Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 VIERNES 15- -12- -2006 ABC MADRID www. abc. es madrid Un piquete, de empleados del Ramón y Cajal se concentró ayer a las puertas del hospital, aunque no obstaculizó el trabajo de quienes no secundaron la huelga DE SAN BERNARDO Sólo el 5 de los trabajadores secunda el paro en la sanidad pública que apoyan PSOE e IU Cuatro mil personas se manifestaron ayer en Madrid en contra de la política sanitaria de Esperanza Aguirre MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. ¡Ah, pero hay huelga. Yo llevo toda la mañana de pruebas y consultas y no he notado nada. Al revés, todo ha ido muy rápido y mejor que otros días manifestaba Aurora que, hacia las doce de la mañana, salía con sus dos hijos del hospital Niño Jesús. Esta fue ayer, primera jornada de huelga en la sanidad pública madrileña, la tónica en la práctica totalidad de los centros de salud, ambulatorios y hospitales. Normalidad. Sin embargo, no pudo evitarse la guerra de cifras. Mientras los sindicatos convocantes, UGT y CC. OO. repetían que el paro afectó al 80 por ciento de la plantilla, la Consejería de Sanidad aseguraba que la huelga había sido seguida por un 5,7 por ciento de los trabajadores durante el turno de mañana y por un 5 por ciento en el turno de tarde. Los sindicatos incluyeron en sus datos a los trabajadores afectados por los servicios mínimos porque aunque hubieran querido ir a la huelga no hubieran podido explicaban fuentes sindicales. El paro, convocado también para hoy, tiene como objetivo protestar por la supuesta privatización de la sanidad pública y por un mejor servicio sanitario para los ciudadanos madrileños. Esta huelga está apoyada por el PSOE e IU y pretende que se sumen a ella los cerca de 70.000 trabajadores del sector. butivos, profesionales y laborales. Según los datos del Gobierno regional, el porcentaje más alto de seguimiento de la huelga en centros de Atención Primaria fue ayer de un 15 por ciento. En el hospital Ramón y Cajal del 13,5 por ciento, en La Princesa el 4,6 por ciento, en La Paz el 2,5 por ciento, en el Niño Jesús el 4 por ciento, en el 12 de Octubre 4,1 por ciento y en en el Clínico el 6,1 por ciento. Fuera de la capital, los centros con mayor repercusión fueron el de San Lorenzo de El Escorial y Severo Ochoa (Leganés) ambos con un 13 por ciento. Las cifras de los sindicatos nada tienen que ver con las de la Consejería. UGT y CC. OO. calculaban que la huelga había sido secundada por un 88 por ciento de los trabajadores en el 12 de Octubre, un 75 por ciento en el Clínico y en el Rodríguez Lafora, un 73 por ciento en La Paz y un 83 por ciento en el Ramón y Cajal. PSOE, IU, Federación de Asociaciones de Vecinos y Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, entre otras. Algo más de cuatro mil personas se concentraron, a las siete de la tarde en Neptuno, para corear lo público es de todos, lo privado de unos poquitos y de Aguirre Cierran los de Panrico En la manifestación, que concluyó en Sevilla, cerca de la Consejería de Sanidad, se dieron cita Rafael Simancas y Fernando Marín, responsables de los grupos Socialista e IU respectivamente en la Asamblea de Madrid. También, el secretario general de CC. OO. -Madrid, Javier López, y el de UGT- Madrid, José Ricardo Martínez. Cerraba el desfile un grupo de trabajadores de Panrico reivindicando su estabilidad laboral. Tanto los líderes sindicales como los políticos criticaron Cálculos dispares Los dos sindicatos profesionales mayoritarios (CESM por parte de los médicos y Satse por la de los ATS, que agrupan al 90 por ciento de ambos colectivos) no secundan el paro porque, entre otras cuestiones, alcanzaron un acuerdo con el Gobierno regional a finales de noviembre sobre aspectos retri- Los sindicatos aseguran que la primera jornada de huelga fue seguida por el 80 por ciento de los trabajadores Simancas: Ahora entramos a los centros con cartilla sanitaria; luego lo haremos con tarjetas de crédito Lo público es de todos La sanidad es de todos. Defiende lo público fue el lema de la pancarta que en la tarde de ayer abría la manifestación convocada, también, por CC. OO. y UGT con el apoyo de