Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16- -12- -2006 MADRID 61 Varios carteles informando de la huelga de Sanidad colgaban de las barandillas de la entrada del Hospital Universitario de La Paz los sindicatos para justificar la escasa movilización de huelguistas en las entradas de los hospitales y centros de salud, entre la que destacó la del Ramón y Cajal: unas treinta personas con pancartas y pegatinas sindicales posaban ante los medios de comunicación. Entre ellas, se encontraba personal del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) Según reconoció uno de ellos ante los micrófonos, habían sido llamados para apoyar a los compañeros y hacer bulto Para UGT y CC. OO. los centros de Salud de la Comunidad estaban prácticamente vacíos Pensaba que la huelga sólo era en los hospitales comentaba Eleuterio a la salida de una consulta de cardiología en el centro de salud de Orcasitas. Con razón lo decía. El hall estaba atestado de gente que esperaba turno para ver a su médico. El vigilante de seguridad del centro reconoció a ABC que, de hecho, había más gente que otros días y que todo funcionaba con total normalidad. En el Hospital Doce de Octubre había varias pancartas en la entrada y vestíbulo. Uno de ellos pedía la dimisión del consejero de Sanidad, Manuel Lamela. Alrededor de ellos, sólo las personas que habían salido al exterior a fumar un cigarrillo. Estuvimos hablando si hacíamos o no la huelga, y al final, entre la poca información que hemos recibido y que tampoco nos sentimos representados con ella, hemos decidido trabajar explicaba una auxiliar de enfermería que salía del ascensor del hospital. DE SAN BERNARDO Las cifras del paro CC. OO. y UGT sitúan de nuevo entre el 80 y el 83 por ciento el seguimiento de la segunda jornada de la huelga. La Consejería de Sanidad asegura, por el contrario, que sólo el 5,5 por ciento del personal sanitario secundó el paro. 654 de los 14.361 trabajadores de los que estaban llamados al paro hicieron huelga ayer por la tarde, lo que representa un apoyo global del 4,55 por ciento. Son cifras de la Consejería de Sanidad. Las consultas médicas discurrieron en estas dos jornadas de huelga con normalidad, salvo casos concretos. Una mujer salía llorando del vestíbulo del Ramón y Cajal el jueves por la mañana. ¡Tenían que operar a un niño del corazón y lo han plantado! explicaba a todo aquel que le preguntaba por el motivo de su disgusto. Captar el mensaje Varios profesionales sanitarios señalaron ayer a Simancas como el artífice de las dos jornadas de huelga en su empeño de arañar votos El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid confió ayer en que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, capte el mensaje que, a su juicio, le han enviado los ciudadanos madrileños para defender una sanidad pública de calidad, eficiente e igual para todos Cosas difíciles de explicar Simancas: Aguirre quiere sustituir la tarjeta sanitaria por la de crédito El portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, dijo ayer que el PP dejó la puerta abierta a la privatización de los hospitales públicos madrileños y aseguró que la pretensión de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, es sustituir la tarjeta sanitaria por la de crédito Simancas, que se reunió con la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, reiteró que los madrileños quieren una sanidad pública, de calidad y para todos y no aceptan la estrategia de deterioro premeditado emprendido por Aguirre. El portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, afirmó que el gran fiasco de la huelga sanitaria, convocada por PSOE y secundada por CC. OO. y UGT es la prueba de que ésta era puramente política Hace una semana, los profesionales de la sanidad habían acordado con la Comunidad unas significativas mejoras de sus condiciones de trabajo dijo Beteta. Yo en concreto soy laboral fijo de la Comunidad de Madrid y no tengo carné profesional, cobro la dedicación exclusiva. En cambio, parece que a las personas que tienen otra vinculación distinta con la Administración sí les están pagando un dinero a cambio de la carrera profesional comentaba Víctor Rivelles, jefe de Salud Mental de Fuencarral, quien afirmaba estar a favor de la huelga desde el punto de vista de lo profesional, aunque reconocía que alrededor había cosas raras difíciles de explicar En este centro, sólo un trabajador de veintitantos había secundado la huelga. ¡Hoy tenían que operar a un niño del corazón y lo han plantado! gritaba una mujer