Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 s 12 s 2006 La negociación ETA- Gobierno s La disputa política ESPAÑA 13 Zapatero promete no dar pasos en falso durante el proceso Rajoy acusa al fiscal de pedir las penas en función de la temperatura del diálogo J. L. LORENTE MADRID. El llamado proceso de paz volvió a centrar la sesión de control al Gobierno celebrada ayer en el Congreso, de la mano- -esta vez- -del coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, y- -como suele ser habitual- -del líder de la oposición, Mariano Rajoy. Con una pregunta de última hora (el líder de IU cambió el lunes su interpelación sobre la religión por otra sobre la negaciación con ETA) que no tuvo réplica (lo que llevó a pensar a muchos que podría haber sido pactada con el PSOE) Llamazares dio pie a Zapatero a un pronunciamiento sobre la marcha del proceso, en un momento en que la situación de estancamiento es la más delicada que se ha vivido hasta ahora. No le quepa a usted ninguna duda- -sostuvo Zapatero ante Llamazares- -de que el Gobierno sabrá dar los pasos necesarios en cada momento. Pero esos pasos han de ser firmes, no en falso, para contribuir a ver el objetivo que tanto anhela la sociedad española y en el que está comprometido firmemente el Gobierno: el fin de la violencia, la paz en Euskadi y en el conjunto de España Además, Zapatero pasó de la célebre frase de que el proceso será largo, duro y difícil a subrayar que la tarea necesita tiempo, temple y tenacidad Las tres palabras comienzan con la letra T Con esta respuesta, el jefe del Ejecutivo trató de neutralizar la pregunta que minutos después le hizo Rajoy, también referida a la negociación con ETA. El líder del PP aprovechó la ocasión para instar a Zapatero a volver al pacto antiterro- rista y a no emprender una negociación política con la banda etarra, al tiempo que cargó las tintas contra al fiscal general del Estado, al que acusó de pedir penas en función de la temperatura del proceso de paz Apoyo al fiscal general La pregunta del presidente del PP en el Pleno se centró en el papel de Cándido CondePumplido con la intención de obligar al jefe del Ejecutivo a pronunciarse sobre la actuación de la Fiscalía en los últimos procedimientos judiciales contra ETA. Zapatero no tuvo reparos en contestar que el Gobierno respeta el trabajo de la Fiscalía del Estado y tiene depositada una gran confianza en el fiscal general del que dijo que tiene una trayectoria ejemplar, impecable y brillante al servicio del Estado de Derecho en su condición de magistrado En su turno de réplica, Rajoy advirtió al presidente del Gobierno que con la ley no se juega en función de los intereses de nadie y, por ello, pidió a Zapatero que inste a la Fiscalía a actuar con celo y con la contundencia exigible ante una organización terrorista y a poner los medios para que ETA no coloque a su brazo político en las corporaciones municipales Rajoy, en su duelo de ayer con Zapatero en el Congreso DANIEL G. LÓPEZ