Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 13- -12- -2006 ABC Cuando veo a animales de bellota hablar sobre memoria histórica, pienso: ¿En qué manos estamos? Arturo Pérez- Reverte presenta Corsarios de Levante sexta entrega de las aventuras de un Alatriste cruel y tierno, que hoy sería un marginado total dice ANTONIO ASTORGA MADRID. Anda suelto un lector de Alatriste que amenaza con tomar represalias físicas si Arturo Pérez- Reverte no sigue escribiendo las aventuras del capitán pendenciero, pero fieramente humano, del siglo XVII. Son friquis, aunque existen lectores muy aficionados a Alatriste, que es un privilegio concede un escritor de mirada fieramente humana. El plan original eran cinco o seis Alatristes, pero el padre de la criatura guarda en su recámara más balas, para tranquilidad de ese apasionado lector. Cada Alatriste describe el Imperio español del siglo XVII. Esta vez le tocaba al Mediterráneo, espacio cruel, cambiante, peligroso, de esclavos, puertos y galeras, de piratas turcos y berberiscos, de mestizos y razas mezcladas, desde el que España dominaba Sicilia y Nápoles, la gran base de la OTAN de la época explica Pérez- Reverte al hablar de su libro, aunque los periodistas le tiraron al académico de la lengua para que opinara sobre la memoria histórica y el proyecto Zapatero. ¡Cómo gente sin haber leído un libro, sin saber quién fue el Cid, ni conocer la Guerra Civil o la República se atreve a trazar líneas divisorias! Es un error mirar nuestro pasado con ojos políticamente correctos. El mundo ha cambiado En Alatriste quería mostrar la anarquía de ser español. Fuimos malos, pero tan malos como otros Son políticos incultos ¿Memoria histórica? No sé de qué me están hablando- -sacó su arcabuz Pérez- Reverte- Son políticos incultos. El problema de España, para cuestiones como la Guerra Civil, para Flandes, para todo, es que es muy frecuente ver a analfabetos hablando de memoria histórica. Es terrible ver cómo gente sin la menor memoria, sin la menor cultura, ni la menor historia, que carece de los más elementales conocimientos históricos fundamentales para la política- -y hablo de todos los partidos- -se atreve a entrar como elefante en una cacharrería en cuestiones tan delicadas para las que hace falta mucha cultu- Arturo Pérez- Reverte, en la presentación ayer de su nuevo Alatriste: Corsarios de Levante SIGEFREDO ra, conocimiento y lucidez Y remató con su arcabuz Pérez- Reverte: Cuando veo a animales de bellota, con corbata fosforito o con la que sea, hablando de memoria histórica, me doy cuenta y me pregunto en manos de quiénes estamos: ¿En qué manos estamos? El problema es la osadía. ¡Cómo gente sin haber leído un libro, sin saber quién fue El Cid, sin conocer la Guerra Civil o la República se atreve a trazar líneas divisorias! La incultura es muy osada y atrevida Las plazas del Norte de África, el Nápoles de los españoles y el Mar Egeo y la costa turca son los escenarios en los que transcurre el sexto Alatriste, Corsarios de Levante (Alfaguara) Pérez- Reverte rescata el lenguaje de las germanías y la jerga soldadesca, respetando que el aroma de los clásicos fuera perceptible Matar y mo-