Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID MIÉRCOLES 13 s 12 s 2006 ABC Miles de viajeros, afectados por un accidente en Cercanías Un camión cayó desde la A- 4 a la vía del tren, destrozó la catenaria y afectó a 10 capitales y más de un centenar de trenes MARIO DÍAZ MADRID. Miles de viajeros de Renfe de diez capitales de provincia del sur y sureste del país, incluida Madrid, se vieron ayer afectados por la rotura de una vía ferroviaria entre Valdemoro y Pinto (C- 3) tras el accidente de un camión, lo que causó diversos retrasos. Fuentes de la compañía afirmaron que nunca se había producido una incidencia de este nivel aunque no detallaron ni los tiempos de espera ni el número de trenes o viajeros afectados. Más de un centenar de trenes de Cercanías, media y larga distancia, al menos, sufrieron demoras durante toda la tarde y noche de ayer. Renfe habilitó más de una veintena de autobuses para salvar la brecha en el servicio provocada por el accidente y comunicar a los viajeros con otras estaciones para seguir su camino. Desde antes de las 16.00 horas de la tarde y hasta medianoche no se pudo restablecer el funcionamiento de una de las vías, mientras que la otra entró en servicio en torno a las 2.00 de la madrugada de hoy, explicó la compañía. Alguna vez se había producido alguna incidencia, pero no de este nivel, con un camión que secciona una catenaria, con su carga volcada, y en un punto tan clave que comunica todo el levante y el sureste valoraron, destacando la capacidad de reacción de la compañía para evitar la sensación de caos y no hacer que los viajeros perdieran tiempos escandalosos Todo comenzó antes de las 16.00 horas, cuando un camión cargado de arena que circulaba por la carretera de Andalucía (A- 4) se salió de la vía en el kilómetro 23, entre Pinto y Valdemoro, por causas que aún se desconocen y con el único balance personal de las heridas leves que sufrió su conductor. El camión cayó sobre la vía de la línea que cubre el trayecto entre las estaciones de Atocha y Aranjuez, vía también clave en la comunicación con el sur y el sureste español, uniendo la capital con Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada (líneas de larga distancia) y Ciudad Real, Jaén, Cuenca y Albacete (media) A partir de ese mismo momento comenzaron los retrasos. Hasta 26 conexiones entre Madrid y Ciudad Real, ida y vuelta, estaban ayer previstas a partir de esa hora. Otras 25 entre la capital y Albacete, 15 más con Valencia, 9 con Alicante... Todas las líneas sufren retrasos, algunas están bloqueadas hasta que salgan las que tenían que circular antes explicaban en el teléfono de información al viajero, informándoles de que podían posponer su viaje o canjear el billete. Decenas de viajes de Cercanías (C- 3) también se vieron afectados. La veintena de autobuses contratados por Renfe se esforzaron en salvar la paralización Nunca se había producido una incidencia de este nivel en un punto tan clave dijo Renfe El camión cayó sobre la vía de la línea C- 3, clave para comunicar Madrid con el levante y el sureste del país El camión se saltó la vía y seccionó la catenaria de la vía del servicio entre Valdemoro y Pinto para conectar con las vías de otras localidades. Aranjuez, Ciempozuelos o Valdemoro fueron recibiendo autocares desde Atocha, Chamartín o des- Comunidad de el propio Pinto, según fueran viajeros de Cercanías o que se dirigían hasta otros puntos de España. En unos días se conocerá el número de devoluciones y reclamaciones. Demasiado caos y muy pocos autobuses A falta de vías, Renfe optó ayer por la carretera. Algunos viajeros esperaron casi dos horas de pie para que un autobús les llevase, de una vez, a su destino C. ALONSO MADRID. Parecía que esas treinta personas con maletas que ayer hacían cola a las puertas de Atocha acababan de llegar a Madrid y estaban a la espera de un taxi, pero no. En realidad llevaban horas intentando salir de la ciudad. Entendemos que la culpa no es de Renfe, ha sido un accidente, pero no nos pueden tener así, yo me he tirado esta tarde hora y media de pie esperando un autobús aquí fuera comentaba Alfonso, quien se disponía a meter su maleta en el autocar recién llegado y que le llevaría de la estación de Atocha a la de Aranjuez Y de ahí, rumbo a Alicante. Veremos a ver a qué hora llegamos... añadía mientras miraba su reloj. Las nueve y media de la noche. Marisa estaba ayer indignadísima Tenía en Alicante una entrevista de trabajo... les he explicado lo que ha ocurrido, pero está claro que ese trabajo ya no lo consigo, ¿quién me lo devuelve? ¿Renfe? Como mucho me darán un billete gratis. No se puede jugar así con la vida de las personas desahogaba. Varios viajeros suben a uno de los autobuses dispuestos por Renfe Mientras unos partían, otros llegaban. Como Julián, quien pisaba la entrada de la estación madrileña visiblemente cansado. Mucho caos, demasiada gente y muy pocos autobuses. Voy a intentar a toda costa que me devuelvan el billete, pero ya se sabe cómo funciona esto aseguraba. Había llegado de Alicante con hora y media de retraso. Todo va bien, la gente está llegando puntualmente y la co- FRANCISCO SECO Llueve sobre mojado Ha habido mucho jaleo y muchas broncas, la gente está cansada de tanto retrasos. Llueve sobre mojado reconocía a ABC un trabajador de Atocha. ordinación funciona a la perfección sostenía, por su parte, un técnico de Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) Varios afectados, a sus espaldas, no daban crédito a lo que oían.