Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 s 12 s 2006 INTERNACIONAL 45 Lapsus de Olmert o velada amenaza nuclear a Irán En unas declaraciones a una televisión el primer ministro israelí aceptó de forma tácita la posesión de armas atómicas LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. ¿Un desliz o un deliberado ejercicio de disuasión para hacer frente a la perspectiva de un Irán nuclear? Las declaraciones del primer ministro hebreo, Ehud Olmert, a una televisión alemana emitidas el lunes, en las que sugería que su país posee bombas atómicas, ha desatado un estridente debate político entre quienes acusan al mandatario de haber roto 50 años de ambigüedad oficial con respecto a la tenencia de armamento nuclear y quienes reclaman que, como hicieran en su momento Pakistán o India, se revele de una vez por todas el secreto más sagrado de Israel mediante un test nuclear. Un secreto que, según los investigadores del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres (IIES) se estima en la disposición de unas 150 ojivas nucleares, aunque otras fuentes manejan la cifra de hasta 400 artefactos atómicos almacenados en los laberínticos túneles subterráneos próximos al reactor de Simona, situado en el desierto del Néguev, nunca reconocidos. Entre otros, para impedir comprometer el apoyo económico de Estados Unidos- -que prohíbe financiar países con armas de destrucción masiva- -y evitar una escalada armamentística en la región. La insistencia de Olmert repitiendo ayer hasta tres veces en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, que Israel no será el primer país en introducir armas nucleares en Oriente Medio no conseguía aplacar la polémica del mensaje televisado. En el que, horas antes, había indicado en respuesta a una pregunta sobre los planes de Teherán que Israel es una democracia y no amenaza a nadie Irán, en cambio, abierta, explícita y públicamente amenaza con borrar a Israel del mapa ¿Se puede comparar entonces que (Irán) aspire a tener armas atómicas con Estados Unidos, Francia, Israel o Rusia? Y Olmert, que en su matización no llegó nunca a negar con claridad que su país posea bombas nucleares, no convencía también habida cuenta de que, hace sólo cinco días, el nuevo secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, rompía el tabú al incluir al Estado judío entre los países que disponen de arsenal atómico durante un discurso que ofreció ante la comisión de las fuerzas armadas del Senado norteamericano. Desde el Likud, el diputado derechista Yuba Steinitz reclamaba ayer la dimisión inmediata de Olmert por su lapsus linguae mientras que su colega Silvan Shalom, ex titular de Asuntos Exteriores, acusaba al primer ministro de causar un gran daño a Israel en medio del actual asalto (diplomá- tico) contra los intentos de Irán de tener una bomba nuclear Hasta el espía Mordechai Vanunu, condenado a 18 años de cárcel por revelar en 1986 a un diario británico las actividades nucleares milita- res de Israel, terciaba en el debate advirtiendo que Olmert ha dicho lo que todo el mundo sabe Y sentenciaba que ha llegado el momento de reconocer que la política de la mentira no puede continuar