Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viernes 15 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.241. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Ni conspiración ni embarazo La muerte de la Princesa de Gales resultó de un trágico accidente y no de una operación de los servicios secretos británicos. Tampoco estaba embarazada ni prometida con Dodi Al Fayed EMILI J. BLASCO EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno MIEDO EN CASA ECHOS aislados así se ha calificado el asalto a la casa de los Tous y el secuestro del niño de Begur: hechos aislados. Lo dicen porque se tiene que sentir uno muy solo, como en la más remota de las islas, cuando se llevan a tu niño de cuatro años. Entretenidos como hemos estado con la nueva prosperidad, nos damos ahora cuenta de que la tranquilidad, era lo mejor que teníamos. No se ha protegido nuestro bien más preciado: poder tener la casa abierta de par en par, dejar que el aire vuele por el corredor hacia el sol de poniente, desde la puerta abierta de la entrada. Las casas de Estados Unidos me parecen hermosas porque sus jardines están abiertos, sin setos ni cierres ni muros ni vallas. Las más pobres las he visto en África, en Johannesburgo, grandes mansiones orladas por alambradas electrificadas. Creo que se está más a gusto debajo de un puente que en la mejor de las casas, si en ella se siente miedo. El miedo es pobreza. Y en esta nueva pobreza, vivimos. Las urbanizaciones son ya campos de concentración, lugares aislados iluminados con focos, vigilados por cámaras día y noche. En todas las ciudades, hay rejas y alarmas en los pisos. Y hasta en el más humilde de los pueblos golpean sin piedad a personas que, por su edad, no pueden defenderse. Conozco a quien solía decir que los ladrones tienen su orgullo y no entran si lo ven fácil. Me produce una tristeza enorme cuando pongo la mano en el pomo y noto que, ahora, está la puerta cerrada. Hechos aislados, sí, pero el miedo se dispersa como las bandadas de avefrías tras un único, singular, aislado disparo. H S cotland Yard ha dado carpetazo al caso, después de casi tres años de exhaustivas investigaciones sobre las circunstancias en que se produjo el accidente automovilístico que el 31 de agosto de 1997 se cobró la vida de la Princesa de Gales, Dodi Al Fayed y el conductor Paul Henri en un túnel de París. Las extremadamente graves alegaciones de que el choque se produjo en un intento de asesinato llevado a cabo por el establisment el Príncipe Felipe esposo de Isabel II o los servicios secretos son infundadas afirmó ayer Lord Stevens, anterior jefe de Scotland Yard y responsable de la revisión realizada. Lord Stevens consideró inevitable que continúe habiendo gente que defienda la teoría de la conspiración, pero reclamó que cualquier afirmación se sustente sobre pruebas, y aseguró que ninguna de ellas alimenta la sospecha. Mohammed Al Fayed, padre de Dodi, respondió de inmediato desde los almacenes Harrods, de su propiedad, con otra rueda de prensa conducida por su propio equipo de investigadores. Según éstos, el informe deja preguntas sin responder y resulta altamente insatisfactorio La palabra la tendrá ahora la juez que se ocupa del caso, que a principios de enero comenzará sus vistas públicas. Lord Stevens aclaró que su investigación, solicitada por ese tribunal, no se ha inmiscuido en la labor de la Justicia, sino que se ha limitado a establecer si eran creíbles las alegaciones sobre una supuesta conspiración. Y su respuesta es que no. De acuerdo con el informe de 832 páginas, resultado de entrevistar unas 300 personas y examinar 600 objetos, no hubo oportunidad de que nadie in- Dody Al Fayed y la Príncesa de Gales, en una imagen antes del accidente terfiriera en el desarrollo de los acontecimientos, debido a los inesperados cambios de planes en los movimientos de aquella noche. La investigación corrobora la alta velocidad del Mercedes en el que viajaban, el grado de alcoholemia del conductor (certifica que las pruebas de sangre estuvieron bien hechas en su día) y que ninguno de los ocupantes llevaba puesto el cinturón de seguridad, cuya utilización podría haberles salvado la vida. El informe asegura que los análisis AP de sangre desmienten que Diana de Gales estuviera embarazada. Además, los familiares y amigos de la princesa coinciden en que ésta no estaba prometida con Al Fayed ni tenía planes de hacerlo. Sobre el misterioso Fiat 1 blanco que pudo deslumbrar con sus faros al conductor, Lord Stevens precisó que hubo un golpe con este coche antes de entrar en el túnel y que no estaba conducido por el supuesto agente que se había apuntado, aunque se desconoce la identidad del conductor.