Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 13- -12- -2006 ABC ESPAÑA www. abc. es Argelia abronca a Zapatero por su alianza con Rabat frente al Polisario Fracasa la cumbre de Argel y se deterioran unas relaciones vitales por el gas, la inmigración y el islamismo s Zapatero elude a la prensa, hecho inédito en una cumbre LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL ARGEL. La cumbre- exprés que Rodríguez Zapatero mantuvo ayer con Abdelaziz Buteflika en Argel terminó con un llamativo fracaso que constata la degradación de las relaciones España- Argelia desde que el presidente llegara a la Moncloa. Unas relacioens que se antojan vitales para España (gas, inmigración, terrorismo islamista) y para el equilibrio geopolítico en el sur del Mediterráneo, donde concurren intereses españoles, franceses, marroquíes, argelinos e incluso de Estados Unidos. El fracaso de la cumbre deja incluso en el aire y sin fecha la simbólica visita de Sus Majestades a Argelia, prevista en principio para febrero, lo que debería ser el sello de unas relaciones privilegiadas que ahora han dejado de serlo. Para no enfrentarse a interrogantes incómodos, el jefe del Ejecutivo, en una actuación sin precedentes en una cumbre de este tipo, abandonó Argel sin responder a las preguntas de los periodistas, quienes, pese a sus reiteradas protestas a los responsables de la Secretaría de Estado de Comunicación, sólo recibieron una breve declaración protocolaria y el texto de un comunicado conjunto con escasas concreciones. El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, que vio cómo, tras estallar la crisis entre Madrid y Rabat en los últimos años del mandato del PP, el Gobierno de José María Aznar se volcó con Argelia, se muestra reticente y abiertamente desconfiado ante el acercamiento que ahora protagoniza desesperadamente Zapatero, tras percibir la dependencia energética de España. Este gesto forzado molesta en Argel. Después de una serie de reuniones sectoriales encabezadas por los ministros de Asuntos Exteriores, Interior, Justicia e Industria de los dos países, Zapatero y Buteflika, que estuvieron conversando por espacio de cerca de dos horas, presidieron la sesión plenaria, con todos los miembros de las El gran silencio Para evitar responder a preguntas espinosas sobre las malas relaciones con Argelia Zapatero optó por no comparecer en rueda de prensa. Rubalcaba hizo lo mismo tras lograr que las cámaras recogieran una declaración sobre la operación anti islamista de Ceuta. En los primeros programas de la Secretaría de Estado de Comunicación figuraba una conferencia de prensa de Zapatero junto a un silente Buteflika. Ese es el formato que se utilizó en Argel hace dos años, cuando Zapatero dio por muerto el Plan Baker sobre el Sahara. delegaciones y se firmó una declaración conjunta y un convenio bilateral de extradición. Paisaje idílico A continuación, Buteflika invitó a Rodríguez Zapatero a salir al exterior del Palacio, donde esperaban los periodistas. Como suele ser habitual, el presidente argelino no realiza declaraciones y permanece inmóvil junto a su invitado mientras éste las hace. El jefe del Ejecutivo español, en una intervención de breves minutos, al término de la cual se marchó, presentó un paisaje idílico de las relaciones bilaterales. Recurrió a frases hechas y lugares comunes, entre otros que España y Argelia son dos países amigos, con una gran proximidad geográfica En cuanto al Sahara, Zapatero aseguró que se profundi- Argel no perdona La Reunión de Alto Nivel hispano- argelina se saldó con un gran fracaso porque las autoridades argelinas no perdonan a José Luis Rodríguez Zapatero que nada más llegar a la Moncloa decidiera apostar claramente por un buen entendimiento con Marruecos, siempre incierto, en detrimento de las relaciones con Argelia. Un rosario de despropósitos en el exterior Quizás no haya un área en el Gobierno socialista que haya resultado más perjudicial para los intereses del Estado que la política exterior. Desde su llegada a la Moncloa, Zapatero no ha dejado de cosechar fracasos, de mayor o menor porte, pero que han terminado por repercutir en la imagen y solvencia de España en el tablero internacional. Sólo en los últimos meses y por orden cronológico inverso cabe citar: no se trajo de Senegal el memorándum de inmigración que pretendía; organizó una visita de Teodoro Obiang que comenzó con el insólito plante de las Cortes al visitante y que concluyó con los insultos del dictador guineano a los periodistas y los políticos españoles; aún no hay fecha para su visita a Marruecos, aplazada desde septiembre sin causa justificada, ni para la cumbre bilateral, perdida ad calendas graecas; también sufre retraso la visita de Condoleezza Rice a España, prevista para otoño y desplazada en el tiempo al primer trimestre de 2007; rifirrafe público- -con bronca aneja- -con el ministro del Interior francés, Nicolas Sarkozy, a cuenta de la política de inmigración de España, rechazada de forma global por la mayoría de la UE; incumplimiento del contrato de venta de aviones a Venezuela; enfrentamiento con el Gobierno y la comunidad judía por la guerra del Líbano... Y atrás queda el llamar fracasada a Merkel, el apostar por Kerry en vez de por Bush, el acusar al Gobierno de España de apoyar golpes de Estado en el exterior, el dar plantón al primer ministro polaco y confundir su nombre en la nota informativa... zó en las claves para buscar una solución al problema sobre dos principios básicos: el acuerdo entre las partes y el respeto a la legalidad internacional Es decir, una aportación nula sobre el fondo de un problema vital para los intereses de España en la zona. Sólo media hora más tarde, durante el almuerzo que ofreció a la delegación española, Buteflika echó públicamente en cara al Gobierno español la actitud que, en la práctica, ha mantenido en relación con el Sahara. Esta política es catalogada desde Argel como muy tibia, cuando no excesivamente inclinada hacia las tesis marroquíes, en detrimento del Frente Polisario. Buteflika dijo textualmente: Desearíamos que España se comprometiera de manera más firme a inducir al Reino de Marruecos y al Frente Polisario a aceptar poner a punto las modalidades de un referéndum de autodeterminación libre y normal, que permita la expresión de la voluntad soberana del pueblo de Sahara Occidental, conforme a la legalidad internacional Y subrayó: España no puede quedarse indiferente ante la suerte actual del pueblo saharaui, que ustedes colonizaron desde 1885 hasta 1975 La declaración conjunta habla de que las reuniones se celebraron en un excelente clima de amistad pero, lejos de calificar las relaciones de magníficas, afirma que existe la voluntad de comenzar una nueva etapa hacia el establecimiento de una relación de amistad, de confianza y de partenariado económico privilegiado Igualmente se espera que a ello contribuya la próxima visita de los Reyes a Argelia sin concretar fecha, aunque, según algunas fuentes, podría ser en marzo o mayo. El propio Zapatero, en el brindis del almuerzo, manifestó su deseo de que esa visita contribuirá a dar una mayor visibilidad al carácter privilegiado de muestra relación En el texto se indica vagamente que las dos partes han decidido instaurar un partenariado para facilitar las conexiones estratégicas de la energía y se anima a las empresas españolas a participar en los procesos de privatización en Argelia. En el campo de la seguri- dad, las negociaciones para suscribir un acuerdo que incluya la cooperación operativa y para la formación de fuerzas policiales en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada quedaron paradas, debido a la negativa de Argelia a continuar por ahora con ese plan. Sí se firmó un convenio de extradición que, por el momento, parece que puede beneficiar más a Argelia que a España, porque, según la prensa argelina, hay unas setenta personas presas en nuestro país que son reclamadas por las autoridades argelinas.