Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 15- -12- -2006 Cortan durante dos horas la M- 30 sin previo aviso y advierten que puede repetirse Pilar Martínez, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid 53 Lamela anuncia posibles demoras por la huelga El consejero de Sanidad, Manuel Lamela, ha remitido una carta a los pacientes que se encuentran en lista de espera quirúrgica para comunicarles que podrían darse más demoras por culpa de los paros de ayer y hoy. La huelga- -escribe Lamela afecta a todas las categorías profesionales, por lo que se prevé que afectará tanto a la propia actividad de los quirófanos como a la realización de pruebas y estudios diagnósticos complementarios, por lo que su operación podría sufrir alguna demora En todo caso- -añade- la Consejería de Sanidad realizará todos los esfuerzos necesarios para intentar que estas convocatorias de huelga tengan el menor impacto posible en la asistencia sanitaria Lamela concluye con que no quiere que ningún madrileño deba esperar más de 30 días para ser operado La manifestación estuvo encabezada por Simancas y otros destacados dirigentes del PSOE de Madrid EFE Aguirre cree que Lamela merece una estatua y no una manifestación El Gobierno regional denuncia que Simancas está detrás de la huelga política s El PSOE asegura que 23.390 pacientes esperan más de 30 días para ser operados M. C. MADRID. La huelga en la sanidad pública madrileña, convocada por los sindicatos UGT y CC. OO. fue la protagonista ayer en el debate político de esta Comunidad, superando incluso en el ranking al ladrillazo y la corrupción urbanística, el otro asunto preferido de la oposición. En el Pleno de la Asamblea, Esperanza Aguirre aprovechó una pregunta de Rafael Simancas sobre la financiación del sistema sanitario madrileño para hacer una defensa cerrada de uno de sus consejeros predilectos, Manuel Lamela. La presidenta regional aseguró, incluso, que la oposición debería erigir una estatua al consejero por su gestión, en vez de usar políticamente la medicina y manifestarse. Esperanza Aguirre se mostró convencida de que al final la estatua a Lamela la erigirán los madrileños El portavoz del PSOE, uno de los impulsores de la huelga incluso mediante mensajes SMS del tipo pásalo se comprometió a gobernar bien el sistema de salud a partir de mayo de 2007, para que nunca más nadie tenga que ir a las calles de Madrid para defender lo que es suyo: una sanidad de calidad Simancas aseguró que 23.390 pacientes esperan más de 30 días para ser operados, bien porque la demora se cuenta desde la visita al anestesista y no desde la prescripción de la operación por parte del especialista o bien porque han rechazado ser intervenidos en un centro privado. Son 23.390 razones para que usted dimita espetó a Aguirre. El portavoz socialista reprochó a su adversaria también que Madrid sea la Comunidad Autónoma que menos porcentaje del PIB dedica a la sanidad: un 3,79 por ciento frente a un 5,4 por ciento de la media nacional. La presidenta, que sostiene que su compromiso de que nadie espere más de 30 días para ser operado se cumple por completo, defendió que el presupuesto sanitario desde que llegó al poder en noviembre de 2003 se ha incrementado en un 44 por ciento, a pesar de que, señaló, el Gobierno de la Nación no ha atendido al crecimiento de 820.000 habitantes que la región ha registrado entre 1999 y 2005. Una huelga política Unas horas antes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz autonómico, Ignacio González, subrayó que esta huelga se debe a motivos políticos, y no profesionales o laborales, está inspirada por el líder de la oposición y seguida por Izquierda Unida y algunos sindicatos González aseguró que la sanidad madrileña es pública, universal, de calidad y gratuita En su opinión, el esfuerzo que hace el Gobierno de la Comunidad en esta materia no tiene parangón y puso como ejemplo la construcción de ocho nuevos hospitales en la región y de 56 centros de salud. Todo esto demuestra la ausencia de alternativa política de la oposición, que opta por el insulto y por enfangar el terreno de juego, fruto de la desesperación añadió. duramente la política sanitaria de Esperanza Aguirre y su consejero Manuel Lamela. Todos aseguraron que la primera jornada de huelga había sido un éxito y reivindicaban una sanidad pública de calidad. Simancas dijo que ahora, a un hospital entramos con la cartilla sanitaria, dentro de poco habrá que hacerlo con la tarjeta de crédito Que Lamela le llame arengador de masas le parece una falta de respeto. ABC. es La pregunta del día: ¿Ha padecido los efectos de la huelga en la sanidad pública? Opine en abc. es El vicepresidente regional asegura que la huelga demuestra la ausencia de alternativa de la oposición