tener más razones objetivas que los laicistas y, por tanto, arrogarse la autoridad moral para imponer sus verdades a los demás Tras leer el artículo El dueto con Don Aniceto (10 de diciembre) de Antonio Burgos, sobre la gala que emitió TVE en su 50 aniversario, LAURA MUÑOZ HERRANZ quiere reprocharle su crítica a los organizadores del evento por haber permitido que Rosa interpretase una canción en un dúo virtual con la fallecida Rocío Jurado. Fue el dúo que más me emocionó. Soy una seguidora de la granadina o, como él la llama, esa niñata tan querida y tan grande como su voz. Además de ese dúo- -añade- -hubo otros dos, Bisbal con Antonio Molina, que fue para olvidar, y el de Malú y Lola Flores. ¿Por qué critica solamente ese dúo? Antonio Molina y Lola Flores también fallecieron. Señor Burgos, tenga respeto, ya que Rosa no se caracteriza como fumadora recogiendo colillas sino como una persona humilde. La humildad le llevó a pedir permiso a la familia para poder cantar ese dúo tan criticado por usted. Humilde y con una gran voz de múltiples registros. Espero que tenga más consideración puesto que, aunque salió de OT, es una cantante que vale. Pido más respeto en sus artículos. Rocío no es de mi devoción, pero siento admiración por ella Este artículo también ha disgustado sobremanera a ANA M BAYDAL, a quien le parece vergonzoso y una calumnia que utilice vocablos referidos a Rosa López como niñata y rata pelada... El hecho de que un profesional se llame periodista no le da derecho a utilizar dicho medio para insultar a nadie. Soy una persona que nada tiene que ver con el entorno de la cantante, pero la acción de este columnista me parece vergonzosa y deleznable Los artículos Contra la libertad (7 de diciembre) y La mala educación (8 de diciembre) de M. Martín Ferrand, son objeto de crítica por parte de MIGUEL RODRÍGUEZ RUIZ, que reprocha al columnista que, en su primer artículo, acuse al poder político y religioso de intervencionismo en la vida de los es- pañoles. Restringiéndome a la alusión crítica del insigne periodista a las intervenciones de los obispos en los últimos tiempos, todo católico que se precie de serlo tiene que reconocer que los representantes de la Iglesia española cumplen extraordinariamente con su deber de iluminar las mentes y conciencias de los católicos, como lo demuestran el espléndido documento publicado por la CEE y la lúcida entrevista de monseñor Fernando Sebastián, respecto a la situación político- religiosa de España, aparecida en ABC. No comprendo- -afirma- -cómo Martín Ferrand se muestra tan incomprensivo con nuestros obispos, que en cordura y honradez superan a la mayoría de nuestros gobernantes actuales, en un periódico como ABC, por tradición respetuoso con la Iglesia católica. Puesto que estamos en democracia, los máximos representantes de la Iglesia tienen tanto derecho o más que los de algunos grupúsculos a expresar su parecer cuando lo crean oportuno para el bien de los católicos Martín Ferrand, para nuestro lector, en su segundo artículo, mide injustamente con el mismo rasero a Mariano Rajoy y a José Luis Rodríguez Zapatero. Después de que Zapatero haya rechazado sistemáticamente la colaboración del jefe de la oposición, salvo cuando necesita que alguien le saque las castañas del fuego, y después de que le haya engañado repetidas veces en asuntos trascendentales, ¿debería Rajoy ir a tenderle la mano al presidente, como si no hubiera pasado nada, para que éste ante las cámaras haga creer a los españoles que tiene la razón? Zapatero es quien tiene que esforzarse por ganar la confianza del jefe de la oposición corrigiendo sus desaguisados Asegura MARIANA DE PINEDA que admira la clarividencia de Darío Valcárcel examinando los temas internacionales Sin embargo, discrepa abiertamente de una de las conclusiones de su artículo De pronto, Bush es radiactivo publicado semanas atrás, en el que afirmaba que hay que recurrir al consenso pues no existe verdad objetiva Es cierto que nadie posee la verdad más que Dios, pero al alcance de la razón humana están algunas verdades objetivas como no hacer a otro lo que no se quiere para uno mismo. En política y en sociedad habrá que acudir al consenso muchas veces, pero el bien y la dignidad del hombre no admiten chalaneos lectores abc. es