Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 41 EE. UU. cree que la muerte de Castro será cosa de meses no años Viajará a Cuba la mayor delegación estadounidense que haya ido nunca MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Nadie sabe dónde están los ojos y los oídos de EE. UU. en Cuba, de haberlos, pero si a alguien le llega la información que producen es a John Negroponte, director de la Agencia Nacional de Inteligencia. Y para el controvertido arquitecto de la Contra nicaragüense, la muerte del líder de la revolución cubana está muy cerca. Todo lo que vemos indica que no durará mucho más... meses, no años dijo al diario The Washington Post El Gobierno norteamericano ha reconocido en otras ocasiones que su mirada dentro del reducido círculo que rodea a Fidel Castro es muy limitada. El jefe de la Oficina del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental dijo el martes no poder confirmar o desmentir los rumores sobre la situación terminal del mandatario porque el Gobierno cubano lo está tratando como un secreto de Estado Donald Rumsfeld al entrar ayer en la rueda de prensa que ofreció tras su último Consejo REUTERS El Pentágono despide a Rumsfeld pidiendo aumentar su plantilla de soldados El Estado Mayor advierte sobre la creciente incapacidad del Ejército de Tierra para hacer frente a los multiplicados despliegues bélicos en el extranjero PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Flanqueado por George W. Bush y Richard Cheney, y con una visible dosis ceremonial de honores militares, Donald Rumsfeld fue despedido ayer oficialmente en el Pentágono como parte de la costosa factura política que ha empezado a pagar la Casa Blanca por la cada vez más impopular guerra de Irak. Antes de ser relevado por Robert Gates, director de la CIA con Bush padre, el dimisionario secretario de Defensa dijo que en los tiempos de corren tanto la debilidad, como la percepción de debilidad, pueden ser provocadoras Pese a todas las controversias acumuladas durante una gestión abruptamente terminada tras el vuelco electoral sufrido en noviembre por los republicanos, los elogios de gran calibre se han sucedido ayer para Rumsfeld, que ha sido descrito por el presidente Bush como uno de los servidores públicos de Estados Unidos más hábiles, energéticos y dedicados Parabienes que contrastan con la cuantiosa animosidad generada por este activo septuagenario, tentado desde ahora con escribir sus memorias. Coincidiendo con la salida de Rumsfeld, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra ha advertido que su organización corre el riesgo de romperse por los multiplicados despliegues bélicos en el extranjero acumulados durante la Administración Bush. Según recalcó el general Peter Schoomaker a miembros del Congreso federal, la Army necesita expandir su fuerza de medio millón de profesionales a un ritmo anual de 7.000 soldados y facilitar las movilizaciones de reservistas y miembros de la Guardia Civil. mente como necesaria para hacer posible una prolongada presencia militar en Irak, sino también con el objetivo de plantar cara a otros potenciales adversarios. Amenazas adicionales centradas en la posibilidad de hipotéticos conflictos con Irán o Corea del Norte. Con todo, el gran debate sobre fuerzas militares en estos momentos dentro de la Administración Bush se limita a la posibilidad de enviar temporalmente más tropas a Irak. Una inyección de entre 20.000 y 30.000 soldados, que no es compartida ni por la Junta de Jefes de Estado Mayor ni por el llamado informe Baker pero que figura entre las opciones barajadas por la Casa Blanca de cara a la formulación de una nueva estrategia de Estados Unidos en Irak prevista para principios de enero. Como parte de esa nueva estrategia, retrasada hasta después de las Navidades, Condoleezza Rice ha rechazado la sugerencia formulada en el informe Baker de solicitar la ayuda de Irán y Siria para lograr la pacificación de Irak. La Secretaría de Estado ha indicado al Washington Post que las previsibles compensaciones que demandarían Damasco y Teherán- -como permitir injerencias en el Líbano o vía libre para la proliferación nuclear- -serían demasiado altas. Según Rice, si estos dos países patrocinadores de terrorismo e inestabilidad quieren ayudar en Irak deberían hacerlo sin necesidad de incentivos. Insistentes rumores Los rumores sobre la muerte de Castro se han multiplicado desde que el pasado 31 de julio transfiriese el poder a su hermano Raúl al anunciar que se sometía a una intervención quirúrgica intestinal, que Estados Unidos interpreta como un cáncer. Pero el hecho de que el comandante no apareciese en los actos del día 3 organizados para celebrar su cumpleaños y aniversario de la revolución ha convencido a propios y a extraños de que, como mínimo, se encuentra en la antesala de la muerte. El diario británico The Independent incluso afirma que podría morir antes de Navidad porque se niega a aceptar quimioterapia. Diez congresistas estadounidenses tienen este fin de semana la oportunidad de comprobarlo directamente. Son los miembros del grupo en favor de suavizar el embargo contra Cuba, que ya cumple 46 años sin arrojar los resultados que se buscaban. Su viaje de tres días no sólo supone la mayor delegación legislativa que haya visitado nunca la isla bajo el régimen de Castro, sino que ocurre en un momento crítico. En los pocos meses que lleva como presidente en funciones Raúl Castro ha indicado en dos ocasiones que está dispuesto a dialogar con EE. UU. para poner fin a la Guerra Fría que enfrenta a ambos vecinos. Bush las rechazó en ambas ocasiones con el argumento de que Cuba tiene que demostrar primero su compromiso con la democracia, algo que no está sucediendo. Si acaso, el régimen se ha vuelto más ortodoxo desde que Castro cayó enfermo, declaró. Crueles restricciones Los congresistas que visitarán la isla no esperan poder convencer a Washington de levantar el embargo, pero sí han prometido acabar con las restricciones- -que califican de crueles- -entre los exiliados en Miami y sus familiares. El congresista demócrata William Delahunt, del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara Baja, incluso cree que ante su determinación de legislar cambios Bush podría adelantarse, ya que a partir de enero los demócratas tendrán mayoría en el Capitolio. En concreto apuntan a la limitación de 300 dólares cada tres meses que los cubanos de EE. UU. pueden mandar a sus familiares, bajo estricta certificación del Departamento de Estado. El grupo ha pedido entrevistarse con Raúl Castro, pero hasta ayer no se sabía si esa cita tendría lugar. Condiciones deficitarias En contraste con la filosofía de Rumsfeld, obsesionado con la transformación y modernización, el general Schoomaker ha recordado que el Ejército de Tierra empezó la guerra de Irak en condiciones deficitarias. Con una escasez de material estimada en 56.000 millones de dólares y unos efectivos reducidos a la mitad con respecto a los disponibles en 1991 para la liberación de Kuwait. Esta significativa petición de refuerzos, que estaría también secundada por los Marines es presentada por la jerarquía militar de EE. UU. no sola- ABC. es Especial de la situación en Cuba en http: especiales. abc. es 2006 fidel- castro