Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 JUEVES 14- -12- -2006 ABC CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Queremos hacer el segundo trasplante de cara del mundo Pedro Cavadas s Experto en cirugía reconstructiva Alba, la primera mujer a la que han trasplantado las manos, evoluciona positivamente s El equipo que realizó esta cirugía pionera se plantea un nuevo reto, afrontar ahora un trasplante de rostro POR LUZ DERQUI FOTO MIKEL PONCE VALENCIA. que están muy controlados. rehabilitación activa. Pero, de momento, no es un movimiento útil para hacer cosas. tervención la realice el mismo equipo, que es el que tiene más experiencia. En ningún país hay más de un grupo que haga trasplantes de mano. En Francia todas las intervenciones se han realizado en Lyon. En Estados Unidos es el centro de Louisville y lo mismo ha pasado en Austria. -Estamos planteándonos iniciar el proceso para solicitar la autorización para hacer un trasplante de cara. ¿De dónde es el paciente y qué lesiones tiene? -No tengo su autorización para dar sus datos, ya que de momento quiere permanecer en el anonimato. De todas formas, será un proceso largo, si con Alba hemos tardado dos años en conseguir autorización para hacer la operación y ya había seis antecedentes; con éste, que será el segundo del mundo, tardaremos mucho más. -Una vez que se regeneren los nervios de las manos trasplantadas, ¿será capaz de hacer cualquier tarea con ellas? -Sí, excepto cosas que requieren una manipulación de gran precisión. En cualquier caso, podrá hacer muchas más cosas que con cualquier prótesis. ¿Cual es el futuro de la cirugía reconstructiva? -La técnica quirúrgica no va a cambiar mucho, el gran avance tendrá que venir por la vía de los tratamientos. Actualmente la gran limitación es farmacológica. Cuando se desarrollen tratamientos con menos efectos secundarios se harán muchísimos más. ¿Qué seguimiento médico deberá tener a partir de ahora? -De momento, todos los días tiene que hacer rehabilitación, y someterse a analíticas todas las semanas; estos análisis después se repetirán cada mes, cada tres meses o cada año. Todas las complicaciones y casi todas las crisis de rechazo se producen durante el primer año. Parece como si a partir de este tiempo el cuerpo se acostumbrara al órgano ¿Cómo es la evolución de Alba? -Muy buena, ya está casi para mandarla a casa. ¿Teme que pueda sentir un rechazo psicológico hacia las nuevas manos? -No. Si una persona está sana psicológicamente antes de la intervención, lo está después. En el mundo sólo ha ocurrido una vez, con el primer paciente de Lyon, pero porque estaba enfermo mentalmente y todo fueron problemas. Alba no sólo ha aceptado sus manos sin problemas y está encantada, sino que incluso hoy ha quedado con el personal del hospital para que le hagan la manicura. -Después de realizar el primer trasplante de manos ¿qué retos se plantea? ¿Cuáles son los riesgos de rechazo? -Seguro que sufrirá alguna crisis en uno o dos meses, ya que el sistema inmune siempre rechaza lo que no es suyo, pero cuando suceda la trataremos y no creo que haya complicaciones. -Con la tecnología actual se puede trasplantar cualquier órgano... ¿dónde está el límite? -El problema es la funcionalidad que se consigue y si compensa los riesgos del tratamiento inmunodepresor que debe seguir el paciente toda la vida. Por ejemplo, en las manos sólo es recomendable trasplantarse cuando la amputación es en el tercio distal. Por encima se puede hacer un trasplante pero el resultado no lo hace aconsejable. ¿Qué tipo de rechazo suele producirse? -De todos los componentes de cualquier órgano, el que más rechazo genera es la piel, y como en el caso de la mano hay mucha extensión se le ha tenido que poner una medicación muy fuerte. Los síntomas son manchas rojas en la piel, pero lo bueno de ser un órgano externo es que en cuanto se produce el rechazo lo podremos tratar prácticamente al momento. -Pero ¿deberá vivir siempre con el riesgo de perder las manos? -No se ha registrado caso alguno en el que se haya tenido que quitar el brazo, sólo dos casos y porque los pacientes dejaron la medicación. Tenemos poca experiencia, ya que en el resto de órganos la mayoría se han perdido a los 20 o 30 años y nadie lleva tanto tiempo con unas manos trasplantadas. ¿Por qué ha costado tan tiempo que se hiciera el trasplante de manos en España? El primero se llevó a cabo en Francia hace ocho años... -Simplemente porque nadie lo había solicitado. ¿Se esperan avances a corto plazo en este campo? -Hay mucho trabajo experimental pero lo difícil es trasladarlos al campo clínico. Aún faltan años para que los avances puedan aplicarse. ¿Cuándo moverá los dedos? -Ya tiene movilidad y ha comenzado la rehabilitación pasiva. En unos días comenzará la ¿Qué efectos secundarios tiene la medicación? -Principalmente el riesgo de infección. La medicación atonta el sistema inmunológico para que no rechace las manos. Lo más habitual son las infecciones llamadas oportunistas y un tipo de tumor que es muy poco frecuente entre la población, pero que aparece con más frecuencia en las personas con trasplante ¿Cuantos casos más tiene en lista de espera? -En estos momentos dos, pero supongo que a partir de ahora habrá más. Más información en: www. reconstructive- surgery. net La técnica quirúrgica no cambiará mucho, el límite está en los tratamientos inmunológicos ¿Los operará su equipo o hay otros cirujanos capacitados para hacer este tipo de trasplante? -No tiene ningún sentido que existan muchos grupos. Es una cuestión de optimizar recursos, ya que se tratan pocos casos y es más lógico que la in- ¿Cuál es el riesgo real de que sufra estos tumores y qué malignidad tienen? -El riesgo está por debajo del 10 y no son nada buenos. Pero la experiencia que hay en personas a las que se han trasplantado las manos, es que no se ha registrado ningún caso. Esto puede ser porque hay pocos y porque llevan poco tiempo, ya que el más antiguo es de hace ocho años, pero también es verdad que el protocolo para este tipo de trasplantes es mucho más estricto que para otros, así que son pacientes Me he especializado en los casos que nadie quiere Con solo 41 años, Pedro Cavadas tiene ya a sus espaldas un largo historial médico. Sus llamativas y arriesgadas intervenciones le han colgado la fama de doctor milagro pero también la de ser el cirujano de los casos desesperados. Reconoce que se ha especializado en ser una papelera de reciclaje. A mí me llegan los casos que no quiere nadie, pero es lo que he elegido Actualmente se encuentra a la espera de operar a un joven parapléjico al que aplicará una técnica desarrollada por el italiano Giorgio Brunelli, aunque esta intervención ha tenido que esperar por el trasplante de manos. La intervención consiste en conducir las vías corticoespinales hasta nervios periféricos que controlan grupos musculares, claves para la marcha. Es decir, hacer una especie de bypass que, a modo de puente, reemplace la conexión desaparecida. De esta manera, se consigue salvar la discontinuidad producida por la lesión, permitiendo a las células neuronales llegar desde el cerebro hasta los músculos, con lo que el paciente se podría mantenerse de pie y andar con bastones.