Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE Juguetes ruidosos que no son tan saludables TEXTO: EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL N Cada vez hay más alternativas sanas y apetitosas para regalar o darse un capricho personal jor regalo, incluso para los más vagos. cios a la fruta. Es además una buena forma de aligerar las comidas caseras para compensar los banquetes de estas fechas. Recuerde que la recomendación es tomar cinco piezas diarias, entre frutas, verduras y hortalizas, como aconseja la asociación 5 al día La piña y los cítricos (naranjas y mandarinas) son algunas de las mejores opciones en estas fechas. el fondo permite freír alimentos mediante un movimiento constante denominado en la gastronomía (cantonesa) como wok hei que mantiene intactos el sabor, olor y propiedades nutricionales de los alimentos. Los wok permiten una alimentación saludable. Otra opción de cocina saludable la proprocionan son los sistemas a vapor los modernos robots y los ya tradicionales microondas. Gracias a su poder de cocción rápida, estos electrodomésticos conservan mejor las propiedades de los alimentos que la fritura y la cocción a fuego lento. ABC 6. Botiquín a medida Regálese un nuevo botiquín doméstico que incluya lo imprescindible para resolver una urgencia de andar por casa: deberá tener remedios sencillos (paracetamol, ibuprofeno o ácido acetilsalicílico) para combatir dolencias menores, salvo que sea un enfermo crónico y necesite medicación específica. Y, por supuesto, material de curas: gasas (mejor que algodón) tiritas, alcohol y agua oxigenada para simples accidentes caseros. En el caso de pequeñas heridas basta con lavarlas con agua y jabón neutro o de glicerina. Un par de termómetros y nada de antibióticos. En el 40 por ciento de los botiquines domésticos hay algún tipo de antibiótico. Tome sólo los que le prescriba el médico y tire el sobrante. 8. Medidores de tensión No podían fallar en una lista de regalos para la salud. Cada año se adquieren mas de 25 millones de estos instrumentos son adquiridos anualmente. Los medidores domésticos ayudan a mantener a raya la presión arterial y a evitar las subidas inesperadas atribuibles al fenómeno de la bata blanca o al nerviosismo de estar en un centro médico. Sin embargo, es necesario un adecuado control de la calidad de estos productos y una justa interpretación de las cifras tensionales, insisten los expertos. No está de más comprobar el estado de la tensión en la consulta médica. 10. Balneoterapia Son pocos los hoteles que se resisten a tener su propio centro de balneoterapia para proporcionar salud a través del agua. Y menos las ciudades que no cuentan ya con un balneario urbano. Como simple terapia antiestrés es un placer para todo el mundo y una gran ayuda para las personas con dolencias crónicas como la artritis reumatoide o o fibromialgia, trastornos en los que no existe un buen tratamiento. Evita problemas de rigidez muscular, reconforta y es válido para cualquier edad. La mayoría de los centros con estos servicios tienen bonos con tratamientos para regalar. 7. Una cesta de fruta Huya, si está de buenos propósitos, de la tradicional cesta con productos ibéricos y otras dulces y calóricas tentaciones. Mejor una bonita cesta de frutas y verduras. Las fruterías especializadas suelen confeccionarlas con propuestas exóticas de lo más apetecibles, incluso para los más rea- 9. Cocina saludable El wok es esa gran sartén con nombre chino que ya forma parte del menaje de muchos hogares españoles. Redonda y abombada en umerosos juguetes a la venta para estas Navidades son agresivos para los oídos de los niños y pueden provocarles lesiones auditivas permanentes, incluso la sordera. Así lo advierte un estudio británico, que ha analizado quince juguetes con sonido: catorce demostraron superar el límite de seguridad de 85 decibelios (dBA) al ser colocados cerca del oído, y la mitad traspasaron esa barrera a una distancia de 25 centímetros. Nuestra recomendación es muy simple: no permita que su hijo mantenga juguetes ruidosos demasiado cerca del oído y no le deje que juegue con ellos más de una hora al día aconseja Brad Backus, investigador del University College de Londres y responsable del informe. Entre los juguetes estudiados, destinados a niños de entre 3 meses y 15 años, los más ruidosos fueron diversos tipos de pistolas y metralletas, que mostraron un potencial suficiente como para dañar seriamente el aparato auditivo y provocar sordera momentánea. El límite recomendado para los juguetes que emiten sonido son los 85 decibelios, por encima de esa cifra se considera que son peligrosos para la salud del oído. Catorce de los quince juguetes analizados tenían niveles entre 84 y 115 decibelios cuando las salidas de sonido fueron puestas a 2,5 centímetros del oído. Entre ellos algunos muy vendidos como el coche de la película Cars Lightening McQueen -o el bombero Sam s Action Jupiter Sólo uno, un teléfono móvil para bebés, quedó por debajo de esas medidas. Probados a 25 centímetros, una distancia que se considera habitual en los juegos, ocho de los quince presentaron niveles entre 81 y 105 decibelios. Según Brad Backus, los juguetes de los niños tienen el potencial de dañarles el oído, por eso es muy importante que la gente sea consciente de los riesgos y actúe en consecuencia Este experto muestra especial preocupación por el sonido de pistolas y metralletas: Son extremadamente ruidosas, tanto que mis oídos rezumbaban durante la realización de las pruebas. Si tuviera niños, no les regalaría ninguna de esas armas