Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15 s 12 s 2006 Primera jornada de huelga en la sanidad pública MADRID 55 Es la vida de mi padre la que está en juego A pesar de la calma, la primera jornada de huelga dejó tras de sí varias historias personales POR C. ALONSO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. ¿Pero vosotros no estabais de huelga? preguntaba ayer por la mañana María José Martín, camarera de la cafetería del Hospital Universitario La Paz, a los clientes habituales mientras les servía un café bien cargado. Hay tanta gente como siempre, incluso más valoraba. Cristina Polo, auxiliar de clínica del bloque quirúrgico, acababa de desayunar en compañía de otras compañeras. Llevaba un papel en la mano: Aquí figura mi nombre como parte de los servicios mínimos; me han obligado a firmar. Lo traigo por si tenía algún problema con los piquetes a la hora de entrar al hospital, pero salta a la vista: ni siquiera han venido. Esta huelga es un fracaso rriendo la huelga. No hemos tenido que hacer ninguna tarea habitual en este tipo de situaciones, como, por ejemplo, abrir cerraduras a las que habían puesto silicona explicaba Jesús Doblado. En su departamento son unos 250 trabajadores. Sólo se ha sumado a la huelga una persona aseguraba este joven. Hubo, incluso, quien no se había enterado de su existencia: ¿En serio que hay huelga? No me había enterado. Lo siento Julián Tostado y su mujer, a las puertas del Ramón y Cajal Manipulación política No de fracaso, sino de manipulación, tildaba ayer María Luisa Sandonís la protesta. Esta madrileña se dirigía con su marido a una consulta de urología. Afortunadamente no está saliendo bien. Simancas debería ser un poco más honrado, es todo una cuestión política A las puertas del Ramón y Cajal, a las once de la mañana, otra pareja increpaba a la decena de sanitarios que habían decidido secundar la huelga en este centro. Es la vida de mi padre la que está en juego. Usted imagínese que le pasa algo... La emoción apenas dejaba hablar a Julián Tostado, hijo de Adrián, a quien tres horas antes deberían haber operado a corazón abierto Nos han dicho hace una hora que no había cama para la UVI y que mañana ya veremos. Hemos venido toda la familia desde Alcorcón. ¿Y, ahora, qué hacemos? Su versión era puesta en duda por Luis Mancera, secretario general de la sección sindical de CC. OO. del hospital, quien vacilaba ante las palabras de Tostado: Habría que ver si es verdad... No digo que mienta, pero la información que le han dado puede no ser exacta Por los servicios mínimos está garantizada la asistencia al ciudadano porque esa es nuestra prioridad explicaba. Los técnicos de mantenimiento del Ramón y Cajal estaban extrañados por la tranquilidad con la que estaba discu-