Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 s 12 s 2006 CIENCIAyFUTURO 85 El parásito de la malaria tiene 47.000 variaciones genéticas, más del doble de lo que se creía Un equipo internacional crea el mapa de la diversidad genética del P. falciparum -Es una herramienta crucial para entender la propagación de la enfermedad N. R. C. MADRID. Por primera vez un equipo de investigación internacional ha conseguido crear un mapa que refleja la diversidad genética del Plasmodium falciparum el más mortal de los cuatro parásitos que causan la malaria en humanos. Un patógeno que se cobra una víctima mortal cada 30 segundos, la mayoría niños. Este mapa se puede convertir en una herramienta crucial para que los investigadores conozcan la evolución de la epidemia, comprendan por qué el parásito resiste los tratamientos actuales y las defensas naturales del organismo. Y, en definitiva, para combatir mejor la epidemia. Hace cuatro años se descifró el código genético de este parásito. Pero lo que hoy se detalla en la revista Nature Genetics son las diferencias genéticas entre los Plasmodium falciparum diseminados por el planeta. El nuevo mapa muestra un catálogo inicial de casi 47.000 diferencias genéticas entre las muestras recopiladas a lo largo del mundo. En la investigación han participado científicos de la Escuela de Salud Pública y el Instituto MIT, ambos de la Universidad de Harvard (EE. UU. con la colaboración de la Universidad Cheikh Anta Diop, de Senegal. La malaria es una de las grandes amenazas para la salud humana y lo es, en parte, por los cambios genéticos que se producen en el parásito. Para dibujar el mapa, los investigadores compararon las secuencias de ADN de más de 50 diferentes muestras de P. falciparum de diferentes zonas geográficas con el genoma del parásito secuenciado en 2002. Encontraron una gran variación, 47.000 polimorfismos o diferencias généticas específicas, más del doble de lo esperable. Y no son las únicas. El mapa de la diversidad genética del parásito de la malaria deberá completarse. Es, de momento, el punto de partida para identificar genes que son esenciales en la propagación de la plaga. Un gran rompecabezas El código genético del parásito de la malaria y del mosquito que la transmite se descifró en 2002 tras seis años trabajo. El consorcio internacional de científicos que lo logró aseguró que fue más difícil que secuenciar el genoma humano. Era como un enorme rompecabezas con infinidad de piezas que no siempre se ajustaban. Con menos de 5.300 genes, el genoma es uno de los más pequeños. La información genética es vital para desarrollar vacunas de ADN eficaces. Resistencia a fármacos Conocer la diferente evolución entre los parásitos también favorecerá la búsqueda de los genes responsables de la resistencia a los fármacos. Es- te es el mayor osbstáculo para controlar la expansión de la malaria. En uno de los tres estudios que hoy se publican en Nature Genetics se muestran dos zonas del genoma del parásito que están estrechamente relacionadas con la resistencia a dos de los fármacos actuales: la cloroquina y la pirimetamina. El mapa también ha permitido definir los paisajes genéticos de las diferentes poblaciones de parásitos. Se encontró una gran disparidad entre las muestras obtenidas en África, respecto a las de América y Asia. Más información en: www. plasmodb. org El mosquito que transmite el parásito de la malaria AP