Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID SÁBADO 16 s 12 s 2006 ABC La normalidad en hospitales y centros de salud hace fracasar la huelga sanitaria A pesar los carteles que llamaban al paro, Sanidad afirma que sólo un 5.5 de los profesionales secundaron la huelga s Los sindicatos dicen estar satisfechos CRISTINA ALONSO MADRID. La guerra de cifras continuó ayer. Y la diferencia entre las de los sindicatos y las de la Comunidad es abrumadora. Así, UGT y CC. OO. cifraron de nuevo el seguimiento de la segunda y última jornada de la huelga en la sanidad pública madrileña entre el 80 y el 83 por ciento. Nada que ver con los datos que ofreció la Consejería de Sanidad, que reduce al 5,5 el porcentaje de personal sanitario que la habría secundado. Lo mismo ocurrió el jueves, primer día de paro: un 5,7 frente al 80 por ciento de los 70.000 profesionales sanitarios. A pesar de la normalidad con la que transcurrieron las dos jornadas de huelga en los hospitales y centros de salud madrileños- -muchos pacientes ni siquiera se percataron de su existencia- -los sindicatos hablan de éxito rotundo Sin embargo, y paradójicamente, tanto UGT como CC. OO. sostienen que el paro no ha supuesto demasiados trastornos para los ciudadanos La situación es como la de un día cualquiera, la misma gente en pasillos, cafetería... Sólo conozco a una persona que se haya manifestado explicaba una limpiadora del Ramón y Cajal. nal sanitario de la región para secundar la jornada de huelga de ayer. A esta protesta, a la que había sido convocada toda la ciudadanía, asistieron algo más de 4.000 personas- miles y miles precisó Simancas- entre los que se encontraban trabajadores de la empresa de alimentación Panrico reivindicando su estabilidad laboral. La Consejería, que calificó el seguimiento de escaso ha asegurado que la baja incidencia del paro convocado consolida el reconocimiento por parte de los profesionales del sistema sanitario al esfuerzo realizado por la Administración regional en la materia. La supuesta privatización de la sanidad pública y un mejor servicio sanitario para los madrileños eran los dos motores de esta huelga, que ha sido apoyada en todo momento por el PSOE e IU. Es que esto es una huelga política. Lo que me da pena es que se use una cosa tan serie como la Sanidad para que los partidos se tiren los trastos a la cabeza explicaba un enfermero del Hospital Universitario La Paz, en el que, como indicio de huelga, sólo había dos pancartas y algunos papeles de protesta. Toda huelga es política, pero ésta tal vez sería más bien una huelga socio- política porque afecta a toda la sociedad declaraba Luis Mancera, secretario general de la sección sindical de CC. OO. del Ramón y Cajal. Los que no quisieron adherirse al paro fueron CESM y Satse, los dos sindicatos profesionales mayoritarios de médicos y ATS que aglutinan al 90 por ciento de ambos colectivos. Alberto Arias Paciente Creía que me iba a encontrar más barullo. No veo dónde está la huelga Encarna López Enfermera Me gustaría que esta protesta fuera diferente. Estaría dispuesta a hacer huelga, pero no ésta Estefanía Fernández Auxiliar en prácticas Servicios máximos ¡Me voy corriendo, que me han llamado para firmar los servicios mínimos! exclamaba un celador frente a la cafetería de La Paz, en la que era necesario esperar turno para coger una mesa. No se trata de servicios mínimos, sino máximos. Hoy han obligado a trabajar a más gente que cualquier día del año explicaba un portavoz sindical. Estos servicios fueron una de las excusas que utilizaron Creo que hay algo de retraso en las consultas, pero debería haberse seguido más Luis Carvajo Médico oftalmólogo Efecto llamada La manifestación que tuvo lugar el jueves en Neptuno bajo el lema La sanidad es de todos. Defiende lo público sirvió, según los sindicatos, de efecto llamada entre el perso- Me parece que salta a la vista el fracaso de esta huelga. No hay nada más que decir