Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 VIERNES 15- -12- -2006 ABC DEPORTES www. abc. es deportes El Barça arrasa al América El conjunto azulgrana jugará la final del Mundial de clubes contra el Internacional de Porto Alegre tras aplastar al equipo mexicano ABC YOKOHAMA (JAPÓN) Bien jugada la táctica azulgrana de trasladar la presión al contrario. Ni jet lag ni cuentos chinos, en este caso japoneses. El Barça superó ayer el trámite- -no fue más que eso- -del América y ya se ha plantado en la final de este Mundial de clubes que tanto furor despierta en tierras asiáticas y en el seno de la FIFA, que sigue empeñada en darle la categoría que se merece esta competición. Espera el domingo el Internacional de Porto Alegre, representante suramericano. Vamos, que es como una Intercontinental, pero con el buen gesto de dar cabida a todos los continentes restantes para que nadie se sienta despreciado. Pero el fútbol sigue siendo cosa de Europa- -básicamente- -y Suramérica. El Barcelona arrolló al América de México. Le maltrató, le humilló, le ninguneó. Ni le vale como excusa al conjunto azteca reclamar un penalti en el minuto seis a Claudio López- -efectivamente, no es el que era, los años no perdonan a nadie- Nada. La diferencia era tan grande que la goleada habla por sí sola. Y pudieron ser más, que conste. Empezó el cuadro azulgrana imprimiendo su ritmo, moviendo con criterio el balón y mareando a los mexicanos, incapaces de frenar al portento que tenían enfrente. Con Motta como medio centro defensivo (luego entró Xavi) la creación era cosa de Iniesta y Deco, soberbio toda la tarde- -mañana en España, pues se jugó a las 11.20 hora peninsular- Sólo un disparo lejano de Cabañas al ejecutar una falta puso en alerta a Valdés, que sigue respondiendo, en silencio, a un nivel altísimo. Basta con decir que el segundo tanto del Barça llegó en un saque de esquina (el equipo es poco pródigo a sacar partido a estas acciones) para demostrar cómo de abrumadora era la supremacía azulgrana. Sin desmerecer, las cosas como sean, que el remate de Márquez de cabeza fue impecable, aunque no tuviera oposición. Y en la segunda mitad, fiesta grande. Con Ronaldinho en plan estrella y desatado, el Barça puso rumbo a la final con dos tantos más. El primero, precisamente del brasileño después de una parada de Ocho a remate de Giuly. Y la sentencia de Deco, buen zapatazo el del portugués. Pero Ronaldinho quería más. Con todo ya resuelto, se atrevió con una vaselina soberbia que se estrelló en el larguero, una jugada de genio que desató la locura en Yokohama. El domingo, por si le falta motivación, final contra contra el Internacional, eterno rival de su querido Gremio. América Barcelona 0 4 América (4- 4- 2) Ochoa; Castro, Óscar Rojas, Ricardo Rojas, Davino; Argüello, Villa, Pereira (Mendoza, m. 74) Cuevas; Claudio López (Matías Vuoso, m. 74) y Cabañas (Blanco, m. 46) Barcelona (4- 3- 3) Víctor Valdés; Zambrotta, Puyol, Márquez, Van Bronckhorst; Motta (Xavi, m. 61) Andrés Iniesta, Deco; Giuly (Belletti, m. 74) Gudjohnsen (Ezquerro, m. 67) y Ronaldinho. Árbitro: Óscar Ruiz (Colombia) Amonestó a Fabiano Pereira y a Claudio López, ambos jugadores del Club América de México. Goles: 0- 1, m. 11: Gudjohnsen. 0- 2, m. 30: Márquez. 0- 3, m. 65: Ronaldinho. 0- 4, m. 85: Deco. Ronaldinho agradece al estilo japonés los aplausos de un público que se entregó a su juego y al del Barcelona OJO CRÍTICO comparecencia pública. Por si las dudas se generalizaban, los de Rijkaard volvieron a expresar lo mejor de su fútbol. Después de verles ayer y contra el Werder da la sensación de que ganan cuando y como quieren. Eligen, incluso, las formas. Cuando el partido resulta trascendental, como los dos citados, salen por la tremenda, arrollan y resuelven en un santiamén. En los de Liga, como ante el Levante o la Real, se lo toman con más calma. Puede que tengan razón los que reprochan que el juego azulgrana me tiene encantado y no salgo de mi asombro. No es para arrepentirse. Y menos después de ver cómo se quitó del medio al América, que no es tan mal equipo como pudiera parecer. Técnicamente tiene maneras, pero su ritmo de juego valdrá para México, no para plantar cara al campeón de Europa. Le bastó al Barça con presionar donde siempre hace daño, en los tres cuartos de campo, para desmoronar todo el concepto defensivo del rival. Y después, con el balón en los pies, nadie lo circula tan rápido. Tiene mucho mérito tocar y tocar tan deprisa y con tanta precisión. Ese Deco es un jugador mucho más grande de lo que parece y de Ronaldinho es mejor no decir nada más. Porque el domingo puede hacer aún cosas más inverosímiles. REUTERS Enrique Ortego RIJKAARD, CRÍTICO Jugada de libro para empezar Diez minutos les duró el América a los chicos de Rijkaard. Por entonces, Gudjohnsen ya había evidenciado lo evidente. En una maravillosa triangulación entre Deco, Ronaldinho, Iniesta y el islandés- -de libro la jugada- el cuadro español tomó la delantera y, a partir de entonces, se dedicó a disfrutar con una caricatura de equipo que jamás tuvo opción alguna. ¿ESPECTÁCULO? TOMA DOS TAZAS veces es mejor callarse, aunque se pueda tener parte de razón. El Barça lleva tres partidos sin dar espectáculo y recibiendo ciertas ayudas susurró Capello en su última He detectado que en ciertos momentos del partido hemos tenido que sufrir. No podemos olvidar que en el primer tiempo Víctor Valdés ha tenido que intervenir y salvar el resultado ABC. es A Toda la información futbolística en abc. eurosport. es futbol