Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 13 de Diciembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.239. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LAS TRES IDEAS DE RAJOY L Elizabeth Bolden escucha a su nieto Jack, de 74 años, en una imagen del 27 de abril de 2005 REUTERS Relevo en el Guinness de la edad Después de ostentar el título de ser la persona más vieja del mundo durante dos años, ha muerto en Estados Unidos Lizzie Bolden a la tierna edad de 116 años y dejando tras sí 450 tataranietos JOSÉ LUIS DE HARO Nacida el 15 de agosto de 1890, en la ciudad de Somerville, en el estado de Tennesse, Bolden consiguió burlar el destino de sus progenitores, que tuvieron que enfrentarse al yugo de la esclavitud. Pese a su avanzada edad y, sobre todo, a su delicada salud, la que fuera reconocida en el libro Guinness de los Récords el 17 de septiembre de 2006 como la persona con más edad del mundo, ha acaparado portadas hasta el último momento. A comienzos de 2005 fue fotografiada para formar parte de dos libros de imágenes, fue portada de la revista Jet en mayo y del Commercial Appeal en junio de ese mismo año. Lizzy fue reconocida como la persona más anciana de Estados Unidos en abril de 2005 tras la muerte de Emma Verona Johnston, que hasta la fecha ostentaba el título. Apenas un año y cuatro meses más tarde, el 27 de agosto 2006 de para ser exactos, Bolden se calzó la corona mundial tras la muerte de María Capovilla, de Ecuador. No se confundan. Lizzy había recibido el honorable título de persona más anciana del mundo el 30 de agosto de 2005, tras el fallecimiento de Hendrikje van Andel. pero el 9 de diciembre de ese mismo año se descubrió que Capovilla la superaba en edad. Como buena contrincante, Elizabeth Bolden esperó estoicamente para recuperar su título mundial. Lizzy nació el mismo año en que Wyoming y Idaho se convirtieron en los estados número 43 y 44 respectivamente en Estados Unidos, en que el presidente Dwight D. Eisenhower vino al mundo o en que el pintor Vincent Van Gogh y el mítico toro sentado pasaron a mejor vida. En 1908, Elizabeth Bolden contrajo matrimonio con Lewis Bolden y su primer hijo, Ezzel, vino al mundo el 21 de septiembre de 1909. Bolden tuvo un total de siete hijos de los cuales sólo dos seguían con vida antes de que ella muriera el pasado lunes. Tras la muerte de Bolden, el puertorriqueño Emiliano Mercado del Toro, de 115 años, es la persona más vieja del planeta, según el Grupo de Investigación Gerontológico que especificó que Del Toro nació el 21 de agosto de 1891. D esde que sufriera un ataque apoplégico en 2004, Elizabeth Lizzie Bolden apenas hablaba aunque disfrutaba de largas siestas en la residencia de ancianos de Memphis, Tennesse, su último hogar. La persona más vieja del mundo, que ostentó dicho título en dos ocasiones, murió el pasado lunes a los 116 años de edad pero su semilla queda impregnada en este mundo con una larga prole en la que se incluyen dos hijos aún con vida, 40 nietos, 75 bisnietos y más de 450 tataranietos. as propuestas que Rajoy le ha lanzado a Zapatero me recuerdan lo que le sucedió a mi hermana Beatriz en un examen de Filosofía del Derecho. En una de las preguntas, se pedía a los alumnos que hablaran sobre Aristóteles. Nada, lo que se dice tres ideas aclaró el profesor. Uno de los examinandos se dirigió entonces por lo bajini a mi hermana para que le soplase cuáles eran esas tres ideas. Fue inútil explicarle que el filósofo tuvo unas cuantas, y que se trataba de exponer las fundamentales. Pero así hay mucha gente: tan elemental como mi querido Watson. Rajoy, a semejanza de Aristóteles, y salvando las distancias, tiene seguramente más de tres ideas sobre lo que el Gobierno y la Oposición podrían y deberían hacer para mejorar la salud del Estado, que anda quebrada y a merced de los virus más oportunistas, pero se las deja a Zapatero en tres: la unidad frente a ETA, por aquello de probar a quitarnos esta cruz de la banda; una definición conjunta de lo que debería ser nuestra nación, para que esto de las autonomías no se nos convierta en una película de banderas, y el consenso sobre la Historia de España, que va camino de parecerse a la televisión, con casi más canales que personas. Sugiero, modestamente, añadir un cuarto convenio sobre política internacional. No puede un país, si pretende gozar de credibilidad, apoyar el lunes a Bush y el martes a Chávez, o jugar a las tropas de quita y pon. Yo, que en amores no soy ligera, espero de mis representantes que pacten al menos quiénes son, para bien y para mal, nuestros aliados. No son muchas ideas, pero son importantes. Y hace mal Zapatero en volverles la espalda.