Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 14- -12- -2006 ABC Tres jóvenes admiran la colección del Museo Reina Sofía Cultura y el mundo del arte pactan un acuerdo para el sector Se está ultimando un texto histórico: el Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneo, que abarca del nombramiento de los directores a la composición de los Patronatos o la estructura de gestión de estas instituciones POR NATIVIDAD PULIDO FOTO: SIGEFREDO MADRID. Lo ocurrido en los últimos años en museos y centros de arte contemporáneo en España ha hecho que el sector se levante en armas. A la insostenible situación del Reina Sofía (filtraciones en todos sus edificios, caos en los almacenes, pérdida de una escultura de Richard Serra de 38 toneladas, un prepotente Plan Museográfico que encendió los ánimos del sector, la redacción de una carta del grueso de los conservadores contra la política de la directora, unas exposiciones que no convencen... se suman otros hechos polémicos en distintos museos. Alicia Chillida anunció su dimisión como directora del Centro Atlántico de Arte Moderno en Las Palmas de Gran Canaria por desavenencias con el consejero de Cultura del Cabildo Insular de Gran Canaria, y su incapacidad para desarrollar con independencia y autonomía los proyectos culturales que había previsto desde su nombramiento. También saltó la noticia de la dimisión de algunos miembros del Comité Asesor del Museo Patio Herreriano de Valladolid por la imposición de acoger una muestra sobre Colón en un museo de arte contemporáneo. Y, recordemos, la polémica que envolvió el nombramiento de un sobrino de Narcís Serra como director del Museo Picasso de Barcelona. La Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España hizo pública su preocupación por el escaso rigor y ambición intelectual en dicha elección. Son sólo unos ejemplos de que el mundo del arte contemporáneo no pasa por sus mejores momentos. El sector ha dicho basta Desde el pasado mes de junio, seis entidades y asociaciones de arte contemporáneo han mantenido reuniones con Carlos Alberdi, director general de Cooperación y Comunicación Cultual del Ministerio de Cultura, para la redacción de un Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneo. Es la primera vez que el Ministerio de Cultura reconoce al sector como tal y también la primera ocasión en que éste se une para elaborar un texto de esta trascendencia. Las asociaciones son: el Instituto de Arte Contemporáneo, que preside Rosina Gómez- Baeza: la Asociación de Directores de Museos y Centros de Arte Contemporáneo de España, que preside Yolanda Romero; la Unión de Asociaciones de Galerías de Arte Contemporáneo, que preside Juan Kreisler; el Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo; el Consejo de Críticos de Arte, que preside Mariano Navarro, y la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales, que preside Sergi Aguilar. Desde junio, se han sucedido varias reuniones, en las que se ha ido modificando el borrador del texto con las distintas aportaciones de una y otra parte. La última reunión tuvo lugar en el Ministerio de Cultura el lunes por la tarde. Allí se discutió el llamado Documento Cero del Sector del Arte Contemporáneo: Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte, al que se hicieron algunas modificaciones. ABC ha podido saber que el Ministerio tiene bastante interés (y prisa) en que se firme dicho documento. De hecho, la ministra tiene la intención de presentarlo la próxima semana a las Comunidades Autónomas. El documento no tiene carácter normativo y sólo supondrá compromisos para aquellas instituciones que lo asuman. Aunque todo parecía indicar que el texto se aprobaría en los próximos días, es posible que la firma del documento se retrase hasta enero, porque aún se está perfilando. Buenas Prácticas Activar un nuevo patrimonio público de la contemporaneidad (videocreación, net. art, software art... Invertir buena parte de los recursos en la producción de nuevas obras de artistas en vías de consolidación. Respeto a los derechos de autor. Fomentar redes de colaboración a escala local, autonómica, estatal e internacional. Programas educativos y de formación. Selección y nombramiento de directores de museos o centros de arte Se cree aconsejable que la selección de un director de museo no sea resultado de una decisión política personal. Tal procedimiento, practicado hasta hoy por casi todas las adminis- traciones públicas, pone al director, y por extensión a la institución museística, en una posición de debilidad Sorprende que Cultura ratifique este punto, cuando la propia ministra tomó la decisión, nada más llegar a su cargo, de destituir al entonces director del Museo Reina Sofía, Juan Manuel Bonet, y fue ella quien, tras algunas negativas, decidió el nombramiento de Ana Martínez de Aguilar. Rectificar, dicen, es de sabios. El documento prevé en estos casos el concurso como sistema de elección de directores. Y para ello establece unas normas básicas. Entre ellas, que en el nombramiento se cuente con el Patronato y la posibilidad de una comisión asesora. Ambas elaborarán una convocatoria y escogerán al candida-