Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID SÁBADO 16 s 12 s 2006 ABC Breves Piratería audiovisual Los mochileros sustituyen a los manteros La piratería ha cambiado de modus operandi en Madrid y los llamados manteros han dado paso a los mochileros personas que portan en CD o DVD falsificados en pequeñas cantidades y que venden, sobre todo, a los clientes de los hoteles, según explicó ayer el concejal de Seguridad, Pedro Calvo. Medio Ambiente Cada madrileño genera 619 kilos de basura al año El circo se instaló durante unas horas en la prisión de Alcalá- Meco, con sus elefantes, malabares y payasos Las empresas gestoras de residuos urbanos (domésticos y públicos similares) recogieron 3,68 millones de toneladas de residuos en la Comunidad de Madrid durante el año 2004, de los que 3,15 millones pertenecieron a basuras mezcladas y 0,52 a residuos recogidos selectivamente. Por tanto, cada madrileño generó 619 kilogramos de desechos en 2004. Elefantes y malabares en prisión El Circo Mundial ofreció ayer un espectáculo a las reclusas de Alcalá- Meco con motivo de las fiestas navideñas. Hubo de todo: payasos, malabaristas, equilibristas, patinadores... y dos elefantes asiáticos POR CARLOS HIDALGO FOTO: DE SAN BERNARDO MADRID. Quién les iba a decir a las más de 600 reclusas del penal Madrid I de mujeres, en Alcalá- Meco, que desearían con tanta ansia asistir a una función de circo. Pero así fue. La rutina que da la falta de libertad quedó ayer un poco rota con la llegada de malabaristas, payasos, equilibristas e, incluso, dos enormes elefantes importados de Asia. El mundo del circo llegó también a la cárcel, por qué no, y lo hizo en la mejor época del año para arrancar soledad a este grupo de presas: la Navidad. Se trata de una iniciativa que ya se llevó a cabo hace 11 años en ese mismo penal, aunque hasta ayer no volvió a repetirse. Piensan regresar en 2007, aunque, eso sí, ya avisaba el maestro de ceremonias: Si el año que viene regresamos, no quiero ver a ninguna de vosotras por aquí Era la bienvenida cálida a un público entregadísimo de corazón, que ya empezó a disfrutar al máximo cuando vieron aparecer a los dos paquidermos por el recinto, aunque no pudieron entrar en la carpa improvisada, el pabellón de deportes donde se llevó a cabo la función. ¿Dónde está el domador? ¡Yo quiero uno que me dome! bromeaba una de las reclusas, mientras otra, que acariciaba a los animales, exclamaba: ¡Qué áspero! El Circo Mundial fue quien se ofreció a ir a la cárcel y las mujeres ya estaban avisadas, aunque algunas no se lo creyeron hasta que no vieron por allí al malabarista, que causó sensación entre el público femenino hasta ponerle la cara colorada. Aunque, eso sí, no todas las miradas iban para el gimnasta: Yo quiero un novio así decía una, a lo que otra chica espetaba: Pues a mí me gusta el payaso Queda visto, por lo tanto, que la complicidad entre los artistas y el público era patente. El primero de los ocho números representados corrió a cargo de un grupo de reclusas expertas en aerobic. A ellas siguió el payaso- -fue el favorito del respetable- que tomó a cuatro espontáneas para desarrollar uno de sus números. tas. ¡Ese es mi chico! gritan desde los asientos. El público, otra vez, de pie. Ya lo hicieron cuando Zoima, la exótica malabarista, fue capaz de bailar con más de 20 hulla- hops rodeando su cuerpo. La función ya es todo un éxito cuando los dos patinadores toman la pista y ejecutan el número de mayor peligrosidad, con la chica en el aire, agarrada por su compañero sólo por su pie... ¡Es el más difícil todavía! Ovación también para el malabarista, y colofón con el payaso. El grupo que mejor se lo está pasando lo conforman varias dominicanas- -el 55 de las reclusas es de origen extranjero- que aplauden cuando el maestro de pista las anima: Al próximo café, ponedle mucho azúcar, para que nada ni nadie os amargue la vida Juana tiene 25 años y es mexicana. Éstas serán sus primeras Navidades en prisión, y eso que otras reclusas ya han pasado por diez centros. Aún no tengo mi juicio dice. La cárcel es muy triste, y más en estas fechas... Pasaré la Navidad llorando, pensando en mi familia y soñando con los hijos se lamenta. ¡Todo es posible en el mundo del circo! truena en la mente de las reclusas. Todo, incluso arañar sonrisas entre rejas. Ojalá sea su última función. Entonces, será que sus sueños se habrán convertido en una realidad. Muy bien para ser presas Mientras el mayor espectáculo del mundo se desarrollaba en la cancha, en las gradas todo eran palmas y sonrisas. De las de verdad. Ángeles y Mercedes llevan dos años en AlcaláMeco; a la primera le queda hasta 2009, a la otra, hasta mayo. Estamos muy felices, porque nos ayuda a salir de la rutina; aquí siempre es lo mismo Otras reclusas apuntan esa misma idea, y añaden: Demasiado bien estamos aquí para ser presas; la próxima semana tenemos teatro de baile Un, dos, tres... ¡alehop! Los hermanos que conforman el Dúo Rossi ya están una encima de la cabeza del otro. Son los equilibristas, que reflejan en sus sonrisas lo bien que también lo están pasando los artis- Taxis La nueva tarifa de fin de semana no puede aplicarse todavía Los taxistas de Madrid no pudieron aplicar ayer por la noche la nueva tarificación nocturna que establece un incremento del precio de la bajada de bandera hasta los 2,90 euros porque los taxímetros aún no cuentan con el programa informático adecuado, indicaron a Ep desde la Sociedad Cooperativa de Servicio Madrileño de Autotaxi. Sucesos Un obrero, muy grave tras caer desde 4 metros de altura Un obrero de unos 25 años resultó herido muy grave tras precipitarse ayer desde 4 metros de altura mientras trabajaba en la construcción de un edificio en altura en la calle de Beatriz Galindo, 11, en el término municipal Ciempozuelos, según informaron a Ep fuentes del servicio Emergencias 112, de la Comunidad de Madrid.